domingo, 2 de mayo de 2010

¿SON ESOS LOS FAROS QUE NOS GOBIERNAN?


Realmente estamos ciegos cuando nos dejamos llevar por todo lo que nuestros gobernantes, puestos por todos nosotros para que nos dirijan y conduzcan a una convivencia verdadera, justa y en paz, nos legislan, nos cuidan y protegen y se desviven en asegurar nuestra convivencia en aras de que sea para el bien común de todos.

Es asombroso ver el esfuerzo, el desapego, la caridad, el servicio y la plena dedicación a entregarse en la lucha diaria por proteger y crear circunstancias de bien común para todos aquellos que un día han depositado su confianza en ellos y le han señalado para que tome las riendas de sus vidas y de su sociedad en la que conviven, viven y trabajan en aras de conseguir un mundo mejor.

Es conmovedor experimentar como se desviven por conseguir que los pueblos hermanos se levanten, se construyan, se organicen y se desarrollen para el bien de la humanidad y de la persona humana. Contemplar como se protege la vida, la dignidad de la persona humana, la naturaleza, las buenas costumbres, la libertad, la educación, el control de nuestro cuerpo, de nuestras emociones, de nuestros sentimientos hacia el bien común de todos y de la humanidad.

Es gratificante confiarnos en sus manos y dejarnos llevar por sus buenas acciones y por sus fuentes de bondad, sabiduría y fortaleza que nos conducen con mano firme y verdadera hacia la verdad que nos hace más personas y más felices. Estar en sus manos es garantía de confianza, tranquilidad y de sabernos salvados.

Sólo basta mirar este vídeo para darnos cuenta de que nuestros gobernantes son buena gente, nos están diciendo la verdad y nos quiere ayudar a construir un mundo mejor para todos. Tendremos que adorarles, darles gracias y poner nuestras vidas en sus manos, porque ellos saben el camino que nos librará de nuestras esclavitudes y de nuestra muerte.

Si estamos de acuerdo, sigamos tranquilamente pasivos y confiados que todo irá mejor, y demos nuestra confianza a esos señores que todo lo saben y lo hacen para nuestro bien.


5 comentarios:

eligelavida dijo...

Es triste tener guías ciegos, o lo que es peor, malos guías. Pero también es verdad que somos culpables de dejarnos llevar con tanta pasividad. En un país democrático, en teoría tendríamos que tener la oportunidad de cambiar 'algo' las cosas.

ARCENDO dijo...

Ciegos guiando a ciegos....
Solo yendo hacía la Luz, esta sociedad podrá salir adelante... ¿es que no nos damos cuenta?
saludos.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Simplemente debemos ser faros que alumbre la verdad en donde quiera que estemos, y creo que tú lo haces muy bien y te animo a seguir haciéndolo.

Otra cosa es que dejemos muchas cosas por omisión y que no alumbremos todo lo que debíamos alumbrar, por eso necesitamos estar enganchados a la Fuente de Luz que nos alimenta.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Debemos converger en que es así, Arcendo, no nos damos cuenta. Porque otra explicación, al menos yo, no encuentro.

Bueno, hay una y es que el Maligno está aprovechando esa ceguera para que no abran más los ojos.

Hay que rezar mucho para doblegarlo. Esta noche, a eso de las 20,30 hora canaria, un grupo de oración, entre los que yo me encuentro, estaremos haciendo oración de sanación para expulsar al demonio de las almas.

Nos vendría muy bien el apoyo de todos los blogueros conocidos y no conocidos que se quieran sumar.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Alter ego dijo...

¿Ciegos?,ni con lazarillos tienen cura estos gobernantes.Saludos cordiales.

ÚLTIMAS REFLEXIONES