Páginas

viernes, 28 de febrero de 2014

LA FE ES COSA DE DIOS, PERO...



No cabe duda, la fe es un don de Dios, pero algo nos toca a nosotros que hacer para poder recibirla, pues por pura razón, si eso no fuera así no sería justo que unos tuviesen fe y otros no. Dependerá de que queramos recibirla, la pidamos y tengamos nuestro corazón abierto a la Gracia del Espíritu Santo que nos ilumina y nos asiste.

Un ejemplo no podrías ayudar. Imaginemos que de repente suena el teléfono y se oye una voz que trata de identificarnos. Una vez identificado nos comunica que un pariente lejano en un país lejano nos ha dejado una inmensa fortuna. Eres el único heredero y el Banco, encargado de comunicártelo, después de una ardua búsqueda  te ha localizado y te da esa gran noticia.

¿Qué ocurre? Te lo crees o no. Posiblemente tendrás tus dudas, pero la noticia es tan fuerte y maravillosa que, a pesar de tus dudas, quieres creértelo y te gustaría que fuese cierta. Sin embargo, la única posibilidad que tienes de averiguarlo es creértelo y arriesgarte a ir ese lugar lejano y recibir la herencia. Dependerá de ti el ir o no; el creértelo o no.

Pues mira, nuestro Padre Dios te ha dejado una herencia mayor, inmensa y para siempre. Nunca te la podrás gastar por mucho que gaste y tires. Será la dicha de la dicha. Está puesta a tu nombre. Ahora, ¿te lo crees o no? ¿Estás dispuesto a ir a buscarla? 

Dependerá de ti que heredes esa fortuna. No hay otra forma de saberlo y averiguarlo sino ir en su búsqueda. Tú decides, serás inmensamente feliz y rico, o quizás lo pierdas todo, incluso lo que tienes.

viernes, 21 de febrero de 2014

NO VEO SOLUCIONES



Echas un vistazo al panorama que te rodea y, aparentemente, las cosas marchan. Se habla mucho de promesas, de valores, de respeto y de libertad, pero luego aterrizas en la vida de cada día y eso no se refleja en el vivir cotidiano. Hay muchas mentiras e hipocresía porque los valores no se viven, ni se educa ni se respetan.

La libertad es una falacia y creo que ni se entiende lo que es, pues para muchos, al menos eso es lo que viven y lo que creen, consiste en hacer lo que les apetece y les interesa, de tal forma que sus intereses priman ante el bien común y el derecho de los demás. Todos los días vemos las calles convertidas en altavoces que protestan, pero que fastidian a los que no protestan y trabajan.

Y sucede que la justicia no hace justicia, ni las leyes sirven para hacer justicia y respetar el derecho de unos y otros. Unos no pagan y otros no cobran. Los unos tienen derecho pero los otros también. ¿Y quién paga para que otros cobren? Algo no cuadra y algo va mal. Se debería pagar y cobrar. 

Pero lo que pienso al final de todo esto es que lo que falla es la familia. Si no hay familia no hay educación, no hay respeto, no hay leyes, ni justicia, ni libertad... Los pueblos se vuelven ingobernables y la convivencia se hace imposible. Es la película que veo todos los días en la calle.

La familia es la célula de la sociedad, y si la célula enferma, enferma todo el cuerpo.

lunes, 17 de febrero de 2014

¿QUIÉNES SON MANOS UNIDAS?



Muchas voces se levantan en criticar negativamente a la Iglesia. Y no les falta razón, pues la Iglesia es pecadora por la sencilla razón de que sus miembros son pecadores. No es la Iglesia un congregación de fieles seguidores, guapos, perfectos y ya salvados, sino fieles que peregrinan junto al Papa, nombrado por Jesús, el Hijo de Dios, en Pedro y continuado por sus sucesores hasta el actual Papa Francisco, que sintiéndose pecadores, tratan de alcanzar la salvación ya pagada por Jesús con su Muerte y Resurrección.

Pecadores que nos sentimos perdonados, de muchos errores y debilidades, en la Iglesia, por la Gracia y Misericordia del Señor, en el Sacramento instituido por Él, al otorgarle a Pedro el poder de perdonar los pecados. Pero la Iglesia es santa porque su fundador, nuestro Señor Jesucristo es Santo, y en Él la Iglesia es purificada y santificada. Y por Él y por la acción de su Gracia, la Iglesia continua la Misión por el emprendida desde su Bautizo en el río Jordán.

Y no tienen razón cuando hablan mal de la Iglesia y la acusan de ser causa de muchos males y de decir una cosa y hacer otra. No queremos aquí entrar a discutir la labor de la Iglesia, sino presentarla, y que los que no lo creen así, la puedan conocer e indagar. Se trata simplemente de decir lo que se hace con hechos y testimonios, porque no hacen falta palabras.

Hay muchos testimonios, ¡inmumerables!, de obras, por amor, que la Iglesia ofrece y se da gratuitamente para remediar, calmar, curar y sanar enfermedades, hambre y dolor por toda la geografía del mundo. Quienes no quieren ver la inmensa obra que hace la Iglesia, o no se cierran los, ojos o secuestran su razón para que piense y diga lo que no es verdad.

Manos Unidas es la Asociación de la Iglesia Católica en España para la ayuda, promoción y desarrollo del Tercer Mundo. Es, a su vez, una Organización No Gubernamental para el Desarrollo, (ONGD), de voluntarios, católica y seglar.
Misión, visión, valores y Estatutos

Entrar en detalles de lo que hace Manos unidas es hacerlo interminable. Mejor dejar el enlace para aquellos que hablan de la Iglesia mal, al menos conozcan lo que hace la Iglesia. Esto no es todo lo que hace la Iglesia, es sólo una pequeña gotita dentro de su inmenso mar de amor por los hombres.



viernes, 14 de febrero de 2014

AMANTES SON LOS QUE RESPONDEN A SU COMPROMISO DE AMOR




No es fácil amar porque al hacerlo te exiges renuncias y entregas, pero experimentas que cuando lo haces tu gozo aumenta y te sientes bien y en paz. Experimentas felicidad y deseos inmensos de volver a encontrarte con la amada o el amado.

Entonces descubres que amar vale realmente la pena.


sábado, 8 de febrero de 2014

IMPONEN SUS LEYES


Este si puede entenderse como el verdadero fascismo, pues cuando algo no les gusta o no corresponde con sus intereses arremeten contra la libertad de los demás faltando al respeto y a las buenas costumbres. Son tan falsos e hipócritas que se descubren a la primera de cambio.

Son los que imponen sus propias leyes y amenazan a los demás cuando no se hace lo que ello proponen de forma aparente, porque lo que hacen de verdad es imponerlo. Y, me pregunto, ¿a quién quieren convencer? Supongo que los únicos que les escucharan son los que piensan como ellos. Mejor es que...  Leer aquí

miércoles, 5 de febrero de 2014

¿DÓNDE ESTÁ LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?



Quién defiende la libertad de expresión? ¿La derecha o la izquierda? Realmente no lo sé, pues le han impedido hablar, delante de un abortorio, a tres rescatadores que tratan de informar a las madres que van a abortar.

 Informar de forma pacifica y libre, porque es un derecho estar bien informado, es también un derecho que tiene toda persona que informa. Igual que los medios, televisión y otros reclaman el derecho libre de expresión, los rescatadores tienen el derecho de informar sobre el aborto, porque eso si que no es ningún derecho ya que se mata la vida de una persona.

Tanto la derecha o la izquierda, o quienes sean los que permitan que se impida informa delante de un abortorio deben descubrirse y no engañar, porque no son demócratas ni respetan la libertad. Por lo tanto, cada vez que hablen sobre la libertad de expresión y los derechos a ser informado deben silenciar su voz pues están mintiendo. Leer aquí

domingo, 2 de febrero de 2014

INVERTIR EN IGLESIA



La labor de la Iglesia, tan criticada en muchos sectores, es algo que está ahí y que no admite ninguna duda. Quienes la critican negativamente lo hacen sin argumentos ni razones. Ocurre lo mismo que con el aborto, es algo que está fuera de toda duda, desde el punto de vista científico como ético. Pues inadmisible que unos niños por estar dentro del vientre de sus madres no tengan los mismos derechos que aquellos que están fuera.

La Iglesia es un negocio rentable para el Estado. No es que sea así, porque la Iglesia no es ningún negocio, pero quiero expresarlo de esa manera para dar a entender lo que pretendo: "El ahorro que supone la Iglesia para las arcas del estado". No sólo en materia educativa sino sanitaria y familiar. Porque cada familia bien formada y equilibrada le ahorraría al país muchos problemas y gastos.

Podríamos concluir que la Iglesia interesa mucho a los estados porque con ella el país andaría mejor. Leer más
ÚLTIMAS REFLEXIONES