lunes, 18 de septiembre de 2017

FELICIDAD ETERNA



La vida pierde su hermosura si se queda sin esperanza. Todo pierde su sentido si la esperanza de vivir una vida más plena no llega. Sobre todo a aquellos que esta vida se parece más a un infierno que a una hermosa maravilla; para aquellos que un día sí, y otro también todo se reduce a continuar sufriendo.

Sin Ti, Señor no hay esperanzas ni motivos para la lucha de cada día. Todo es un vagar rodeado de incertidumbre, peligros, sufrimientos e inseguridades. Sólo en Ti podemos descansar, sobre todo, aquellos que no tenemos nada y que ponemos en Ti todas nuestras esperanzas.

Porque, teniendo o no teniendo, todo en está vida es caduco y se reduce a nada. Sólo nos queda el amor y la esperanza de resucitar a una Vida llena de Felicidad y Paz junto a Ti, Señor.

jueves, 14 de septiembre de 2017

EL DIABLO TAMBIÉN ESTÁ SIEMPRE PRESENTE

No desestimemos nunca al diablo, príncipe del mal y dueño de este mundo. Quiere desviarnos y separarnos de nuestro Padre Dios. Maquina toda clase de recursos para seducirnos y engañarnos, y prueba nuestra fortaleza por nuestro talón de Aquiles, debilidad que cada uno de nosotros tenemos.

Nunca descartemos que se esconde detrás de las más insospechadas ocasiones que, consideradas tonterías por nuestra parte, son aprovechadas por él para tumbarnos, desanimarnos y confundirnos, poniendo responsabilidad y voluntariedad y mala intención donde no la hay. Sólo humanidad frágil, herida y tocada por el pecado, y débil ante las seducciones de este mundo, espejismo de felicidad y condenado a la caducidad del vacío y la perdición.

Bendita Misericordia, Padre nuestro del Cielo, que Tú nos ofrece. Bendita Gracia de tu Divino Amor que nos sostiene y nos salva de las garras del príncipe de este mundo. Bendita paciencia y perseverancia infinita que nos regalas y nos soporta. ¡Bendito eres, Padre del Cielo!

Por eso, seamos constante, abiertos, humildes, obedientes, sinceros, reflexivos, confiados, esperanzados, pacientes e insistente como la viuda con aquel juez injusto hasta recibir lo que el Padre nunca nos negará, porque, Él, se nos ha manifestado en su Hijo, haciéndose presente en este mundo para salvarnos. Tengamos la paciencia y perseverancia de esperar y confiar en Él. Porque, Él nos ama y nos salva.

No demos poca importancia a lo pequeño y aparente inútil. No perdamos de vista la sorpresa y la acechanza del diablo, que no descansa en engañarnos y de buscarnos por nuestras debilidades y pecados. Tengamos siempre presente que, a pesar de nuestros errores y fracasos, Jesús, el Señor nos espera, nos abre los brazos de su Misericordia y no salva.

lunes, 4 de septiembre de 2017

COHERENCIA





Nada vale si tus palabras hablan un lenguaje diferente a tus obras,
pues, quien escucha tus palabras, no entenderá lo que,
luego, tus obras dicen. Y siempre quedarán
confundidos y desorientados,
y perderán la confianza
en ti.

Tu testimonio será un despropósito y dejará una huella negativa
en todos aquellos que se relacionen contigo, y
  escuchen tu palabra. Nunca entenderán
como tu palabra dice una cosa y 
tus obras hablan de otras.
ÚLTIMAS REFLEXIONES