Páginas

sábado, 30 de agosto de 2014

VIVIENDO DE APARIENCIAS SIN DARNOS CUENTA



Suele ocurrir de forma inconsciente y rutinaria. Jugamos y nos aprovechamos de nuestras prácticas de piedad. No es que lo hagamos consciente, pero, tocados y heridos por el pecado como estamos, sacamos partido de nuestra propia piedad para ser visto y considerada como una persona piadosa y de bien.

Porque nuestra vida real se aleja un poco de la Palabra de Dios. O mejor, nos desvinculamos un poco de su Palabra en nuestros ambientes y círculos. Da la sensación que vivimos dos realidades. Una de puertas adentro, y otra que parece no tener nada que ver con la otra, de puertas afuera. El ambiente nos puede y nos distrae. Llegamos incluso a pensar que somos considerados personas raras y diferentes a los demás.

Eso en nuestro país, pero en otros, ya no es que sean bichos raros, sino que son perseguidos y hasta ponen en peligro sus vidas. Las noticias de la muerte de muchos cristianos en otros países son silenciadas y se trata de que pasen desapercibidas. Parece que el mensaje de Jesús estorba y molesta. Y eso también nos afecta a nosotros que, amenazados y observados, silenciamos o disimulamos también nuestro testimonio.

Y es que otro gallo cantaría si fuésemos más consecuentes, o más coherentes. No cabe duda que la Iglesia no se esconde. Está ahí, en donde nadie quiere estar. y atiende a los que casi nadie quiere atender. Incluso arriesgando sus vidas. ¿No es suficiente testimonio? Pero todo eso no nos vale de excusa para aquellos que, quizás, estamos algo dormidos. Posiblemente a esos, donde creo estar yo, nos haría falta un poco más de notoriedad. No para destacar sino para gloria de Dios.

Y eso le pedimos agarrados al Espíritu Santo. Aumenta nuestra fe, Señor, y darnos el valor, la fortaleza y la coherencia de que nuestra vida sea reflejo dentro y fuera de la Iglesia.


miércoles, 27 de agosto de 2014

PIEDAD, DISCIPLINA Y AMOR



Sucede que te crees fuertes y seguro. Has avanzado por el camino y tus hábitos se han fortalecido. Experimentas que eres capaz de dominar tus apetencias y disciplinar tus apegos y perezas. Sin embargo, sabes que no puedes engañarte. La cuestión no es una disciplina sistemática, aunque eso conviene y es muy necesaria, sino lo importante es el amor.

Y eso entra ya en la profundidad del corazón y de lo irracional. A veces la prudencia y el sentido común te indican que no debes acercarte o hacer una determinada acción, pero el corazón te invita a compadecerte y a tomar el riesgo del amor. Jesús así lo hizo, pues experimentando rechazos, soledad e indiferencia, siguió adelante. Nosotros aprovechamos el sentido común y la prudencia para justificarnos.

Y no niego ni afirmo que debo hacer una u otra cosa, pero si pongo en duda mi forma de actuar. La cuestiono y me preocupa. Lo importante es que descubro una necesidad aún todavía mayor, la necesidad imperiosa de la asistencia y el auxilio del Espíritu Santo. Es Él quién puede aconsejarme, impulsarme y darme la sabiduría y el valor suficiente para hacer lo que debo hacer.

Eso enciende más mi ánimo de orar, de suplicar luz y de encontrar caminos que me ayuden, no sólo a cumplir, sino a vivir lo que el espíritu de la Palabra contiene y demanda. Porque sólo en la vivencia de cada día del amor, tendrá sentido y significancia la Palabra. De otra forma, toda palabra, práctica y piedad queda hueca.

sábado, 23 de agosto de 2014

QUIÉN INSISTE ENCUENTRA RECOMPENSA



Tocar a la puerta e insistir se hace necesario. Jesús nos lo ha dicho, porque quien insiste tendrá recompensa, así sea la del buen hábito de la voluntad. Puedo dar testimonio que desde las primeras horas del día de hoy he tenido problemas con Internet, y ya, por eso lo avanzada de la noche, cuando empezaba a darme por vencido, incluso el ordenador apagado. Decidí intentarlo de nuevo, y se hizo la luz.

Quién toca encuentra respuesta, y quién busca encuentra. Más cuando es Jesús quién te espera y da el primer paso saliendo Él a tu encuentro. De alguna forma, la insistencia es una característica del amor, porque cuando amas no te das nunca por vencido e insiste.

Por eso, Jesús, nos llama a tocar, llamar e insistir y encontraremos respuesta, porque un padre nunca deja sin respuesta a su hijo.

miércoles, 20 de agosto de 2014

MIENTRAS MUCHOS SUFREN...



No sabemos lo que tenemos, y si lo sabemos, no somos agradecidos, o quizás nos hemos acostumbrados a vivir bien, a exigir y tener derechos y a tantas cosas buenas, que no podríamos aguantar una situación injusta donde se nos oprima y se nos quite la libertad. Y, menos todavía, donde no se haga justicia, se violen los derechos y se cometan atropellos y violencias.

Nos parecería increíble que eso sucediera en nuestras ciudades y pueblos. Sí, hay delincuencia, pero impera la buena conducta, los derechos humanos y se respeta la libertad y la justicia. Sabemos que todo no se cumple al pie de la letra, pero, a pesar de ciertas injusticias y derechos humanos quebrantados, podemos decir que se puede vivir en cierta paz y armonía.

Sin embargo, eso ocurre en ciertos lugares de este mundo, pero no en todos. Hay muchos donde impera el desorden, la imposición, se quebranta la ley, si es que existe, y se impone la ideología mayoritaria o la más fuerte. El resultado es el sufrimiento de muchos, persecuciones, hambre, muertes y toda clase de atropellos. Mientras en muchas partes del mundo unos cuantos vivimos bien, otros son perseguidos hasta el extremo de perderlo todo, incluso la vida. ¿Cómo puede ocurrir esto en pleno siglo XXI?

Hoy el Papa Francisco ha enviado un tweet con este mensaje: Muchas personas inocentes se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Irak. Señor, te pedimos que puedan regresar pronto. Ver aquí

También nosotros nos unimos a su plegaria y hacemos votos por todos aquellos que huyen y dejan, por la fuerza, todas sus cosas y su propio hogar.

domingo, 17 de agosto de 2014

VISITA DEL SANTO PADRE A COREA






Las visitas del Papa siempre son visitas donde se lleva la paz, se mitiga el dolor y se busca la justicia y la verdad. El Papa no se va de vacaciones, sino que visita a los pobres, a los enfermos, a los que sufren y les habla, en nombre del Señor Jesús, de esperanza, de salvación y de justicia. Y, en la medida que puede, ofrece a través de la Iglesia soluciones de esperanza, de justicia y de paz. Esta es una crónica más de lo que hace el Papa Francisco en el tercer día de su visita a Corea.

El P. Federico Lombardi, portavoz de la Santa Sede, señaló que el Papa Francisco está «en muy buena forma y lleno de entusiasmo» en su primera e histórica visita a Corea del Sur. Ha podido comprobar, no solo que el Papa está con un «maravilloso estado de salud» sino que también «está en muy buena forma y lleno de entusiasmo». Con una apretada agenda transcurre este tercer día. Leer más...

jueves, 14 de agosto de 2014

RAZONES SIN SENTIDO Y SIN FUNDAMENTO



No se puede razonar cuando la razón no está de tu parte. No puedes decir que la Iglesia no hace nada cuando la labor de la Iglesia está reconocida por todos, porque está a la luz de todos. Defender que esto es mentira es defender la propia mentira, y eso no dice ni habla bien de ti. Porque la verdad siempre sale a la luz.

No se puede tratar a la Iglesia de obscurantismo cuando la Iglesia es transparente, habla en la verdad y está abierta a la luz de todo aquel que quiera conocerla. No se puede tratar a la Iglesia de retrograda o que entorpece el progreso cuando es la Iglesia la que promueve la educación, la justicia y la libertad de los pueblos dando su vida por ello.

No se puede tratar a la Iglesia de proselitista cuando la Iglesia propone en libertad la Verdad de la Palabra de Dios sin nunca imponer ni exigir. No se puede tratar a la Iglesia de dictadora cuando la Iglesia escucha, propone y ofrece la opción de elegir el bien y la justicia. No se puede tratar a la Iglesia de rica cuando la Iglesia distribuye y reparte todo lo que recibe y recauda para mitigar el hambre y la pobreza.

A pesar de todo, la Iglesia es pecadora porque está formada por hombres pecadores, que tocados por el pecado se equivocan, faltan a la justicia y a la verdad y cometen atropellos y vicios. Pero, ¡quiénes están exentos de pecados que levante la mano!, porque todos somos pecadores.

Pero la Iglesia es santa porque santo es su fundador, nuestro Señor Jesús, y ese, sí levanta la Mano libre de todo pecado. Y paga por todos los pecadores y nos limpia, purifica, justifica y salva. Por eso, la Iglesia es Madre y Redentora, y en ella todos, por la Gracia de Xto. Jesús, somos salvados.

lunes, 11 de agosto de 2014

¡ESE NO ES MI PROBLEMA!



De alguna manera solemos decir eso cuando otros tienen problemas: ¡Ese no es mi problema! Estamos diciéndoles que no va con nosotros y que le den solución ellos. Es verdad que muchos se crean problemas llevados por sus egoísmos y ambiciones, pero también es verdad que los problemas nos importan a todos, porque de una u otra manera influyen en todos.

Los enfrentamientos y las guerras originan inestabilidad, y en un mundo como el nuestro, super comunicado, tus problemas pronto se reflejan en los míos. La globalización nos ha unido más estrechamente y fuertemente y, eso, nos relaciona más tanto en lo bueno como también en lo malo. Al compartir, no sólo se toma lo bueno, sino que también lo malo se contagia.

Así, las guerras, las injusticias, las enfermedades, las miserias y carencias de otros pueblos, tienen su efecto en estos, y al estar fuertemente relacionados, sus consecuencias afectan también a las nuestras. Esto por un lado, pero por otro, el conocimiento a través de los medios nos permite descubrir cada día los sufrimientos y las miserias que pasan muchos pueblos por las injusticias de otros. Conocemos que sus derechos no son respetados y se les somete su libertad y su dignidad como persona.

Y esto nos debe comprometer a apoyarle y defenderle, y en la medida de lo posible, ¡y se puede!, establecer la paz y la concordia. Primero, porque todos salimos ganando; y, primero también, porque sólo con la justicia y la verdad se puede lograr la paz y la justicia. Hay muchos personas, niños, adultos y ancianos, que sufren enfermedades, persecuciones, injusticias y muertes que claman justicia y paz.

Mientras, ¿qué hacen los poderosos gobiernos al respecto? Verdaderamente, este si es nuestro problema, y quieras o no, a pesar de que te escondas como Adán y Eva, tendrás que dar respuesta a tu compromiso y a tu actuación.

domingo, 3 de agosto de 2014

UNA GOTA EN EL INMENSO MAR



Nos sentimos mal, y es que muy poco podemos hacer cuando tomamos conciencia que somos simplemente una gota en el inmenso mar. ¿Cómo podemos salar, desalar o transformar el mar cuando estamos a merced de su inmensidad y su poder? Somos mecidos, llevados y traídos, y a merced de su poderoso oleaje y fuerza eólica. 

Sin embargo, esa enorme inmensidad está compuesta de muchas simples gotas como yo, y eso me hace pensar que si todas nos ponemos cerca unas de otras y empezamos a navegar en el mismo sentido, la fuerza y el poder de ese inmenso mar puede empezar a resentirse. Sí, sé que es muy difícil acercarnos y, más todavía, ponernos de acuerdo, pero si tú empiezas por un lado, quizás otros pueden también empezar a hacer lo mismo.

La moda empieza así, se habla aquí, se dice allí, se publica, se extiende y cuando menos se piensa coge fuerza hasta llegar a hacerse fuerte. Muchas gotas pueden formar una ola grande que empuje y cambie la dirección del viento y la forma de empujar. Y hasta la forma de mecer. Es cuestión de saber que el mar lo formas tú y millones y millones como tú.

Pues bien, el mundo en el que habitas es algo parecido. Tú y otro como tú, por ejemplo yo, podemos pensar que si empezamos a ser mejor, ya hay dos que están remando en el mismo sentido. Tratemos de divulgarlo, de decirlo y de contagiarlo. No sabremos si lo lograremos, pero eso sí...

Sabemos que no estamos solos, que hay Alguien que nos ayuda, y ese si puede, y lo hace, porque no obstante, Él fue el que hizo el mar para que sometiéndole a su Voluntad sepamos nosotros que Él es el Señor.
ÚLTIMAS REFLEXIONES