ÚLTIMAS REFLEXIONES

sábado, 23 de julio de 2016

CON EL AGUA AL CUELLO: ES LA HORA DE EMPEZAR A NADAR

La última zarpa


Se descubren sus intenciones, que priman sólo en referencia a sus intereses y sometido a su soberbia de no retractarse de errores y palabras sin madurez reflexiva. Porque lo que debe primar es el bien de los españoles, que a su vez es del de España. ¿Por quién y para qué se presentan el Sr. Rivera y Sánchez? ¿Para satisfacer sus egoísmos e intereses? Porque los españoles, según los votos, exigen y mandan que gobierne el PP con Rajoy a la cabeza.

¿Qué es lo que mira un político? ¿Y qué es lo que debe mirar? No hay peligro, porque el PP se ha declarado como un partido en favor de la unidad nacional, y de no ser así le daría a Rivera la oportunidad de sobrepasar al PP. Pues, ¿podemos imaginarnos al PP pactando algún acuerdo independentista con los catalanes? Eso sería su sentencia de muerte. Por lo tanto, no debe esconder el Sr. Rivera ese argumento en su bolsillo para justificar su abstención y amenaza de rajarse.

España necesita un Gobierno, y, de no estar ciego, a C´s le interesa estar en ese Gobierno. Su actitud de partido bisagra debe de proporcionarle participación y asentamiento como partido serio, colaborador y, posiblemente, con cota de mejorar su electorado. Todo dependerá de saber aprovechar su trabajo. Lo que importa y lo que debe mirar, también vale para el Sr. Sánchez, despistado y dominado por sus ansias presidenciales, es el bienestar de los españoles.

Y ese bienestar pase por formar Gobierno, sentarse y ponerse a trabajar en: a) La aprobación de los presupuestos y una ley de Educación, para formar a los futuros españoles, dentro de 25 años, en personas amantes de su Patria y de su unidad; personas maduras, libres, solidarias y amantes del respeto, la justicia y la paz.
b) Una reforma constitucional en los puntos que crean y discutan conviene, no para sus intereses, sino para el bien de España y los españoles.
c) Una reforma laboral, mejorando, si se puede, la que hay y pensando en el bien de las empresas y los empleados. En una mejor distribución de la riqueza, en justicia, solidaridad y trabajo.
Y d) una Justicia independiente, rápida, anticorrupta y que aplique las leyes para el bien de todos los españoles, ajustándose a los nuevos retos que la sociedad vive y demanda.

Y muchas más cosas que irán saliendo y se necesitan, pero que también se necesita tiempo y diálogo. Pero lo principal es eso en líneas generales. Y eso es lo que hay que mirar. Por lo tanto, señores diputados, exijan a sus partidos que se pongan manos a la obra y empiecen a trabajar. El PP ha puesto un programa sobre la mesa, siéntense y digan, esto de acuerdo, y esto vamos a discutirlo...etc. Pero que el Gobierno con buena voluntad empiece a andar, porque los españoles, que los han puesto ahí, estamos sufriendo cada día que pasa.

domingo, 17 de julio de 2016

HAN PERDIDO EL NORTE Y NO SE ENTIENDE NI ELLOS MISMOS

Albert Rivera, durante la rueda de prensa en la sede madrileña de Alcalá.


Estamos donde estábamos hace casi siete meses. Y estamos ahí porque los partidos, sobre todo los perdedores, no aceptan el haber perdido. Y es que si pierdes debes aceptar que la mayoría de los españoles quieren seguir la política de Rajoy, ¿cómo es que tú dices que quieres cambiar y aplicar otra política? ¿Se entiende esto?

Cuando uno de define demócrata significa que está abierto y dispuesto, es decir, en actitud de respetar lo que quieran y expresen la mayoría. Y eso es lo que ha ocurrido por dos veces en las elecciones del pasado 20 D y ahora en las del 26J. En ambas, más reforzada y clara esta última, quedando sólo a treinta y nueve votos de la mayoría absoluta, los españoles han dicho que el programa que más les gusta es el del PP que preside Mariano Rajoy. Porque de no ser así hubiesen votado al PSOE del Sr. Sánchez o a C´s del Sr. Rivera.

Y los resultados es que a esos partidos y candidatos se les han retirados votos. No es que los ciudadanos quieran darle todo el poder al PP. Quieren darle la confianza a ellos, pero no de forma absoluta, sino controlados por los perdedores para que los vigilen y colaboren con ellos. Pensar que los pactos de la izquierda, negándoles la lectura de las urnas a los ciudadanos, es lo que estos han dicho, es una quimera y pura demagogia. El mayor número de votantes has depositado su confianza en el gobierno del PP con Mariano Rajoy al frente, y a los otros los han dejado para evitar que el PP se desmadre o se corrompa sin control.

La democracia tiene una sola lectura, y no las lecturas que cada cual, según sus intereses quieran interpretar y declarar. Cuando los ciudadanos lo tienen claro, sale mayoría absoluta. Pero también, cuando los ciudadanos votan, por segunda vez y más fuerte, a un mismo partido están diciendo que quieren que ese partido gobierne. Y los otros, los perdedores deben colaborar y facilitar esa política que la mayoría de españoles ha elegido.

No sólo no se entiende esto, sino que no se es, o no se sabe que es, ni que exige ser demócrata, sino que también se entorpece la gobernabilidad y la solución a los problemas que sufren los ciudadanos. Y mientras ellos jugando al gato y al ratón. Luego, las urnas tendrán que hablar más claro y dar mayoría absoluta al partido que quiere que gobierne. Los ciudadanos tendremos que pensarlo mejor en las próximas elecciones.

jueves, 14 de julio de 2016

SÓLO SE PIENSA EN EL PODER



El problema es el mismo. Poco o nada ha cambiado con respecto al 20D. Uno que quiere,  a pesar de sus fracasos, cada vez peor, intentando bloquear demagógicamente (PSOE) la formación de gobierno, y otro, qué quizás no sabe plantear (PP)decididamente y descubrir las intenciones del otro. Mientras los españoles a sufrir las consecuencias.

No es la cuestión echarle ahora la responsabilidad al PP, porque, el PSOE sabe que difícilmente el PP puede encontrar alianza en otros partidos. No es el escollo C´s, porque ha dejado claro que quiere colaborar en la formación de gobierno. El problema es el PSOE, porque sabe que el PP no puede pactar con Podemos ni CDC ni el PNV. Son partidos independentistas y no están por la labor de la unidad nacional ni dentro de la Constitución, porque aspirar a separarse es aspirar a estar fuera constitucionalmente. Ejemplo Inglaterra con el Brexit respecto a Europa.

Por lo tanto, con esa demagogia presentada y razonada por Pedro Sánchez no hace sino abonar el terreno para darse otro costalazo mayor, quizás el último, porque no resistirá sostenerse como secretario del partido. Lo que han dicho los votantes no se sabe. Porque unos habrán votado para que el PSOE no pacte con el PP; pero otros quizás desean que haya una colaboración y se haga oposición constructiva para el bien general de los españoles, y, posiblemente otros, le habrán votado por el miedo y vergüenza de que se quedará por debajo de Podemos. ¡Cuidado!, porque hay muchas interpretaciones y no las que dice con toda arrogancia el Sr. Sánchez y su partido.

Lo único que tiene sentido es, a pesar de que les guste a poco, lo que dice Rajoy. Hay necesidad de gobernar, y le corresponde a él, porque ha sido el partido más votado. Y ha declarado que tiene deseos de gobernar para resolver los problemas de los españoles. Intención que no está claro en el otro candidato, que persigue, igual que antes (20D) acceder al sillón de Presidente, sin pensar en el bien de los españoles.

Porque su demagogia queda al descubierto cuando dice que si el PP no le apoyó en la investidura del 20D, ¿por qué lo va a hacer él ahora? Pero, diga bien por qué usted tuvo esa oportunidad porque primero usted se negó rotundamente dialogar con el PP, que también, por mayoría, le correspondía formar gobierno. Y sin apoyos no quiso hacer demagogia y no hizo perder el tiempo como usted, jugando al gato y al ratón con el Sr. Pablo Iglesia., quien fue el que no quiso pactar con usted. Porque de quererlo usted hubiese pactado. 

Se pueden decir muchas cosas y hacer mucha demagogia, pero mientras usted cierra que el país se ponga en marcha y a trabajar, perjudicando enormemente la economía y el bien de los ciudadanos.