sábado, 15 de julio de 2017

LA VIDA, UN CAMINO A RECORRER





La vida te sorprende en muchos momentos. Sus caminos no son siempre los que tú has pensado. Y eso es lo que la hace imprevisible y difícil; arriesgada e incierta; amenazante y peligrosa. Sin embargo, tu vida tiene una meta triunfante y feliz, porque está destinada a alcanzar la plenitud gozosa y eterna.

Sí, es verdad que llegar a ahí presenta curvas peligrosas y tentadoras. Curvas que te atraen y te seducen, y que te invitan a recorrerla sin mirar sus consecuencias. Es la inmediatez del placer y el éxito que tanto te gusta y te satisface instantáneamente. Pero, has de saber que, pronto, todo se queda vacío y hueco. Sólo lo que haces con verdadero amor perdura y te colma de felicidad.

lunes, 10 de julio de 2017

EN CAMINO CON Y EN ÉL




Poco hay que decir, porque todo está dicho. No hay otro camino para seguir a Jesús. Se trata de conocerle para amarle. Y eso nos exige seguirle, que no es ir detrás ni estar junto a Él. Ni tampoco ofrecerle muchos actos de piedad.

Seguirle es descubrir cada día su Palabra, acogerla y vivirla llevándola a tu vida. Y reconociendo que sin Él no podrás vivirla en tu vida, ni tampoco junto a otros. Seguirle es descubrir que en Él está la Verdad Absoluta, y nada más hace falta, porque nada más se encontrará. Sólo Él basta.

viernes, 7 de julio de 2017

LA LUCHA DE CADA DÍA




No hay descanso mientras estemos en este mundo. La lucha es constante y diaria. El Maligno no descansa y trata de seducirnos para llevarnos por el mal camino y alejarnos de Dios. Lo hace mostrándonos las ofertas y placeres de este mundo, espejismos caducos, que nos esclavizan y nos pierden. Detrás de ellos no hay sino vaciedad y perdición.

La puerta por la que hemos de pasar es estrecha. Lo sabemos, pero es la puerta que abre al verdadero y eterno camino de la felicidad. Jesús nos lo ha dicho, "quien gana su vida, perderá la verdadera y eterna. Mientras quien pierde esta, la del mundo, ganará la Vida Eterna -Mt 16, 25-. La única que merece la pena.

lunes, 3 de julio de 2017

LA VERDAD NO PUEDE TAPARSE, Y JESÚS ES "CAMINO-VERDAD Y VIDA



Se hace imposible taparle la boca al creyente en Jesús de Nazaret. Puedes matarle, pero nunca callarle. Porque su corazón goza al proclamar la Verdad y la Vida, y su Camino es recorrido para eso. Esa es su misión. Y no le cuesta trabajo proclamarla, porque se desprende, como destellos que despide la luz al ser encendido su corazón por la Palabra y la acción del Espíritu Santo.

Cuántas más sangre corre, más se extiende la fe. Los mártires son semillas de cristianos y nada puede exterminarlos. Es promesa del Señor: Ahora te digo Yo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder del infierno no la derrotará... -Mt 16, 13-19-.
ÚLTIMAS REFLEXIONES