Páginas

lunes, 28 de noviembre de 2011

EDUCAR EN LIBERTAD ES EDUCAR EN LA VERDAD


Todo lo que se impone no es asumido libremente y, por lo tanto, no es una opción libre ni por convencimiento ni por fe, sobre todo en materia de moral y de verdad. La verdad no es algo que se deba imponer sino ofrecer y, como tal verdad, será asumida y hecha propia por el ser humano fuera de toda raza, condición y circunstancias.

Porque la verdad libera al hombre y lo dignifica. Un síntoma de la verdad es que entra por la razón y llega al corazón, porque toda verdad es querida y amada por el hombre de cualquier raza y condición. Es más, la verdad está impresa en el corazón del hombre, Ley Natural, y sólo es necesario descubrirla y proponerla para que todos aquellas personas de buen gusto y que se precian de ser personas la acojan en sus corazones.

Un signo de la verdad es que, ella, es buscada por los hombres y mujeres de este mundo, porque en ella está el sentido de la vida, y por ella la persona humana encuentra la libertad y el verdadero amor que constituye la verdadera esencia de la vida.

Sí, es posible que se tenga que disciplinar, que ejercitar y educar en el esfuerzo y el hábito de realizarla, de conocerla y de vivirla, pero siempre desde la libertad, el razonamiento y las buenas costumbres. Hacerlo desde la imposición y de la manera que lo presenta este vídeo no son los mejores métodos ni las formas más respetuosas de tratar a los seres humanos, sobre todo a los niños.

No sé si este vídeo es auténtico o es una farsa o una broma de mal gusto, sólo sé que es algo que no se debe hacer. Simplemente por la sencilla razón de que a nadie le agrada que a él le hagan eso. Supongo que al profesor, que impone ese castigo a los niños, no le gustaría que a él se lo hiciesen, tanto cuando fue niño como ahora adulto.

video

jueves, 24 de noviembre de 2011

¿DE QUÉ LADO ESTÁN LOS TONTOS?



En mis correrías por la blogosfera he encontrado un poco de todo. Cierto es que por donde más me muevo, por no decir, casi siempre, descontando algún relax deportivo, es por los caminos de mi fe católica. Visito y reflexiono sobre mi fe tanto en mis blogs propios como en los de amigos en la fe que visito.

No quiere decir esto que estoy cerrado a otros blogs que se muevan en las inquietudes de responder a nuestras preguntas trascendentes que nos inquietan. Porque lo demás está bien para pasar un rato y descansar en el camino, pero sólo importa lo que al final va a tener verdadera importancia: La vida y su eternidad. Pensar en otra cosa sería perder el tiempo desde mi opinión. Sin embargo respeto todo aquello que elijan otro camino. Cada cual es dueño, en aras de su libertad, de elegir el camino a seguir.

No obstante, hemos de aceptar que dentro de cada hombre hay un deseo de felicidad eterna, y negar eso sería negarse a sí mismo. También, descubrimos que dentro de nosotros hay un deseo de amar y ser amado. Percibimos que la esencia de la vida es el amor, y sin amor nada tiene sentido. Nos observamos nacidos para eso, y es el amor lo que nos procura felicidad. El amor entendido como fuente natural de hacer el bien y buscar la verdad, que dentro de nosotros arde como una ley natural inata a nuestra propia esencia del ser.

También he topado con aquellos que están en el lado opuesto, y sólo guiados por su razón niegan todo lo que no tenga pruebas de evidencia y sea tangible o se pueda demostrar. Son los llamados racionalistas que no creen sino en lo que ven. No obstante, me parece de mal gusto llamar a todo lo que no sea demostrable, según ellos, fantasía y cuentos mágicos. E incluso, causa del retroceso social y casi personas non gratas o fascitas. Ellos se contestan y se preguntan porque responden según les conviene. Creo que no juegan limpio.

Porque la materia es materia, y nada material puede derivar en algo espiritual. Y, por fortuna existe el espíritu, y eso tiene que salir sólo de un ser espiritual, ya que lo materia solo generará materia. No puede dar el olmo peras. Por lo tanto, si el hombre no sólo es materia sino que piensa y tiene ideales trascendentes, su espíritu debe haber sido formado por algo diferente a la materia. Algo superior a ella. El mundo, materia, no puede haber formado al hombre, porque en el hombre hay espíritu, un alma que le hace ser diferente a lo materia, que piensa y trasciende.

De cualquier forma no quiero entrar en esas discusiones cuando llegan a un punto donde ya no se puede seguir mas, porque si no admites una verdad, sobre la mentira no se puede construir. Y respetando todo lo que cada cual diga, lo más correcto es quedarse cada uno con lo que cree su verdad, sin insultar o tratar de ridiculizar al otro creyéndose él en la verdad. Porque una gran verdad, que el buen sabio se precia, es reconocer que no tiene toda la verdad, ni nadie la posee, sino que se encuentra un poco en todos.

Lo que quiero, con esta humilde reflexión, es reflexionar sobre la obstinada prepotencia de algunos que se atreven a llamar a aquellos que creen en DIOS mentirosos y que proclaman una verdad falsa. Los tachan de protituidores del conocimiento y de querer imponer sus creencias  a los demás sobre seres mágicos, y faltándoles al respecto en base a eso. Ellos se proclaman en la verdad y luchadores contra los que miente. Imponen, ellos sí, su ley.

¿De qué lado está el error? ¿Quiénes son los tontos? Porque si eso es así mira la cantidad de tontos que hay en este mundo. Y de todas las edades, categorías y estamentos. Los hay políticos de gran prestigio y fama; los hay estudiosos e intelectuales, científicos, teólogos, grandes escritores, hombres de negocios y grandes empresas, filósofos, médicos, también religiosos con varias carreras e investigadores y un largo etc. 

Y diría que otros que no se confiesan católicos y creyentes practicantes, si son creyentes pasivos o, al menos, creen en un DIOS Único y Trino. Diría que en la balanza del Universo la mayoría son creyentes. Dejamos solo una pequeña parte para los agnósticos o no creyentes, o creyentes racionalistas, es decir, en lo que ven y pueden demostrar.

La pregunta, pensando que en la mayoría está la verdad, ¿de qué lado están los tontos? tendría clara respuesta en aquellos que, creyéndose en la verdad, piensan que la gran mayoría es la equivocada. Pues será lógico pensar que no la inmensa mayoría de las personas van a ser unos mentirosos, fantasiosos, creyentes en seres mágicos y seguidores de un libro que tratan de llevarla a sus vidas, como es la Biblia. De la que dicen esos señores que es un cuento.

Otro disparate sería pensar la inmensa cantidad de religiosos y seglares doctorados y cualificados en diversas materias humanas (profesores, médicos, traductores, enfermeros...etc) que malgastan, según los ateos y sabios racionalistas, sus vidas en entregarlas a servir y amar por un JESÚS de Nazaret fantasioso, mágico o inventado en un cuento que se llama Biblia. ¡Quién o quienes habrá escrito ese libro tan influyente para convencer a tanta gente! Parece casi imposible que haya tantos millones gente equivocada y que muera de forma martirial por un cuento.

No obstante, yo me encuentro muy satisfecho, orgulloso, contento y muy alegre de seguir a JESÚS de Nazaret y creer en ÉL, por todo ello me confieso "Creyente católico".

lunes, 21 de noviembre de 2011

AL BORDE DEL PRECIPICIO


Dan pena, aunque tras cierta apariencia muchos puedan confundirse, en lo más profundo de sus sentimientos, con envidia o deseos de imitarles. No tienen otra salida sino la desesperación y el propio fracaso. El recorrido de la propia vanidad, el propio egoísmo y las satisfacciones más placenteras son la tumba, aparentemente hermosa, pero solo aparente, del mayor de los fracasos, porque quien ha vivido para sí ha encontrado la muerte cuando sus últimos días queden consumidos.

Porque del egoísmo no nace nada que transmita vida sino simplemente caducidad, finitud, consumo o muerte. La vida sólo la puede transmitir el amor, pues la esencia de la vida es el propio amor. Y sólo en el compartir se puede encontrar lo que otros, en el error, buscan en las riquezas, excentricidades o disparates (ver aquí). 

Ocurre que hay dos caminos por donde conducirse en este mundo. ¡Dos solos!, uno la puerta estrecha, difícil de escoger, pues presenta muchos obstáculos y estrecheses que derivan del propio olvido, del darse y negarse para, por amor, meterse en los otros y servirles. Porque la puerta estrecha tienen un gran letrero en su dintel: "Camino de amar y servir". Pocos son los que se paran a leerlo, reflexionar y decidirse a recorrerlos.

Sin embargo, casi al lado se encuentra la puerta ancha y espaciosa que, a diferencia de la estrecha, luce en su dintel una colorida y atractiva luminaria que invita a entrar y a pasarlo bien. Frases y eslogan de "vive tu propia vida y sé tú"; "pásalo bien y piensa en ti"; "la vida son cuatro días, disfrutala"; "vivir es tener calidad de vida"...etc., hacen casi irresistible que no te decidas a entrar.

Sin embargo, la experiencia, y a ella me remito, no a supuestos pensamientos subjetivos, sino a la más estricta realidad objetiva, nos manifiesta que tras el recorrido ancho, lujoso y gozoso, se esconden peligros, vacíos y frustraciones que desembocan en un precipicio sin ninguna otra alternativa. "Saltar hacia la muerte".

Tanto anhelo por trepar, por alcanzar riquezas de todo tipo: fama, prestigio, honores, poder, tesoros...etc., y al final no sabes que hacer con todo eso. Terminas como los de la historia de "vividores incombustibles" que publicó Ángel Sánchez Toledano (más arriba enlazado) sin otra alternativa que tu propia destrucción, que la del disparate o el sin sentido y vacío. Tanto para nada, porque de todo eso sólo se desprende muerte.

Sin embargo, el otro camino, penoso, costoso, duro, lleno de cruces, empieza a suavizarse y a aligerarse con el gozo de saberse amado, con la satisfacción del deber cumplido, con la conciencia de sentirse esperanzado en que el recorrido no termina, cada vez es más limpio, claro, nítido y se intuye en el fondo un hermoso valle lleno de paz, gozo y felicidad. Es la vida eterna que nunca terminará, porque el Amor la mantiene siempre viva.

Rezar por esos necios cegados por sus apetencias de felicidad caduca, perecedera, a pesar de su dinero, es lo que mejor podemos hacer por ellos, con todo cariño y amor, para que dejen su necedad y encienda la luz de su corazón, la provean del aceite necesario y aguarden preparados a que abran la puerta, para descubrir que el verdadero tesoro está en el amor.

miércoles, 16 de noviembre de 2011

TIENES UN COMPROMISO: "CUMPLE CON ÉL"

INFORMATE AQUÍ
Para un creyente, la defensa de la vida, la libertad en la educación, la defensa de la familia, el compromiso matrimonial, la dignidad y el respeto a la libre vivencia de vivir en la libertad, que emana de la búsqueda del bien; la paz que nace de la actitud en el servicio y la humildad que significan andar en la verdad, son condiciones que deben priorizar la elección de su voto.

Dentro de panorama político debe discernir quienes reunen ese conjunto de valores y prometen llevarlo a la vida. O, al menos, quienes más se aproximan en caso de no haber ninguno que lo proclame plenamente.

No tengas temor al mal llamado voto útil. Un creyente tiene que confiar en DIOS. ÉL hará lo que tú no puedas. Quizás no pase nada, pero hemos de empezar a cambiar. Nuestro compromiso es un compromiso martirial, porque el mundo huye del martirio. Pero, huir del martirio es buscarse a sí mismo, es entrar en el propio egoísmo.

Porque amar significa salir de ti y darte al otro. ¿No es eso martirial? ¿No hizo eso JESÚS? ¿Qué esperas? ¿Vivir bien y servir al pobre?

Vivir a JESÚS significa poner todo tus talentos para "amar y servir", y eso comporta un camino martirial. Como lo han hecho todos aquellos que han seguido a JESÚS.

Pero no te turbe esa apuesta, porque es precisamente ahí donde se encuentra lo que buscas. Ama y verás lo que ocurre dentro de ti. No volverás atrás. Será tanto el gozo que sentirás el deseo de continuar adelante con más firmeza. Es el camino de la santidad.

Este partido que invito a conocer es uno de los que más se aproximan. Por eso te lo ofrezco como una opción valida y te lo propongo para que lo conozca. En la hora de tu reflexión, de nuestra reflexiones, tengamos en cuenta nuestro compromiso Bautismal.

No olvidemos que es un proyecto a largo plazo. No han empezado éstas, y ya empezamos a pensar en las otras. El camino es lento pero seguro. Ser humilde es andar en la Verdad, en la verdadera Verdad, valga la redundancia. Seamos, pues, humildes y no nos desesperemos. La paciencia del SEÑOR es Infinita. Pero demos nuestro primer voto a la verdad.

Para los votantes canarios, sobre todo católicos y a los que le importan la defensa de la vida desde el vientre de sus madres, el paro, la sanidad, educación...etc., les dejo este enlace regional: "Pardito Sain de Canarias".

lunes, 14 de noviembre de 2011

LA TORTUGA EN EL POSTE

más información...


    ¡Mientras más lo leo más me gusta!
 
Descripción:

http://4.bp.blogspot.com/_MM5UCKVXWg4/TD3v_vCuN-I/AAAAAAAAAFs/v05N_rru7WQ/s400/tortuga+sobre+un+poste.JPG


 LA TORTUGA EN EL POSTE

Un joven está paseando por la plaza de un pueblo y decide tomar un descanso.

Se sienta en un banco... al lado hay un señor de más edad y, naturalmente, comienzan a conversar sobre el país, el gobierno y finalmente sobre los legisladores y similares.

El señor le dice al joven:
- "¿Sabes?, LOS  POLÍTICOS Y DEMÁS, SON COMO UNA TORTUGA EN UN POSTE."Después de un breve lapso, el joven responde:
- "No comprendo bien la analogía... ¿Qué significa eso, señor?"

Entonces, el señor le explica:
"Si vas caminando por el campo y ves una tortuga arriba de un poste de alambrado haciendo equilibrio..."
¿Qué se te ocurre?
Viendo la cara de incomprensión del joven, continúa con su explicación:
- "Primero: No entenderás cómo llegó ahí.
- Segundo: No podrás creer que esté ahí.
- Tercero: Sabrás que no pudo haber subido solita ahí .
- Cuarto: Estarás seguro que no debería estar ahí.
- Quinto: Serás consciente que no va a hacer nada útil mientras esté ahí. Entonces lo único sensato sería ayudarla a bajar."

EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES ,
HAGÁMOSLO MEJOR, TRATEMOS QUE NINGÚN ANIMAL SUBA AL POSTE.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

SIN MÁS COMENTARIOS, TÚ DECIDES

Más información...
No sé los millones de católicos que hay en nuestro país. Tampoco sé cuantos están comprometidos con su compromiso de Bautismo, pero si sé que es el momento de responder a ese compromiso.

¿Cómo? Depositando nuestro voto en aquello que nos prometen luchar contra el hambre, el paro; con aquellos que nos prometen defender la vida desde la concepción, luchar contra la eutanasia; con aquellos que nos prometen luchar contra la corrupción. Con aquellos que abogan por una educación libre, elegida por los padres; con aquellos que la familia sea considerada como la célula fundamental de la sociedad, y sea protegida y defendida;  con aquellos que nos prometen libertad y justicia, y en donde el pueblo sea libre para su propio autogobierno.

También sé que somos muchos, pues sólo hace falta mirar la cantidad de personas que asisten a una Eucaristía los domingos. He oído que se estima en unos ocho millones.

Pues bien, con dos o tres millones de votos podemos dar un giro completamente a este país. Al menos en sus planteamientos, y los resultados aparecerán enseguida.

¿Es una utopía? No, es una realidad que está en aquellos que creen y aspiran a sobrenaturalizar lo naturalizado. Y es posible porque no vamos solos.

Luego, no hablemos más ni nos quejemos de cómo están las cosas. Ahora es la hora

domingo, 6 de noviembre de 2011

ES EL MOMENTO DE DECIDIR

Más información...

Ha llegado el momento. El momento de, con nuestro voto, cambiar el rumbo de este país. Un rumbo hasta ahora torcido, desorientado, sin sentido y de mal en peor. De mal en peor hasta el punto de no tener vegüenza y volver a presentarse. No sé con que cara pueden dirigirse a esos más de cinco millones de parados par decirles que confien en ellos.

Si en ocho años que llevan gobernando no han sabido vislumbrar las dificultades que se nos venían encima. Si en todos esos años no han sido capaz de preparar el país para soportar mejor estos tiempos de crisis. ¿Qué prometen ahora? ¿Acaso tienen ustedes, señores del PSOE, cridibilidad para depositarle nuestro voto? El hecho de presentarse les desacredita y les pone en tela de juicio. No saben ustedes arreglar nada, o sólo han pensado en enriquecerse y destrozar el país.

Lo correcto y honrado es que hagan mutis en silencio y dejen a otros que aprovechen la oportunidad de demostrar lo que dicen. No soy partidario ni creo tampoco en las promesas del PP. Han tenido muchas oportunidades y no lo han hecho mucho mejor. Si, es verdad que mejoraron y arreglaron, con Aznar, la SS, pero muy poco más.

En el tema de la vida y la educación no han dado el tipo. Se han dejado intimidar por el poder del voto. Han dejado que dañaran a la familia, y no han sabido guardar y defender los valores que nos distinguen como un país creyente y con valores cristianos. Valores que defienden la dignidad del hombre y la familia. Han permitido que nuestra sociedad vaya a peor, porque cuando se da la espalda a la verdad, la justicia, el respeto, la dignidad y el compromiso, se pierde todo.

Las innumerables corrupciones, de todos los colores, nos descubren sus perfiles faltos de seriedad, deshonestos, de irresponsabilidad, de no buenas intenciones y de poca capacidad para administrar los bienes de este país en bienes para todos y no para unos cuantos. Es hora de poner, por nuestra parte y no quejarnos más, nuestro granito de arena en las urnas, donde únicamente tenemos voz, y tomar partida en el asunto.

¿Qué asumismos riesgos? Sin lugar a duda, pero hay que dar un paso hacia adelante y cambiar la historia bipolar, políticamente hablando, de este país. Nuestros hijos merecen sentirse orgullosos de sus padres y, al menos, saber que han arriesgado por ellos en buscar las mejores soluciones, y las mejores personas que saquen adelante este país. Es mucho más alentador y satisfactorio caer en la lucha por la verdad, que hundirse en la mentira y la mediocridad.

Para los creyentes católicos, el Evangelio del viernes( 04/11) nos interpela a movilizarnos y actuar astutamente. Es un toque de atención a nuestra indiferencia y acomodada posición. Si despertáramos a la importancia que tenemos de salvar lo más que apreciamos, la vida, para SIEMPRE, despertaría  nuestra sagacidad e inteligencia por buscar soluciones a este disparate político. Y una de las soluciones pasa por analizar las opciones que tenemos y meditarlas bien. Entre ellas, una es esta que les brindo (ver información arriba). Merece y vale la pena prestarle toda la atención posible. Nos va en ello el salvaguardar nuestra fe y virtudes cristianas. No nos quejemos después.

La familia, fundamentada en el matrimonio y abierta a la vida, es la célula de la sociedad. Y sin ella todo se viene abajo. No hace falta más argumentos, pues a la vista de todos está el deterioro que la sociedad va tomando. Terminaremos sin saber nuestros origenes ni a que familia pertenecemos. Perderemos toda referencia a la verdad y a la justicia. Será un camino de locos hacia el precipicio si no tomamos en serio la vuelta a las virtudes y valores que nos ayudan a madurar y crecer en la verdad.

Por eso, en estos momentos electorales, el acercarnos a votar es de vital importancia, y el elegir al partido que nos defienda y proclame los derechos fundamentales del hombre y la mujer, así como el derecho a la vida, a la educación que los padres elijan, a la libertad religiosa, al trabajo, a la vivienda y a la igualdad de oportunidades. 

Sé que muchos no podrán elegir lo que quieren, pues en su lugar no tendrán acceso a todos, pero les rogaría que se acerquen y voten por el mal menor. Hay que votar para evitar que los indeseables y malos gobernates no progresen. Evitar, al menos, todo lo que se pueda.

Yo, por la Gracia de DIOS, no tengo, en estas elecciones, ningún problema. Tengo un partido decidido a defender lo que yo, como creyente católico, defiendo: La libertad de creer en quien me da la vida; la esperanza de vivir eternamente; el apoyo a la vida desde la concepción; el amor responsable fundamentado en la familia; la igualdad entre las personas y la distribución de la riqueza hasta erradicar el hambre. El derecho al trabajo...

Pero mejor que vean ustedes su programa (más información aquí...)

jueves, 3 de noviembre de 2011

NO CERREMOS LOS OJOS

Nicolás Sarkozy

Ejercitemos la memoria y tratemos de no olvidar todas las cosas que se han hecho mal, porque la situación que vivimos en estos momentos no se debe a gajes de la suerte sino a cosas mal hecha y equivocadas. Y de eso son responsables los Gobiernos (ver aquí), pues si se jactan de hacer las cosas bien e hincharse de méritos cuando las cosas van bien, también habrá que decirle y señalarles como responsables cuando las cosas van mal.

Y todo lo que sufrimos ahora son consecuencias de una muy mala gestión. Los resultados son recortes en la sanidad y pensiones congeladas. Siempre, los más débiles, son los que pagan la mala gestión y equivocaciones de los de arriba, que, por cierto, no se miran ni se involucran en los recortes y sus bolsillos siguen igual de repletos (ver aquí).

No se puede entender tanta ignorancia al jactarse de ser ejemplo de buena gestión económica, cuando ahora, después de unos años estás a la cola de la mala gestión que has hecho. Si era buena, no puede ser mala ahora. Y si es mala ahora es que nunca fue buena.

Por ello, no entiendo como tienen la cara dura y la poca vergüenza de ponerse delante del electorado y pedir su voto. ¿Es que no tienen vergüenza? Al parecer es lo que parece porque con esa gestión hecha, lo mejor es salir corriendo y desaparecer. Pero, no sólo ellos, sino todo el electorado ciego que tienen a sus espaldas que, viendo lo mal que lo han hecho, continúan eligiéndolos para que acaben con el país.
ÚLTIMAS REFLEXIONES