martes, 28 de febrero de 2017

CUANDO AMAS PERSEVERAS




Cuando realmente amas, amas para toda la vida. Porque el verdadero amor no está apoyado en las apariencias, en el gusto, ni tampoco en el interés, ni en los sentimientos, afectos o caricias. Tampoco descansa en las pasiones, emociones o satisfacciones. Pues, si fuera así sería un amor con fecha de caducidad, 

Porque todas esas cosas antes citadas pertenecen al mundo caduco y, con el tiempo, son cambiantes y desaparecen. El amor verdadero se apoya en el compromiso. Es un compromiso que nace de amar voluntariamente y sin condiciones. Es un compromiso que controla y somete sus sentimientos y afectos a su voluntad y libertad, y responde con verdad y justicia. Es un compromiso que no muere y se mantiene fiel a su responsabilidad.  

Porque, todo lo demás no cuenta. Hoy es y mañana no es. Todo pasa, pero tu amor nunca pasa, porque es fiel y comprometido. No es cuestión de gusto ni de apetencias ni de pasiones. Es simplemente un compromiso que está por encima de todo lo demás y, con su voluntad y libertad, puede someterlos para se fiel a su palabra.  

Así nos ama Dios y mantiene su Palabra. Por eso siempre, mientras caminemos por esta vida, no nos faltará el amor de Dios. A pesar de no hacerle caso o ser indiferente con sus gestos de amor. Su Misericordia es Infinita y nos da la posibilidad, siempre estamos a tiempo, de dejarnos amar y corresponder a su amor.
ÚLTIMAS REFLEXIONES