martes, 15 de enero de 2013

¿ES EL AMOR UN TESORO?

En un campo había un tesoro escondido...


Es interesante reflexionar sobre eso porque podemos estar perdiendo el tiempo en buscar el tesoro de nuestra vida y terminar desencantados ante la frustración de no encontrarlo. Porque no lo hayamos en el dinero, que perseguimos desesperadamente. Tampoco lo hayamos en el poder o el placer, y mucho menos en el poseer.

Luego, ¿dónde está ese tesoro que nos haga feliz eternamente? No encontramos respuestas rápidas ni concretas. Experimentamos que se nos hace difícil encontrarlo, porque no se trata de un secreto ni un remedio instantaneo, sino de un camino de esfuerzos que nos conducen a descubrir que en el amor y la renuncia está esa felicidad que buscamos.

Resulta extraño y hasta contradictorio, pues nuestros criterios parecen apuntar al otro extremo. Sin embargo, el mayor tesoro está en descubrir que aceptar y vivir en los criterios de Jesús está la verdadera razón y sentido de nuestra vida.


ÚLTIMAS REFLEXIONES