domingo, 12 de marzo de 2017

APROVECHA BIEN TU TIEMPO



No es cuestión de ver pasar el tiempo con los brazos cruzados. Siempre me viene a la memoria una frase que oí varias veces en mi etapa de estudiante: "El tiempo es oro". Y, ahora, ya de mayor, recuerdo con asombro lo real y la verdad que en ella estaba contenida. La vida es un espacio de tiempo que empieza el día de tu concepción y termina en el momento de tu muerte. Pero, termina el recorrido por este mundo, y empieza la verdadera y eterna vida. Su gozo estará en relación a cómo has gastado tu tiempo aquí, ahora, en este momento.

Muchos no lo creen, otros lo ponen en duda, y otros lo buscan y tratan de gastarlo según la Voluntad de Dios. Tantos los unos como los otros tendrán oportunidad de comprobarlo, quieran o no, el día de que lo hayan gastado todo en este mundo. La única realidad es esa y el único valor es el amor. Es la moneda en la que hay que cambiar todo nuestro tiempo de este mundo, porque donde vamos no hay otra. Solo el amor es canjeable.

Así del cómo y dónde hayas invertido tu tiempo, dependerá tu gozo eterno. Malo, pero muy malo sería gastarlo malamente y en cosas que no tienen paridad luego en el otro mundo, el verdadero. Allí sólo tiene valor la moneda del amor. Y sólo de ella serás preguntado y revisado. Así que lo importante es acumular monedas con ese sello amoroso, porque sólo de eso serás examinado.
ÚLTIMAS REFLEXIONES