jueves, 28 de septiembre de 2017

VASIJA DE BARRO




Mi problema y el de mucha gente, supongo, es el de querer hacer las cosas según mis ideas y mis propios proyectos. La vida me ha sido regalada, y no para gastarla como yo quiero, sino según el plan que Dios ha pensado para mí. Se trata de discernir para que me ha puesto Dios en este mundo, y como desea y quiere que yo me deje salvar por Él para alcanzar el otro.

Por lo tanto, el único camino es tratar y esforzarme en dejarme salvar por Él. Es el Único que puede hacerlo, y el mayor regalo que se me ha dado es que Él me quiere salvar. Su Misericordia es Infinita. Por eso, quiero ser vasija de barro para dejarme, Señor, modelar por Ti, y ser esa luz que Tú quieres que sea, para, alumbrando a otros desde y por tu Sabiduría, ser salvado por tu Gracia y Misericordia. Amén.

lunes, 25 de septiembre de 2017

LA VIDA, CAMINO QUE NOS LLEVA AL ÚNICO CAMINO, VERDAD Y VIDA.




La vida es una maravilla, pero lo es, no por sus monumentos, sus paisajes, su horizonte con sus puestas de sol, su enigmática naturaleza, por sus misterios e impresionante belleza, ni tampoco por sus placeres y apasionantes momentos de felicidad. ¡No!, la vida es maravillosa porque, a pesar de todo eso es una única oportunidad de hacerla plenamente eterna y gozosa para siempre.

Incluso, a pesar de todos tus sufrimientos, de tus adversidades, de tus peligros, de tu inseguridades, de tus padecimientos, de tus incomprensiones, de  tus debilidades y de tus limitaciones. La vida es el espacio que Dios, tu Creador, ha dispuesto para que, tú y yo, la aprovechemos para perpetuarla eternamente en plenitud de gozo junto a nuestro Padre Dios.

Y para eso ha venido Jesús, el Hijo de Dios hecho Hombre. Para proclamar que Él es el único Camino, Verdad y Vida.

lunes, 18 de septiembre de 2017

FELICIDAD ETERNA



La vida pierde su hermosura si se queda sin esperanza. Todo pierde su sentido si la esperanza de vivir una vida más plena no llega. Sobre todo a aquellos que esta vida se parece más a un infierno que a una hermosa maravilla; para aquellos que un día sí, y otro también todo se reduce a continuar sufriendo.

Sin Ti, Señor no hay esperanzas ni motivos para la lucha de cada día. Todo es un vagar rodeado de incertidumbre, peligros, sufrimientos e inseguridades. Sólo en Ti podemos descansar, sobre todo, aquellos que no tenemos nada y que ponemos en Ti todas nuestras esperanzas.

Porque, teniendo o no teniendo, todo en está vida es caduco y se reduce a nada. Sólo nos queda el amor y la esperanza de resucitar a una Vida llena de Felicidad y Paz junto a Ti, Señor.
ÚLTIMAS REFLEXIONES