domingo, 26 de febrero de 2017

TÚ TIENES LA OPORTUNIDAD DE ELEGIR LO MEJOR




La vida te da dos opciones, elegir la vida misma, pero una Vida con mayúscula, plena y gozosa eternamente, para la que has sido creado y llamado. Y la muerte, la otra opción que te ofrece una antesala aparentemente hermosa, pero que se vuelve macabra y de perdición. Y así te hundirá en la angustia y sufrimiento también eternamente.

Mientras tenga vida, aquí en la tierra, tienes tiempo para discernir y elegir. Tendrás que optar por uno u otro camino. Para eso eres libres y estás dotado de voluntad. Tú,  a pesar de tus apetencias, deseos y sentimientos, puedes ser dueño de tu destino, pues, cuenta con voluntad con la que someter esos sentimientos.

No cabe duda que, enfrentarse a esa lucha entre tú y tus sentimientos, tú sólo es descabellado y disparatado, porque, de antemano, estás vencido. Tu pobre humanidad está tocada por las apetencias, deseos y toda limitación origen de tu pecado. Nunca te podrás sobreponer. Sin embargo, por la Gracia de tu Creador, nuestro Padre Dios, tienes la oportunidad de poder resarcirte y optar a la elección de tomar la Vida. La Vida con mayúscula que te dará la Gloria que ansías y buscas desesperadamente.

Se trata de poner tu libertad y voluntad al servicio del amor. Amar es buscar siempre el bien de los demás. En ese sentido, someter tus sentimientos, aun sin dejarlos de sentir, a devolver bien por mal, es la excelencia del único y verdadero amor. Y eso, injertado en el Espíritu de Dios, está en tus manos.
ÚLTIMAS REFLEXIONES