Páginas

sábado, 30 de abril de 2011

«LA MISA ES LO ÚNICO QUE IMPORTA»


Me parece muy interesante esta reflexión de Germán Mazuelo-Leyton por su contenido y criterios que considero de gran valor, y que nos puede ayudar mucho a crecer en criterios y  conversión en nuestra fe. Estoy muy de acuerdo con su reflexión y considero como él que la Eucaristía, CRISTO vivo, es el Centro y fundamento de nuestra fe.

Creo que merece la pena paladearla y meditarla muy seriamente. Y, por la Gracia de DIOS, puedo sentir el gozo de sentirme agraciado, por haber siempre optado por la Eucaristía diaria. Afortunadamente he podido hacerlo.

Les dejo sin más con esta estupenda y profunda reflexión:

 El Jueves Santo es uno de los días más conmovedores de la liturgia católica, conmemoramos la institución de los sacramentos del sacerdocio y la Eucaristía. Nos lo recordaba frecuentemente Juan Pablo Magno: No hay Eucaristía sin sacerdocio, como no existe sacerdocio sin Eucaristía.

Los Apóstoles hicieron su Primera Comunión la noche del Jueves Santo. Ellos comieron y bebieron el Cuerpo y la Sangre de Cristo, y Jesús les dio el poder: Hagan esto en memoria mía. A partir de esa noche hasta el día de hoy, la línea sucesoria del sacerdocio en la Iglesia jamás se ha interrumpido, aún en épocas de oscuridad tremenda.

Jueves Santo, por la mañana (o día antes dependiendo de las geografías), en todas las catedrales del mundo, los obispos celebran junto a sus presbíteros la Misa crismal, en la cual hacemos memoria de la institución del Sacramento del Orden, y en ella se consagra el Santo Crisma, es decir el óleo perfumado que representa al mismo Espíritu Santo, que nos es dado junto con sus carismas el día de nuestro bautismo y de nuestra confirmación y en la ordenación de los diáconos, sacerdotes y obispos; se bendicen asimismo el óleo de los que se inician en la vida cristiana y el óleo de los enfermos.

A última hora de la tarde, el mismo jueves, con la celebración de la Misa de la Cena del Señor, in Coena Domini, rememoramos la institución de la Eucaristía, para posteriormente acudir a los monumentos eucarísticos, a fin de adorar al Santísimo Sacramento expuesto en ellos.

En su obra Mysterium Fidei el gran autor jesuita P. Maurice de la Taille, para comprender la conexión existente entre la Ultima Cena y el sacrificio de Cristo en la Cruz propone como ejemplo una casa de 2 pisos, pues ambos son un solo sacrificio.

La Eucaristía es la piedra angular de la fe y doctrina católicas, si se quitase la Misa, colapsa con ella toda la fe católica, resulta difícil imaginar lo que de ella quedaría. El teólogo católico más acreditado Santo Tomás de Aquino, se refiere a la Eucaristía declarando que todos los otros sacramentos dependen de ella, el mismo bautismo resulta eficaz porque nos capacita para recibirla, y si un bautizado se niega conscientemente a recibirla, esa actitud lo separa de la corriente de la gracia santificante.

Luego, todas las perturbaciones, debilidades y deficiencias en la Iglesia se originan en una relación inadecuada con la Eucaristía, porque el milagro de la Eucaristía no es la transformación del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo, sino la transformación del hombre en el Cuerpo de Cristo. A San Agustín le dijo el Señor: Tú no me trasformarás en ti como el alimento corporal, sino que Yo te transformaré en Mí." (San Agustín, Confesiones VII, 10).
Somos parte de un mundo que quiere vivir como si Dios no existiera, y con miedo ante el futuro. Los diez mandamientos divinos son pisoteados en todos lados y por demasiada gente.

El odio y el egoísmo están destruyendo como una bola de nieve los matrimonios y las familias, provocando en el resto tensiones y conflictos casi insoportables. En aquellos países altamente desarrollados, más de la mitad de los matrimonios terminan en divorcio. Parecería que el Demonio está ensañado particularmente en contra de la familia. El aborto, la adicción al alcohol y las drogas, la violencia, son síntomas de que en su búsqueda por la vida el hombre se ha apartado de Dios, ha rechazado a Jesucristo, que es la Verdad, el Camino y la Vida, cayendo de cabeza al abismo y el caos.

El mismo surgimiento de las sectas es un síntoma de que algo anda mal en la Iglesia del lugar, ya sea en la enseñanza, en la estructura o en su labor, pero sobre todo en su vida de fe y al mismo tiempo constituye una advertencia para corregir los errores y fomentar el bien.

Para contrarrestar esta batalla necesitamos levantar muy alto los brazos con dirección al Cielo y no bajarlos hasta que nos demos cuenta de que sin que Dios nos sostenga todo es vano. Necesitamos adorar. Y ¿qué es lo que nos lleva a la adoración? La humildad de corazón. La humildad que nos hace decir: Necesito a Dios, soy una criatura y Él es mi Creador. No soy lo más importante, ni siquiera tengo que usar mi propia creatividad, ni talentos litúrgicos para hacer esta adoración «exitosa». Nuestra tarea es simplemente ser dóciles, recibir, responder, venir a Él, descansar en el radiante silencio de Su Presencia. Él hará el resto, Él nos santificará. Esta es la fuerza más poderosa del mundo. El ir a nuestro Jesús Eucarístico es como recibir una transfusión de sangre de Su Sagrado Corazón. En humildad, debemos de vernos en la necesidad de tal transfusión. Y mientras mayor sea nuestra tarea en la Iglesia, mayor la necesidad de dicha transfusión. Debemos por lo tanto recordar en humildad de corazón, que la recepción eucarística y la adoración eucarística es nuestro deber más alto y nuestra más grande necesidad.

Esperando una completa renovación, primero debe quitarse el mal y después pueden imponerse el bien y la verdad. El Señor prometió que las puertas del infierno no podrán vencer a la Iglesia, por ello, la Iglesia nunca sufrirá de paro cardiaco, pero tenemos que redescubrir los grandes tesoros de nuestra fe como son la Santa Misa, la adoración al Santísimo Sacramento, la devoción a nuestra Señora, la confesión sacramental, para que nuestra Iglesia no enferme de angina, arterioesclerosis o esquizofrenia espiritual, a falta de marianidad y de eucaristización.

La Santa Misa debe ser tu vida, porque de este modo serás una célula viva del Cuerpo de Cristo. San Pío de Pietrelcina que vivió frecuentemente la Pasión de Cristo en sí mismo durante la Misa, decía que el mundo podría existir más fácilmente sin el sol que sin la Misa, por eso a ejemplo de María, la mujer eucarística con toda su vida, debemos mantener nuestros corazones siempre fijos en su Hijo Eucarístico. El Jueves Santo, y, siempre que visitemos a Jesús Eucaristía, pidámosle a Ella que nos acompañe en la adoración del más Santísimo Sacramento, donde el Corazón de Cristo llena nuestros corazones con su vida y amor divinos.

Los irlandeses en tiempos de persecución vivían su fe con esta consigna: La Misa es lo único que importa, ojalá que se convierta en la nuestra de cada día.

miércoles, 27 de abril de 2011

LA ENTRADA DE JESÚS EN JERUSALÉN

Este día acompañamos a Cristo en el camino pascual: gloria y hosanna, sí...

Todas las entradas tienen una respuesta, a menos que no haya nadie, y, posiblemente, si no hay nadie no se entra. JESÚS se vio envuelto en una entrada eufórica, aplausos y vítores. Posiblemente se esperaba mucho de ÉL y los más esperanzados vieron la oportunidad de aglutinar al pueblo con aclamaciones y hosannas que lo destacaran como un líder esperado y salvador.

Resonaba todavía en Betania el milagro de la resurrección de Lázaro, y el mismo Lázaro, su sola presencia, declaraba el poder sobre la muerte. Posiblemente ese era nuestro Rey, el Mesías esperado. Desde ese contexto es muy normal que la entrada de JESÚS en Jerusalen estuviese acompañada de algarabía y entusiasmo. Era domingo de palmas, vítores y hosannas. Pero sólo domingo, porque días después el escenario cambió.

Domingo de Ramos en Arrecife (abril 2011)

Lo esperado no era lo que iba a ocurrir. Aquél Hombre, aparentemente líder y poderoso sobre la muerte, tempestades, demonios y enfermos... no respondió como muchos esperaban a la opresión romana. La liberación esperada no era la que, al parecer, buscaba y estaba dispuesto a morir, ese Hombre. ¡Qué desilusión! Cuando sentíamos la fuerza de la unión y del poder para enfrentarnos a la lucha por salir de nuevo de Egipto, nos encontramos con un libertador teórico, de promesas de amor, de paz y mansedumbre. Indudablemente, no era el Mesías que esperábamos.

Y, ahora, nos dividía, nos restaba gente y nos amenazaba con provocar un cisma dentro de nuestra fe, nuestras tradiciones venidas de nuestro Padre Abrahan. ¡Esto ya es el colmo! Este Hombre molesta. Debemos hacer algo, y ese algo derivó en crucificarlo. La mayor condena a la que se podía condenar un hombre.

No estamos muy lejos, porque igual está ocurriendo eso hoy mismo. Muchos son los que vamos, le acompañamos, vitoreamos, pero unas horas más tarde le negamos con nuestras actitudes, con nuestro dispersarnos y retirarnos a nuestro particular mundo donde actuamos y somos según nuestros intereses y voluntades, pero no la de ÉL.

Sí, decimos que en el mundo hay que actuar de otra manera; sí, decimos que aquí las cosas son diferentes y, si no hago esto me voy a quedar sin lo otro. Sí, decimos que no me ha dado lo que yo le pedí y quiero. Sí, decimos que... Pero el resultado es que nos vamos y lo dejamos solo. El sábado estará solo clavado en su cruz. Posiblemente haya mucha gente rezando y, también, los templos llenos, pero todo sigue igual...

Lo niños inocente mueren porque no tomamos conciencia que tenemos que protestar contra nuestro gobernantes. Ahora es tiempo de elecciones y podemos mojarnos y preocuparnos un poco por cambiar a los gobernantes. Estos no nos hacen caso, ni tampoco muchos de los que van a presentarse.

Los pueblos siguen padeciendo la ignorancia educacional, hambre y necesidades de todo tipo. Ellos, con tal de conseguir estar en el poder, continúan matando y enfrentando a los hombres (Libia, Costa de Marfil...etc). Querían utilizar a JESÚS también para su guerra propia, para sus intereses creados, pero todo fue muy diferente.

JESÚS sigue proclamando hoy un Reino de paz y amor. Un Reino donde los hombres sean hermanos, hijos de un mismo PADRE, Aquél de quien nos habló JESÚS. Si hubiésemos seguido a su lado posiblemente el mundo hubiese cambiado, y hoy todo hubiese sido diferente como lo será, de eso estamos seguro, algún día cuando regrese de nuevo.

domingo, 24 de abril de 2011

OBJETOS Y NO PERSONAS


Lo que en este momento os cuento es completamente real, le esta pasando a una amiga que no quiere que se sepa su nombre.
Tiene a su marido con un cáncer terminal, ayer llegaron a su casa dos médicas como se dice ahora de la S.S. y le dijeron que querían hablar con sus hijos.
Después le dijeron a ella que a su marido lo que le esperaba era muchos sufrimientos, vómitos, y que ellos llevaban la inyección para MATARLO. Bueno no se lo dijeron así exactamente
Ella se quedo helada y les dijo, que bajo ningún concepto lo permitiría, que llevaría a su marido, que esta también en diálisis hasta el último momento, y que lo cuidaría hasta su ultimo momento.
Le contestaron que eso era masoquismo, y ella le contesto que su marido estaba ofreciendo sus sufrimientos por muchísimas cosas que están pasando en el mundo y en nuestro país.
La pobre esta destrozada OS RUEGO VUESTRA ORACIONES, pues acabo de hablar con ella son la 9.15 de la mañana.
Mandarles este correo a TODO EL MUNDO que podáis, que estos CANALLAS ya están matando a las personas.
Y os ruego RECÉIS por esta amiga mía al a cual quiero muchísimo, para que  no la olvidéis en vuestras oraciones, pues esta completamente destrozada, pero con una paz interior grandísima.
Marta Nuñez.

Así, con estas palabras textuales y siguiendo literalmente el texto del mensaje recibido, he transcrito este trágico mensaje que encierra la ideología del gobierno imperante y que se esconde tras las apariencias de las llamadas "muertes dignas" que preconizan las nuevas ideología determinadas por el hombre que vive de espaldas a DIOS.

Y, claro, todo aquello que esté fuera de DIOS se fundamenta en la eficacia, el rendimiento y la valía económica. Fuera de esas premisas, nada vale ni tiene sentido mantenerlo activo o vivo. En este contexto todo aquello que haya cumplido su ciclo y su tiempo debe ser conducido al basurero. En el caso de la persona humana, debe matarse y a otra cosa.

La dignidad del hombre y la mujer nos viene dada por nuestro SEÑOR JESUCRISTO al elevarnos a la categoría de hijos de su PADRE DIOS. En ÉL todos somos hermanos e hijos de un mismo PADRE, y por lo tanto, nadie tiene poder sobre nadie, y menos de su vida y libertad. Sólo DIOS alumbra nuestra realidad y señala el camino a seguir. No podemos ni debemos quitarle a DIOS el derecho a hacer algo con nosotros cuando ÉL quiera o lo crea conveniente, porque para DIOS todo es posible, y devolvernos la vida humana cuando está perdida, también.

Y estas cosas, como la de arriba contada, ocurren más de lo que creemos y empieza a normalizarse como si de pollos en una granja se tratara. Así empezó el aborto y ya vemos por donde vamos. Estamos entrando en una sociedad de la muerte donde sólo impera el valor material de las cosas, entre ellas la persona, equiparada a una cosa en lugar de una persona.

Las nuevas ideologías, de todo tipo, reinantes son caducas, limitadas y no sirven para nada. Aparentemente ofrecen mucho y dan felicidad de la de aquí abajo, de esa que se consume rápida y hay que buscar más, y al final te cansas de tanto buscar y terminas preso de ella. Luego, en el atardecer de tu propia vida te das cuenta que has perdido el tiempo. Qué lo que parecía oro era basura.

Sólo, el hombre que toma conciencia de saberse hijo de DIOS y, como tal, se esfuerza en responder a ese papel de hijo y comportarse como hijo, es capaz de descubrir el inmenso tesoro que hay dentro de él y la inmensa dicha que significa ser hijo del PADRE DIOS. Porque no hay PADRE, sólo ÉL, que pueda darse y darte la felicidad eterna que, siempre, has buscado aunque muchas veces perdido y sin saber dónde.

Por todo ello, ahora, a las puertas de unas elecciones autonómicas y municipales, sepamos elegir y votar por aquellos que estén en hilo directo con DIOS, nuestro PADRE, para que entre todos encontremos sentido a la vida y dejémonos de tratarnos como objetos y sí como personas dignas queridas y amadas por DIOS, PADRE de todos. 

miércoles, 20 de abril de 2011

¡INCREIBLE, OBLIGADOS A MATAR!

Porque no me dejan nacer?
No se puede entender. Mientras se obligan a unos a ponerse del lado de la muerte, por otro lado se defienden derechos fundamentales en, por ejemplo, Asia. Me pregunto qué derechos fundamentales, y si la vida no lo es.

¿Cómo se puede defender un derecho y vulnerarlo al mismo tiempo? ¿Dónde están los principios y fundamentos que sostienen a un pueblo cuando se vulnera los derechos más elementales? Da mucho miedo ser una persona gestante porque pesa sobre ella una condena inocente de muerte.

Los niños de la foto no son consciente de la suerte que han tenido...
Según la sentencia, no pueden declararse objetores de conciencia en estos casos porque, según la Nueva Ley del Aborto, ellos no intervienen directamente en la Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

El juez prima de esta forma el interés público de la atención sanitaria sobre la conciencia de estos médicos, que queda salvaguardada porque no participan directamente en el aborto, informa la Cadena Ser. Se estima, por tanto, que informar a los pacientes no atenta contra la libertad religiosa e ideológica del médico.

El juzgado de lo contencioso-administrativo número 3 de Málaga ya desestimó el pasado 5 de abril el recurso de un médico de familia que se declaró objetor y pidió quedar excluido de las tareas de información y derivación sanitaria a las mujeres que quisieran abortar. Ahora, ha ratificado su decisión
La nueva sentencia, que puede volver a ser recurrida, supone un revés para muchos médicos que habían solicitado inscribirse en el registro de objetores a la Ley del Aborto.
Los colegios de médicos recibieron más de 20.000 peticiones para que objetaran
Se trata de más de 20.000 ciudadanos que solicitaron a los facultativos que hicieran valer su derecho a objetar, al amparo de una iniciativa impulsada por Derecho a Vivir, algo que ahora ya no podrán hacer.

La solicitud de Derecho a Vivir sostenía que la tarea de los médicos es "sanar y, en ningún caso, convertirse en verdugos de seres humanos". "La mayoría de los profesionales de los centros públicos han planteado objeción de conciencia y lo han derivado a centros privados", señalaba en septiembre el presidente del Colegio de Toledo, Luis Rodríguez Padial.

domingo, 17 de abril de 2011

PROYECTO ZAPATERO

 La muñeca travesti. Sin palabras.

Es evidente que nuestra sociedad ha cambiado, pero, aun sabiendo que los cambios son necesarios e imprescindibles, el hombre siempre está en movimiento, se supone que los cambios deben servir siempre para, corrigiendo errores pasados, sirvan para mejorar las formas de vida y la convivencia entre los hombres.

No cabe duda que mejorar significa elevar la dignidad del hombre en cuanto a su desarrollo como ser humano en sus dos vertientes de hombre y mujer. Son las dos especies que en la naturaleza, por Ley Natural, están contenidas y que garantizan la continuación de la especie viviente en el planeta. Sin embargo, el hombre quiere emerger como dueño y señor de todo lo creado y determinar sus propias leyes y formas de convivencia alterándola y determinando sus géneros y formas de vida. Son las llamadas ideologías de género y leyes que planifican el nacimiento o no de un ser humano vivo en el seno de su madre (ver aquí).

Ante estos atentados naturales, que pronto los seres humanos consciente de lo que todo esto significa, tomarán carta en el asunto o verán su propia destrucción, Ignacio Arsuaga, de HazteOír.org ha enviado este correo que público para su conocimiento:

Hace unas pocas horas llegué a Washington DC.
'Proyecto Zapatero' llega al Capitolio de Washington
Encuentro de HO con senadores y congresistas de Estados Unidos
Te ofrecemos los siguientes recursos:
Los días 11, 12 y 13 de abril estoy presentando en la Capital de los Estados Unidos la edición inglesa de Proyecto Zapatero. Crónica de un asalto a la sociedad, el libro que hemos escrito Miguel Vidal y yo, y seguro ya conoces.
Si aún no has leído Proyecto Zapatero, o si ya lo conoces y deseas recibir otro ejemplar para regalar, pídelos ahora y te los enviaremos gratis.
Llama al siguiente teléfono para encargar tu ejemplar de Proyecto Zapatero:
91 445 71 89
Estaré, entre otros lugares, en el Capitolio con un grupo de senadores y congresistas de Estados Unidos, interesados en conocer las claves del proyecto ideológico que ha asaltado la sociedad en los últimos siete años, arruinando a familias y empresas y dividiendo a los españoles.
Es la primera vez que voy a hablar en la sede de la Democracia más avanzada del mundo.
Para mí, es una enorme responsabilidad ser, en ese acto, voz de una parte de la sociedad española que no se resigna a ser objeto de un desalmado experimento de ingeniería social que ataca la dignidad de la persona, suprime derechos fundamentales y recorta libertades.
Tú eres parte de esa resistencia ilustrada y creativa, y espero ser fiel a lo que les dirías a unos senadores y congresistas americanos si los tuvieras delante para que se conozcan las consecuencias de la política socialista en nuestro país.
¿Sabías que casi ninguna entidad de la sociedad civil española han conseguido hablar en el Capitolio, ante líderes de la Democracia americana?
HazteOir.org será una de ellas y eso indica que, en estos diez años, te has convertido, junto a otros 220.000 ciudadanos activos, en una referencia de participación democrática, no solo dentro sino también fuera de España.
No podíamos recibir mejor regalo en el año del décimo aniversario de HO.
Además de presentar la edición inglesa de Proyecto Zapatero en el Capitolio de Washington, lo haré en la sede del Family Research Council, una institución puntera del movimiento conservador americano, así como en reuniones con líderes de los principales movimientos cívicos liberales y conservadores de Estados Unidos: Americans for Tax Reform, Americans United for Life, Alliance Defensa Fund, Catholic-Families, Concerned Women of America y Catholic Vote, entre otros.
El Family Research Council retransmitirá en directo en Internet la presentación del libro, hoy lunes. Empezará a las 19 h. de la tarde (hora española):
Por otro lado, viajaré el miércoles a Dallas para asistir a una reunión del Comité Organizador del World Congress of Families (Congreso Mundial de las Familias). La sexta edición será Madrid 2012 y HO ha recibido el encargo de organizarla.
Seguimos en contacto, Dios mediante, después de este viaje a Estados Unidos, promoviendo la dignidad y la libertad de la persona con más ilusión que nunca, si cabe.
¡Gracias por ser parte de lo mejor y más despierto de la sociedad española!
Ignacio Arsuaga y todo el equipo HO
-----
HazteOir.org es una plataforma de participación ciudadana de 200.000 personas que trabaja para defender la vida, la familia y las libertades fundamentales en España y en todo el mundo. Para conocer más HazteOir.org, haz click aquí, o síguenos en Facebook o Twitter.

miércoles, 13 de abril de 2011

¿DE QUÉ HABLAMOS?

Ladislao Kubala, ...

Hay muchos temas y cosas de las que hablar. Una de las que suelo hablar, ver o leer algo todos los días es del dichoso fútbol. Desde joven lo practiqué, entre otros, se me dio mejor el baloncesto, la raqueta o el futbolín, pero el fútbol, aun no destacando, fue siempre mi pasión, como la de otros muchos. Mi equipo, desde niño, el Barcelona. No sabría decir por qué, pero una de las razones posibles pudo ser que el Madrid ya estaba elegido por algún otro amigo y tomé el Barcelona por esto de, tú del Madrid y yo del Barcelona, así podíamos jugar.

La figura de Kubala fue también pieza importante en la elección, pues fue una figura legendaria que entusiasmo a los jóvenes de aquella época, entre ellos estaba yo. Más tarde apareció Di estefano, que, por cierto, también venía para el Barcelona pero intereses deportivos y descuidos de otros recaló en el Madrid. Y, por esto del deporte nacional, hasta hoy ha llegado la afición. Trato de ser moderado y no dejarme arrastrar por la pasión, pues no se puede perder de vista que es simplemente un juego. Sin embargo, conozco a muchos amigos que lo pasan mal y llegan a mostrar su cara más amarga y dura en los momentos de los partidos.

También, no sería sincero callarlo, siento que me afecta y trato de luchar contra ese sentimiento inmaduro de enfadarme cuando otro, por suerte o por que ha jugado mejor que tú, le ha ganado a tu equipo. Ha sido tema de mis oraciones en muchos momentos, porque lo importante no es tener defectos, que tire la primera..., sino reconocerlos y ponerte en Manos del SEÑOR para que, con su Gracia, poder vencerlo.

Y así ha sido, aunque siempre te tira un poco y no puedes con todo, sí está superada la prioridad. CRISTO está primero, y muchos partidos, como el de hoy, no los veo, al menos completo, porque primero está la Eucaristía que coincide con la hora, 19,30 horas, y luego, hoy concretamente, martes, está la Ultreya que termina a las 21,15 horas. Por lo tanto, veremos los últimos minutos y algún resumen. Y muy contento.

Pues de eso quería hablar. No pretendía darles un discurso de mis aficiones y luchas por vencerlas en orden a disponer primero mi tiempo para, por CRISTO, amar, sino que pretendía decirle que, aunque se habla de todo, lo más importante es hablar de nuestra salvación eterna. No la de esta vida, sino la de toda la vida, ésta y la que continua. Eso es lo importante y lo que debe llenar toda nuestra existencia.

Claro que hay que saber cuando, cómo y dónde lo hacemos, pero de fondo de nuestro ser siempre debe estar la figura de CRISTO, porque ÉL llena toda nuestra existencia y felicidad. No hay otra cuestión más importante, y así lo es para todo el mundo aunque muchos no se enteran sino cuando les llega el momento de la cruz en la enfermedad, trabajo u otros problemas que priorizan. Sin embargo, lo más importante es el resultado final que tiene lugar en el atardecer de nuestra vida.

No hay duda que mientras hay un camino que recorrer y que en ese camino hay muchas cosas que necesitamos, pero también en esas cosas esta nuestro PADRE DIOS. JESÚS nos lo dijo: Nuestro PADRE se preocupa por todo, lo que ocurre es que nosotros pensamos de una forma, deseamos unas cosas y... el PADRE nos da lo que realmente necesitamos. Para eso hay que tener fe y fiarse del PADRE. 

Por eso, rezo todos los días y trato de aceptar todas mis carencias, limitaciones, ayudas que me brinda la familia, correcciones, fracasos, perezas, también éxitos con minúsculas, cosas buenas y malas y, sobre todo, disponerme, esforzarme en ello, para darme como el PADRE se da conmigo. Eso me ayuda mucho a mejorar algunas veces.

Y eso llena mi vida. No estoy en otros menesteres, de modo que estando jubilado me falta tiempo, más ahora, para cubrir todo el día. A veces tengo que frenarme para no saltar de jubilo o agobiarme por las muchas cosas que quiero hacer. No me importa nada más, pues de todo lo que necesite se encargará mi PADRE DIOS. Así lo ha hecho siempre aunque yo no me diera cuenta. En fin, ¡pues si que había algo de que hablar! Un abrazo a todos.

domingo, 10 de abril de 2011

LA CULTURA DE LA MUERTE

"¿Sabes cuál es la verdad? Que no ...

No sabemos lo que decimos y confundimos libertad con libertinaje. Todo está confuso y perdemos la vista del bien y del mal. Navegamos en un mar desorientado y sin punto de referencia. El norte está perdido y vamos a la deriva.

Esta podría ser la descripción del mundo actual en el que vivimos. Nada es verdad porque hemos perdido la Verdad. No sé lo que es bueno ni tampoco lo que es malo. Así las cosas, llamo al que defiende la vida franquista, entendiendo por esto que es un dictador y amigo de hacer su voluntad. Un conservador y retrasado en los derechos humanos.

Y al que la mata lo llamo progresita, entendiendo que es un avanzado, una persona moderna y que ha crecido en el respeto y la defensa de los derechos humanos. Sinceramente, todo al revés. Inmediatamente ha venido a mi memoria el pasaje bíblico que nos dice como un ciego va a conducir a otro ciego. Y esa es la realiad. Estamos dirigidos por ciegos, ciegos que dirigen a rebaños de ciegos, y así ocurren estas cosas.

Cabalgamos a lomo del disparate. Cuando hace unos años condenamos el genocidio nazista en Nurember, ahora, en estos momentos, matamos millones de seres humanos de forma consentida, politicamente legal y tan fresco como una lechuga. ¿Se puede entender esto? Creo que sí, pues la Biblia ya nos lo decía que ocurriría: "Somos ciegos que gobiernan a muchos ciegos". La Verdad se esconde porque el hombre la ha rechazado.

Y como prueba y testimonio de lo que comparto con ustedes, les presento este suceso que han vivido unas personas que, sí creo, están en la Verdad porque, al menos, llaman al pan, pan y al vino, vino:

Fascistas y franquistas por rezar

Jueves 7 de abril de 2011 8:40h 

Hoy hemos estado de nuevo Cati y yo en la puerta de la clinica Triana rezando.Salieron los de la clinica a vernos y a reirse de nosotros. Un chico al pasar nos ha dicho que se nos tenía que caer la cara de verguenza a las dos.

Otro señor nos ha preguntado qué hacíamos, se lo hemos explicadao y nos ha llamad fascistas y franquistas. Yo le he dicho que nosotros no somos politicas que somos del Señor. No me ha escuchado. Ha sido un poco duro pero lo ofrecemos por el Señor.

Muchas personas al vernos menean la cabeza o se rien de nosotras, pero otras nos dicen que lo que hacemos está muy bien y nos sonríen.

Mar Pappalardo, grupo de oración de Sevilla

jueves, 7 de abril de 2011

¿TENGO CLARO CUÁL ES MI META?


Ayer oí comentar a una amiga sobre varios libros a elegir para leer y meditar. Entre ellos uno que reparó nuestra atención fue: "Cuestión de principios". Inmediatamente surgió en mí que si no tengo claro mis principios significa que todavía no he empezado ni siquiera a caminar. Y me explico:

Si a estas alturas no sé por qué soy creyente católico, como titulo este blog, convendrán conmigo que mis ideas no están lo suficientemente claras como para navegar por este medio y proclamar lo que proclamo. Sería algo así como una veleta que mira para donde el viento le sopla: "ora aquí, mañana allí. 

Sí, es verdad que un creyente no está hecho nunca. Su mar es un mar lleno de dudas que tiene que soltear, y su barca es una nave frágil, expuesta a las olas de la influencia, de las tentaciones, de las debilidades, de las limitaciones, de la carnalidad y humanidad. Su nave está tocada por la pobreza humana que somos, el pecado, y su navegación necesita de un buen piloto, el Mejor, para llegar a puerto seguro.

Porque, ésta es la clave, no se trata de llegar a un buen puerto, sino al Mejor, al que nos depara seguridad absoluta y para siempre. Pues uno que nos mantenga seguro por unos años no nos satisface plenamente. Queremos, y en eso todos estamos de acuerdo, ¿no es así? estar seguros para siempre.

Y el único que existe. No el que conozco por ahora, sino el Único que hay es JESÚS, el Hijo de DIOS que se hizo hombre como yo, ¡vaya regalo! para, permaneciendo a mi lado, y por la acción del ESPÍRITU SANTO, conducir, conmigo, "ÉL también me necesita, pues me pide la libertad que me dio y me respeta", la nave hasta la Casa del PADRE.

Y no, por el hecho de estar donde estoy, puedo considerarme mejor copiloto que otros. Pues estando tan cerca puedo estar muy lejos. Eso les ocurrió, y sigue ocurriendo, a muchos (fariseos) que considerándose los elegidos se perciben como privilegiados y con derechos de ser salvados. Y no es así. JESÚS nos mueve y nos enseña que lo único que va a determinar el buen rumbo de nuestro viaje es la conversión interior, el vuelco de nuestro corazón. Un corazón viejo, apegado a la soberbia, a la suficiencia, al poder, a los caprichos y apetencias, a la sensualidad y materialidad de nuestra condición humana que tiene que trasladarse, para eso es el viaje, a un corazón nuevo, desapegado, abierto a la generosidad, humilde, pobre, amoroso y disponible a las indicaciones del Buen Piloto. Esa pascua del hombre viejo al nuevo es el mayor privilegio que tenemos y el que va a colmar nuestras ansias de felicidad y eternidad.

Y ese es el camino, que así entendido encontrará el buen rumbo y la ruta que encamina hacia la morada deseada y anhelada. No un camino caprichoso, ni según mis creencias y conveniencias. No un camino a mi medida, a mis gustos e ideas. No un camino de mis proyectos y planes, sino un camino trazado según JESÚS y la Voluntad del PADRE, como ÉL mismo lo recorrió. Esa es la clave, y no el privilegio. Puedo estar entre los elegidos, pero encontrarme muy lejos de ser elegido porque mi corazón no está en ÉL sino fuera de ÉL.

No se trata de estar en el pueblo, sino ser pueblo y del pueblo. Y eso significa otra cosa: acomodar mi vida en la inquietud de la Voluntad del PADRE, y seguir las enseñanzas que JESÚS, el HIJO, me propone. Hacer su Vida en mi vida y vivirla firmemente.

Esos son los principios que alimetan mi ser y mi obrar. Con muchas carencias, desde luego, pero con la firme esperanza de que con ÉL todo lo puedo. Yo y JESÚS mayoría aplastante, y si eso no fuese así vana sería mi esperanza y mi fe.

Malo sería, por eso de nuestra perseverante vigilancia, Eucaristía y penitencia para sostenernos en ÉL, por ÉL y con ÉL. De no entenderlo así podemos estar y no estar. Cuando optamos por encajonar a DIOS y moverlo a nuestras apetencias y preferencias, no estamos convirtiendo nuestro corazón y si apegándolo a las cosas de este mundo. Es entonces cuando no lo encontramos, porque ÉL no está en esas cosas. Lo perdemos y quizás hasta protestamos porque no está.

Posiblemente nos hallamos quedado con la cáscara de nuestra religiosidad, pero vacíos por dentro y carente de un encuentro serio con quien queremos seguir. Sin darnos cuenta nos seguimos a nosotros mismos y a ÉL lo utilizamos para nuestros problemas de difícil solución. No experimentamos su presencia y de esa forma nuestras convicciones se desmoronan, y quizás cuando nos pregunten por nuestros principios no encontramos sino la superficialidad de la cáscara religiosa que nos envuelve: ciertas normas y prácticas que no tienen consecuencia en nuestra propia y real vida. Se produce una doble vida que no sirve a nadie ni para nada. Es la pura esencia de la mediocridad. Es entonces, en el mejor de los casos, cuando caemos en la cuenta de nuestra actitud farisaica y de estar anclado en el hombre viejo del Antiguo Testamento.

Si nuestra vida no es capaz de leer, en todo lo que es el cotidiano existir, lo que el Señor nos va enseñando; si nuestra vida se empeña en encajonar a Dios, y si no es capaz de romper en su interior con esa corteza de un dios hecho a mi imagen y semejanza, «un dios de juguete», Dios va a seguir escapándose, Dios va a continuar yéndose de mi existencia.

Muchas veces nos preguntamos: ¿Por qué no tengo progreso espiritual? Sin embargo, ¡qué progreso puede venir, qué alimento puede tener un alma que en su interior tiene un dios de corteza!

Insistamos en que nuestro corazón se convierta a Dios. Pero para esto es necesario tener que ser un corazón que se deja llevar plenamente por el Señor, un corazón que es capaz de abrirse al modo en el cual Dios le va enseñando, un corazón que es capaz de leer las circunstancias de su vida para poder ver por dónde le quiere llevar el Señor.

Dios no nos garantiza triunfos, no nos garantiza quitar las dificultades de la vida; los problemas de la existencia van a seguir uno detrás de otro. Lo que Dios me garantiza es que en los problemas yo tenga un sentido trascendente y una esperanza de vivir eternamente gozoso para SIEMPRE.

lunes, 4 de abril de 2011

LAS RAZONES PARA ABORTAR, ¿SON VÁLIDAS?

una pastoral matrimonial como...


Todo hombre, tanto en su entorno como en su propio corazón, vive la experiencia del mal. Esta experiencia se hace sentir también en las relaciones entre el hombre y la mujer. En todo tiempo, la unión del hombre y la mujer vive amenazada por la discordia, el espíritu de dominio, la infidelidad, los celos y conflictos que pueden conducir hasta el oído y la ruptura. Este desorden puede manifestarse de manera más o menos aguda, y puede ser más o menos superado, según las culturas, las épocas, los individuos, pero siempre aparece como algo de carácter universal.

Todo hombre está bajo el signo del pecado y añadimos a él nuestros pecados personales… El mal está fuera y dentro de nosotros. No sólo en nuestro entorno sino dentro de nuestro propio corazón. Mi propio juicio sobre la existencia está tocado y por eso debo recurrir a las sagradas escrituras (Revelación) para buscar la luz que necesito para encontrar el camino de mi liberación. Sólo, estoy perdido.

Sin darnos cuenta vamos aceptando actitudes que antes eran indignas e imposibles de aceptar, y las damos por buena y las hacemos normales… Por ejemplo, hoy, bebemos todo lo que nos ponen por televisión… Antes la apagábamos, pero hoy lo consideramos como normal… Si miramos un poco hacia atrás, observamos cuanta diferencia de actitudes y comportamientos hay en este espacio de tiempo. Sólo necesitamos reflexionar un poco.

Igual nos ocurre con muchas otras actitudes… Nos vamos acostumbrando a convivir con el aborto y a oír hablar de él como un derecho y algo natural. Vámonos contaminándonos peligrosamente y aunque no estamos muertos si bastantes tocados. Y, en el fondo, la consecuencia, tanto del aborto como de otros males sociales se esconden en el pecado que no queremos reconocer ni aceptar. Así nos va.

Tras nuestras propias caídas sacamos el dedo de la acusación y nos justificamos señalando al otro como culpable (La mujer que me diste…). Buscamos consuelo acusando a los demás… Encendemos la discordia en nuestro corazón. Nos ponemos en conflicto el uno frente al otro.

¡Cuanto mejor no sería aceptarnos culpable y pedir perdón! Gracias, por favor y perdón son las tres actitudes que perdemos por la discordia. Gracias por la gratuidad, por favor, porque todo es realizado por amor, y perdón porque a cada momento estamos equivocándonos y metiendo la pata.

Estamos dominados por el espíritu de dominio, consecuencia del pecado, y se produce una traslación a la animalización propia de los animales. Nos convertimos en verdaderos animales y dominamos al otro por la fuerza. Eso tan frecuente en llamar “machismo” es la imposición del más fuerte, el macho, tan propio de los animales. Lo que en un principio fue una fuerza de atracción, hoy se convierte en un sometimiento y concupiscencia de utilización del otro y nos predisponemos voluntariamente a eso.

Y mientras no se vaya a la verdadera raíz, los malos tratos seguirán proliferando en nuestros pueblos, porque no se trata de una educación sino de una consecuencia del pecado que nos somete y de que sólo saldremos vencedores por nuestra voluntad alumbrada por la razón desde la fe en la Revelación. Es ahí donde está nuestra liberación.

Confundimos las apetencias con las voluntades frente a los sentimientos hacia otras personas. No podemos dejar de sentir lo que sentimos y apetecemos, pero tenemos nuestra voluntad para obrar según mi razón y desde ahí a la Revelación que ilumina mi fe. 

Sentimiento – apetencias – voluntad – razón y fe. Cuando accedemos a cambiar y alterar este orden, contrario a mi conciencia, nace la infidelidad, los celos y los conflictos que amenazan y rompen el matrimonio. Los celos son los frutos de la desconfianza de un miedo a perder y poseer. Son una manifestación muy clara de que el pecado ha llegado a tocarnos y nos incita a dejar de pensar bien. Nos impide amar y confiar.

También la cultura dominante hace y favorece todos estos conflictos y rupturas matrimoniales. Estamos en una cultura divorciada y de infidelidades que amenazan el matrimonio y la familia, y con ello a la sociedad y los pueblos, tanto desde el punto de vista espiritual como material. Porque la economía de los pueblos depende del bienestar del matrimonio eclesial, es decir, de la familia.

Y digo bien, “eclesial”, porque sólo desde la Iglesia se puede encontrar la estabilidad matrimonial, unión del hombre y la mujer, apoyada en la fidelidad que sostiene el amor mutuo.

 Según la fe, este desorden que constatamos dolorosamente, no se origina en la naturaleza del hombre y de la mujer, ni en la naturaleza de sus relaciones, sino en el pecado. El primer pecado, ruptura con DIOS, tiene como consecuencia primera la ruptura de la comunión original entre el hombre y la mujer. Sus relaciones quedan distorsionadas por agravios recíprocos (Gn 3, 12); su atractivo mutuo, don propio del creador (Gn 2,22), se cambia en relaciones de dominio y de concupiscencia (Gn 3, 16); la hermosa vocación del hombre y de la mujer de ser fecundos, de multiplicarse y someter la tierra (Gn 1, 28) queda sometida a los dolores del parto y los esfuerzos de ganar el pan (Gn 3, 16-19).

Sin embargo, el orden de la Creación subsiste aunque gravemente perturbado. Para sanar las heridas del pecado, el hombre y la mujer necesitan la ayuda de la gracia que DIOS, en su misericordia infinita, jamás les ha negado (Gn3, 21). Sin esta ayuda, el hombre y la mujer no pueden llegar a realizar la unión de sus vidas en orden a la cual DIOS los creó “al comienzo”.

De esta forma, al alejarse de su Creador y querer determinar su propio destino, el hombre y la mujer cavan su propia tumba y se precipitan al caos y la anarquía. Es lo que empezamos a ver, nos perdemos en nuestras propias pasiones y apetencias. Quedamos sometidos a nuestros sentimientos y pasiones y nuestra voluntad se esclaviza y se animaliza perdiendo lo más genuino y característico de la persona humana: nuestra libertad.

viernes, 1 de abril de 2011

LA MUERTE NO ES EL ÚLTIMO PASO


Por eso rezamos, porque la muerte es simplemente una entrada a la verdadera vida, y depende de la elección que hayamos hecho en la vida para situarnos en la otra, la verdadera. Es una gran contradicción luchar en esta vida para perderla, y digo esto porque la mayoría de la gente se pasa la vida buscando y negociando con la basura, las cosas de este mundo, que terminaran en el basurero. No sirven sino para ayudarnos a atravesar este mundo, pero para nada más. Lo importante no se encuentra entre ellas, está en otro lugar, más cerca de lo que creemos porque se encuentra dentro de nosotros mismos.

Por lo tanto, la oración es muy importante y fundamental en nuestra vida. Y para los que están en peligro de muerte podríamos decir que mucho más, porque ese momento marca el punto más importante de toda nuestra existencia: "Nos jugamos la vida eterna, "para siempre" o la muerte eterna, "para siempre. En este sentido me ha llamado la atención esta hermosa, por su contenido y significado, reflexión de E. Rodríguez. La vida es lo más importante y por ella rezamos para que los que van a morir o están muriendo sepan que no están solos y que siempre hay esperanza, como Dimás, el buen ladrón, hasta el último momento. Sin más la transcribo a continuación:


Lunes 28 de marzo de 2011 10:33h 
 

A veces se pierde el sentido trascendente y sobrenatural de lo que significa ir a velar a un cementerio. Así es como yo entiendo ir a velar a un abortorio.

Un abortorio es un cementerio donde quedaron los cuerpos sin vida de muchos inocentes. Muchos hermanos que perdieron allí su vida, y desde allí sus almas fueron entregadas a Dios. Probablemente todos griten en silencio, antes de entregar su espíritu: ¿Padre por qué me has abandonado?, como hizo Jesús en la Cruz.

Así que no se trata de encontrar una repercusión mediática en la lucha, para eso hay otros mecanismos que no son incompatibles. Tampoco es necesario que sean multitudinarias. No se trata de conseguir un fin, ni de darle un sentido utilitarista o pragmático, sino trascendental. Para los que creemos realmente en el inmenso poder de la oración, no se trata de que sea un medio de defender la vida, aunque indirectamente lo consiga.
Los que sienten esa llamada, esa vocación, de ir a velar a un cementerio, como son los abortorios, es un don que reciben por pura gracia. Es el testimonio de Dios con esos inocentes, que a través del Espíritu Santo ilumina vocaciones, para que sepan que no los ha abandonado, que está con ellos y con sus madres incluso en su pecado. Para ello se vale de nosotros, al inspirarnos para que vayamos a los cementerios a rezar por sus almas, y que sepan que nos los olvidamos, que los echamos de menos y que nos importan, como también le importan a Dios.

No es nuestro mérito sino una prueba palpable de que Cristo ha resucitado y habita entre y en nosotros, es pura gracia.

Al diablo le molesta que nosotros no tengamos miedo y demos testimonio, por la gracia de Dios, de que esos niños que allí murieron y mueren tienen alma, por eso ha inspirado, por pura rabia, esa frase de “sacar vuestros rosarios de nuestros ovarios”. Al maligno le duele profundamente nuestro Santo Rosario, el arma poderosa revelada por la mismísima Virgen María Reina del Cielo. O por ser más gráfico, con perdón. Al demonio le toca las narices que vayamos a rezar por las almas de los inocentes por obra y gracia del Espíritu Santo:
  • Le fastidia que descubramos que tienen almas.
  • Le fastidia que gracias a nuestra presencia algunas madres se arrepientan y no sacrifiquen a sus hijos en su “altar” de muerte.
  • Le fastidia que despertemos la conciencia de algunos abortistas.
  • Le fastidia que el Espíritu Santo nos suscite la vocación
  • Y, sobre todo, le fastidia que no tengamos miedo y seamos obedientes a Dios.
Por todo esto y porque el aborto, como todo crimen y todo pecado, procede del gran mentiroso, del tentador, de la serpiente, merece la pena por amor a Dios, seguir fastidiando al diablo y mantener nuestras oraciones por las víctimas del aborto en todos los abortorios españoles y del mundo.
E. Rodríguez


P.D. Sin lug.ar a duda, E. Rodríguez, sabes que yo, aunque en la distancia estoy ahí presente con ustedes, pues estamos unidos en XTO.JESÚS. Mis oraciones también suenan al mismo tiempo que las de ustedes. Es el milagro del Cuerpo Místico de CRISTO. No se sientan solos porque como yo estamos muchos.


Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.
ÚLTIMAS REFLEXIONES