Páginas

martes, 21 de abril de 2009

POR LA GRACIA DEL ESPÍRITU SANTO.


Para los días 18, 19, 20 y 21 de junio preparamos un Cursillo de Cristiandad. Un Cursillo de Cristiandad es una vivencia y convivencia de lo fundamental cristiano vivido en un marco de encuentro serio y profundo consigo mismo, con los hermanos y, fundamentalmente con JESÚS. El Cursillo es una oportunidad para, plantearte nacer de nuevo a un hombre nuevo, abandonando el hombre viejo que estaba instalado en ti. Ó, en otro caso, para renacer de nuevo a un hombre más nuevo que camina hacia la plenitud transformadora en CRISTO JESÚS.

Como vivencia que es, es algo que difícilmente se puede expresar, porque cada uno tendrá su propia experiencia, pero desde el sentimiento de anhelo y deseo que el hombre tiene de alcanzar la felicidad, el Cursillo te abre el corazón a dar un cambio profundo en tu vida y a lanzarte sin titubeos hacia el Ideal que hará de ti un hombre feliz, pleno y lleno de motivaciones y sentido, para recorrer el camino de la vida hacia la meta, que tanto deseas y que todos deseamos: la felicidad.

Es una proclamación jubilosa del kerigma, que alcanza su grandeza en el convivir y compartir como hermanos, y en el esfuerzo de hacer vida lo proclamado. Es el testimonio de seglares y sacerdotes que proclaman como centro de su vida a CRISTO JESÚS, y que transmiten su gozo contenido en el peregrinar de sus vidas ,ya sea alegría o tristeza; ya sea momentos de gozo o de sufrimiento y dolor. Porque todo lo ponen en la esperanza de saberse salvados y resucitados en CRISTO JESÚS.

Es una proclamación de tomar conciencia que nada nos puede, ni siquiera la muerte, porque ¡CRISTO ha resucitado, aleluya, aleluya! Es el estar convencido que CRISTO y yo mayoría aplastante y nada, ni nadie nos puede vencer. Es comprobar que JESÚS está vivo y se hace presente junto a ti, y en medio de nosotros. Es experimentar que la muerte es la hora más grande que tenemos en nuestra vida, porque en esos momentos estamos convocando la entrevista más grande que una persona puede desear y por lo que has luchado toda tu vida, hayas sido consciente o no.

Es el canto jubiloso de sabernos hermanos, iguales, queridos, respetados, honrados, apreciados, tenidos en cuenta, valorados, dignificados y, en una palabra, amados. Es la exaltación de un encuentro feliz que difícilmente se podrá olvidar. Es un camino dentro de los caminos, que no excluye, sino integra y completa a otros muchos encuentros que nos acercan a JESÚS de Nazaret. Y el vivir exultante de COLORES.

Pero, toda esa dicha y esperanza que se nos abre gratuitamente, no puede realizarse sin la Gracia y la acción del ESPÍRITU SANTO, QUIÉN, si le dejamos, hará maravillas en nosotros como hizo en María, concibiendo a JESÚS en su vientre; como hizo con JESÚS, en el Jordán y a través de su vida pública hasta el Calvario; como hizo y hace con cada uno que le abra su corazón. ¡Qué sera capaz de hacer el ESPÍRITU SANTO si le abrimos nuestro corazón y le dejamos hacer!




Y la Gracia de DIOS no se consigue sin oraciones. Ese es el centro y motivo fundamental de mi llamada: NECESITAMOS ORACIONES, de eso saben mucho los que han tenido la dicha de vivir un Cursillo. ORACIONES que se ofrezcan y se entreguen en la propia vida por los frutos de todos los que participamos en el Cursillo, tanto los que los proclamamos, como los que reciben la Palabra proclamada, así como los componentes de todos los servicios que el Cursillo demanda: cocina, limpieza, transportes, material, acogida...etc.

Por eso, desde aquí ruego, invito, suplico y pido ORACIONES a todos mis amigos y creyentes, también los que no lo sean, para que la eficacia del Cursillo sea la que todos deseamos. Sé que Mundy (cursillista) se ha ofrecido y me uno a él y le doy las gracias; también Claudio Ifran del blog Munaysonqo, Hermano del Sagrado Corazón de Carlos de Foucauld, me ha ofrecido las oraciones de su comunidad y espero que Ricardo del blog rgr, mi gran amigo en la fe, eligelavida, Gizatar, Dasgretchen, Hilda, Marisela, Adrisol, Mary, a la que aprovecho para darle la bienvenida por su inminente regreso a casa con su hija Natalia, ya bastante recuperada, y por la que seguiremos rezando. A mi amigo ICUE que conozco desde casi el principio que empecé en este mundo del blog; quisiera también involucrar a Armando Vallejo, Javier, Bartolomé, Tere, Cecilia, Padre +Efrén, Luis y Angélica, buenos amigos venezolanos, Cesar y Laura, Ramón Antonio, del Guardián católico, Jorge Cordero y Martín Tantalean, los buenos amigos de provida; el sacerdote Jaime Fuentes, Angélica, mi querida amiga chilena, Alter Ego, el equipo misionero claretiano, Marylua y sus amigos, y otros que por olvido no puedo recordar, derramen sus oraciones en suplicas al PADRE, para que el Cursillo de los frutos apetecidos.


Abro también la llamada para todos los lugares de la Cristiandad y, de forma especial, para los hermanos de Las Palmas, Tenerife, Fuerteventura, La Palma, Hierro y Gomera. También los Secretariados de la Península y el mundo en general, porque Cursillos está por todo el mundo. Y, también, particularmente para toda la comunidad bloguera de todas partes del mundo.

Que nadie se sienta olvidado, pues cuando se me ocurrió convocarlos personalmente por sus nombres, no pensé que fueran tantos, ¡son unos cuantos! y se me hace grande la lista, pero no olvido a nadie, sino que no puedo retener a todos. Que sepan que mis oraciones son para los que no habré citado y que en mi corazón hay un recuerdo lleno de aprecio, respeto y admiración.

Y, lo mejor, es que ante tanta recomendaciones, a nuestro PADRE DIOS no le quedará más remedio que volcar toda su Gracia en nosotros, siervos inútiles, para que con nuestro pequeño esfuerzo, que tenemos que ponerlo, pero fundamentalmente por la gracia de DIOS, su Palabra llegue clara, testimoniada y vivida al corazón de nuestros hermanos, y nuestra Iglesia sea cada día más grande y numerosa.

Las oraciones y sacrificios y todo lo que ofrezcan y hagan pueden enviarlo a esta dirección: Parroquia San Ginés, c/ Plaza de las Palmas, 1 - 35500 Arrecife de Lanzarote - Provincia de Las Palmas. Durante el Cursillo las leeremos como testimonio de la Comunidad orante.

Sólo me queda desearles un fuerte abrazo a todos, con más fuerza por los que me haya olvidado en CRISTO JESÚS.


viernes, 3 de abril de 2009

La demagogia es una forma más de mentir.


Tergiversar las palabras; sacarlas de su contexto y aplicarlas a otros; relativizar sus significados y hacer un sin fin de cambalaches para esconder la verdad, que grita y clama justicia, es una forma más elegante, escondida, disimulada, de camuflar la verdad, pero no por eso deja de ser mentira y engaño. Y en eso, los detractores de la verdad y amantes, no de mentir, sino de estar dispuesto a lo que sea por conseguir sus intereses, se prestan prestos a hacer demagogia para esconder la verdad.

Siempre ha habido y hay personas que, por miedo a perder su acomodación, su sentirse bien instalados, su movimiento de cambio a la igualdad, al despojo de la abundancia, al sentimiento de lo inseguro, a situarse como el pajarillo que cada día busca su sustento, a los inesperados acontecimientos que la vida les presentan, que les da miedo, que les angustian, esconden la Verdad o la aligeran convirtiéndola en lo que hoy todos convergen en llamar "conceptos light".

Palabra que significa ligero, adulterado, descafeinado, no puro, no tan natural, no tan autentico, sino ligeramente más suave y adaptado a nuestra naturaleza débil y acomodada. Concepto que nos hace la vida más fácil, más llevadera, más a nuestras apetencias y caprichos. Palabra que encierra el valor de conseguir lo que se quiere con el mínimo esfuerzo.

Tan es así, que casi sin moverte puedes adelgazar; casi sin moverte, puedes tener un cuerpo atractivo y deseado; casi sin esfuerzo, puedes aprender inglés o cualquier idioma; casi sin disciplinarte, ni molestarte, ni cambiar nada de tu vida cómoda y placentera, puedes ser feliz y ser una persona desprendida y generosa. incluso, sin dejar de pensar en ti y buscarte sólo a ti, puedes amar a los demás. Ni comentar el tufo a falso e hipocrita que trae en su contenido y realidad este mensaje.

Detrás de las palabras, hay que hacer el esfuerzo de buscar la Verdad, porque según como sean empleadas, pueden traer un camino u otro. Nunca debemos olvidar que ellas, las palabras, son el instrumento con el cuál nos comunicamos, y dependiendo de esa comunicación, podemos interpretar uno u otro significado, y en consecuencia elegir este o aquel camino. De ahí la importancia de conocer, tanto a quien dice verdad, como a AQUEL del QUIÉN procede la Única y auténtica Verdad.



Sirva como ejemplo este artículo que la prestigiosa revista The Lancet, su prestigio debe quedar entre dicho, pues nadie que no defienda la verdad puede tener autoridad ni prestigio verdadero, trata de hacer en defensa de algo, como es el preservativo, que al cien por cien de su eficacia no puede garantizar una seguridad total. Puede tener el prestigio que da el poder, el dinero, la fuerza, pero no la fuerza de la Verdad que realmente nos hace libre.

La prestigiosa revista The Lancet haciéndose eco de las afirmaciones hechas por el Santo Padre sobre el uso del preservativo en relación al SIDA , en la entrevista que los periodistas le hicieron durante el vuelo que los llevaba a África, y de las reacciones de diversos entes , presenta una dura crítica a estas afirmaciones.

La intervención de una prestigiosa revista científica en este tema reviste una especial importancia porque se presupone que se trata de un ente ideológicamente neutro y comprometido solamente con la verdad científica. El contenido de la media página editorial que aborda el asunto desdice totalmente de este carácter científico.

El título que preside la crítica (Redemption for the Pope?) indica ya lo lejos que nos encontramos del horizonte del rigor científico pretendido. La crítica de la revista se refiere al efecto desastroso que las afirmaciones contrarias a la verdad científica, hechas por una autoridad, pueden tener sobre las personas. The Lancet da por sentado que la afirmación del Santo Padre contradice la verdad científica con la intención de promover la doctrina católica.



La pregunta que nos hacemos es si realmente el Santo Padre ha hecho una afirmación que contradice la verdad científica. El Papa afirma que el uso de los preservativos incrementa el problema del SIDA y los datos científicos indican que el riesgo de contagio disminuye con su uso. ¿Hay contradicción entre estas dos afirmaciones?

Aparentemente sí pero no es así como trataremos de evidenciar con rigor científico. Que la principal forma de transmisión del virus son las relaciones sexuales es un dato científico que conocemos desde hace muchos años. Que el preservativo disminuye (no anula) el riesgo de contagio en las relaciones sexuales es también un dato científico.

Que la abstinencia y la fidelidad anulan 100% el riesgo de contagio a través de las relaciones sexuales es un dato evidente. Cuando no se quieren usar esos medios básicos, los únicos 100% eficaces, el riesgo de transmisión de la enfermedad deja de ser cero y la enfermedad se transmite en una medida mayor o menor, según la eficacia de los demás medios utilizados, pues ninguno cuenta con el 100% de eficacia.

The Lancet recoge la declaración de algunos organismos internacionales sobre la efectividad del preservativo en la prevención de la transmisión sexual del SIDA. Esta declaración señala que se trata de la más eficiente tecnología disponible para prevenir la transmisión del virus. La declaración tiene razón pero conviene aclarar que más eficiente no significa 100% de eficacia y que existen otros medios, fuera de la tecnología, que tienen una eficacia del 100%.



Cuando el Papa declara que el uso del preservativo contribuye a la difusión de la enfermedad no está negando su relativa eficacia en la prevención del contagio dentro de las relaciones sexuales sino haciendo referencia al efecto promotor de la promiscuidad sexual que tiene el fomento de su uso. Este efecto contribuye a que la población pase por alto el uso de los medios realmente seguros como son la abstinencia y la fidelidad y, en este sentido, la difusión del preservativo, como presunto medio seguro para controlar la difusión de la enfermedad, contribuye a que se den las condiciones de una mayor difusión de la misma.

Las palabras del Papa y los consejos de la Iglesia con relación a este asunto están perfectamente de acuerdo con la ciencia y la realidad considerada en su conjunto. Las preguntas que hacemos a The Lancet son: ¿qué sustento científico tiene el fomento del uso del preservativo en la lucha contra el SIDA y el no fomentar con mayor intensidad los medios 100% seguros para frenar su difusión? ¿A quién corresponde retractarse o corregir?

Y ahora yo añado algo que leí, y que me parece muy ejemplarizante, para traer en este momento donde la verdad se quiere ocultar y adulterar, no dándole importancia, porque priman los intereses económicos ante que la vida y sufrimientos de las personas.

El ejemplo es el siguiente: pongamos 20 vasos de agua sobre la mesa; en uno de ellos añadamos un insecticida mortal que haga efecto inmediato; el porcentaje de probabilidades es de un 5%, muy bajo para darle importancia, ni para tenerlo en cuenta; ahora es el momento para que los señores de la prestigiosa revista The Lancet pasen y escojan su vaso y se lo beban tranquilamente, pues no hay, o es muy poco, el riesgo que corren de que les pueda pasar algo.
ÚLTIMAS REFLEXIONES