martes, 7 de noviembre de 2017

LIMPIEZA DE CORAZÓN


Los niños son puros. Claro que guardan inclinaciones egoístas y posesivas. Llevan el pecado original heredados de su padres. Todos nacemos manchados por la soberbia y el egoísmo, y esos pecados nos limitan y van creciendo y desarrollándose simultáneamente con nuestro físico y madurez. No podremos deshacernos de ellos por nuestros méritos y esfuerzos. Necesitamos la Gracia para purificarnos y librarnos de ellos.

Es el Bautismo el Sacramento que nos limpia y que nos da la Gracia para, en el Espíritu Santo, tener capacidad y fuerza para la lucha y vencerlos. Pero, para ello, necesitamos estar pegado al Señor, para, borrando todo atisbo de impureza y falsedad que nos atormenta y ataca, dejar sólo la verdad, que nos hará libre por la Gracia del Señor.

sábado, 4 de noviembre de 2017

TU VIDA TE DELATA



Puedes disimular y crear espejismos de tu propia vida, pero tarde o temprano quedará reflejado tu verdadera imagen. Porque, la vida irá poniendo en el tiempo toda la verdad que anida en tu corazón, y saldrá a la luz tu fe y tus obras.

Porque, una fe sin obras, miente y confunde. Porque, la fe necesita obras que la afirme, la descubra y la transmita. Tu palabras son buenas, pero necesitan luego la comprobación de y en tu vida. También, puede ocurrirnos lo contrario, que haya obras, pero desligadas de la fe. 

También confunde, porque, aunque aparentemente se presente como bueno, no buscas la gloria de Dios, sino tu propia gloria. Y eso acabará mal, porque sin Dios poco o nada podemos hacer.
ÚLTIMAS REFLEXIONES