miércoles, 23 de octubre de 2013

EL PATITO FEO O LA IMPORTANCIA DE PARARSE UNOS MINUTOS Y REFLEXIONAR




Hace unos momentos me llegó este vídeo y no sé por qué razón me puse a verlo, pues el cuento me lo sé desde niño, y también lo había visto. Pero, el hecho es que me puse a verlo. Sucedió que en la medida que lo iba viendo, entraban en mi mente unos recuerdo e ideas que son actuales y suceden a diario en la vida que hoy vivimos. Tal y como ocurrió en su momento.

El enfado y la disputa de los padres patos me hizo recordar las dudas de José y el repudio a María.

El patito feo me sugirió el problema de los no nacidos y su exclusión (aborto). 

La exclusión de la familia me sugirió el problema de los emigrantes; su soledad y marginación. También José y María experimentaron ese problema. Y Jesús siendo niño, tal y como el protagonista del cuento.

La aventuras y vivencias del patito, me hizo caer en la cuenta de las adversidades de este mundo, sus problemas y su falta de amor. Un mundo donde prevalece el egoísmo y la indiferencia.

Por último, el encuentro con la acogida, la comprensión y amor renace la vida y le da sentido. Sólo en el amor se encuentra plenamente la felicidad y el gozo de vivir.
ÚLTIMAS REFLEXIONES