domingo, 8 de julio de 2012

DIOS NO HIZO LA MUERTE

«No me recogerá la muertesino Dios» (santa Teresa 


Ni goza destruyendo a los vivientes. Todo lo creó para que subsistiera; las criaturas del mundo son saludables: no hay en ellas veneno de muerte, ni el abismo impera en la tierra. Porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre para la inmortalidad y lo hizo a imagen de su propio ser; pero la muerte entró en el mundo por la envidia del diablo, y los de su partido pasarán por ella (Sabiduría 1, 13-15; 2, 23-24).

Y nosotros, los hombres, sus hijos, creados a su imagen y semejanza por Amor, estamos llamados a vivir eternamente. Nuestra razón nos lo dice, pues es de sentido común que vivir para morir no tiene sentido. La razón nos dice que la vida es para vivirla eternamente.

Porque nuestro corazón desea amar, y el amor nos hace sentir felicidad y eternidad. El amor nunca se acaba, y si se acaba es porque no está en Dios, su Creador. Y fuera de Dios nos quedamos a merced del diablo, y en él está la muerte. 

Por eso es de sabio seguir a Jesús y estar en Él, porque Él es el Camino, la Verdad y la Vida. Ya nos lo dice el libro de la Sabiduría preparándonos para la venida de quien nos va a salvar, Jesús.

3 comentarios:

Pedro Fernández Cabañas dijo...

Me alegra que publiques esta entrada que hace presente una lectura de la semana pasada. Lo digo porque oí hace poco que la muerte era un "remedio" dado por Dios para no condenar al hombre a una vida eterna en las condiciones en que nos dejó el pecado.
Estoy de acuerdo contigo Salvador.
QDTB

Salvador dijo...

No hay contradicción en eso, pues por nuestro pecado original, no porque Dios lo quiso, el hombre fue condenado a una vida errante, con sufrimiento y angustias. Y una vida alejada de Dios, fuera del paraíso y eterna.

¡No hay mayor sufrimiento! Y en realidad es lo que nos pasa, porque una vida como la que vivimos, sin Dios, no tendría sentido y sería un puro infierno. Lo experimentamos con lo que vemos a nuestro alrededor.

Pero el Amor de Dios es tan grande, Misterio que no podemos comprender, que nos regalo el poder vencer al pecado, y cómo Jesús, acabar este mundo con la muerte para vivir eternamente la verdadera vida junto a Él y al Padre con el Espíritu Santo.

Desde ese punto de vista, la muerte es lo mejor que nos puede pasar, pues se trata de terminar aquí, donde la plenitud no alcanza su perfección, y alcanzarla plenamente junta al Padre en el Cielo.

¡Te imaginas permanecer en este estado imperfecto y sin llegar a descansar, como diría San Agustín, en Dios!
Así, podemos decir que la muerte es un gran regalo de la Misericordia de Dios, pues se trata de la puerta para empezar la verdadera.

Por eso, Dios no quiere la muerte, si existe es porque el hombre, negando a Dios por el pecado, la ha aceptado, y, equivocando el camino de la eternidad y gozo, la busca en otras lugares.

Fruto do Espírito dijo...

Paz, está feliz de visitar su blog. Espero que en mi espacio.
Será un honor para mí seguir.
http://frutodoespirito9.blogspot.com/


Visite también el hermano del blog J.C. de Araujo. mensajes edificantes ... http://discipulodecristo7.blogspot.com/
Deja tu comentario ...


Con amor para ti!

SALMO 23

EL SEÑOR ES MI PASTOR,
Esa es la relación!

Nada me falta,
Este suministro es!

Guíame en verdes pastos,
Este es el reposo!

Él me guía a arroyos de tranquilas aguas,
Esto es refrescante!

El restaura mi alma,
Esta es la curación!

GUIA PARA MÍ LOS CAMINOS DE LA JUSTICIA,
Eso es de orientación!

POR EL AMOR DE SU NOMBRE,
Esto es a propósito!

Aunque ande EL VALLE DE LA SOMBRA DE LA MUERTE,
Eso es probar!

Yo no temeré mal alguno,
Eso es protección!

Tú estás conmigo,
Eso es fidelidad!

Su memoria y tu cayado me infundirán aliento,
Esta es la disciplina!

Preparar una mesa delante de mí en presencia de mis enemigos,
Esta es la esperanza!

UNGE mi cabeza con aceite
Esa es la consagración!

Y mi copa está rebosando,
Eso es abundancia!

Ciertamente el bien y misericordia me seguirán TODOS LOS DIAS DE MI VIDA,
Esto es una bendición!

Y habitaré en la casa del Señor
Eso es seguridad!

Durante largos días,
Esta es la eternidad!

Que el Señor te bendiga y te guarde!

Em Cristo,

***Lucy***

ÚLTIMAS REFLEXIONES