jueves, 9 de diciembre de 2010

¡QUIÉN CREÓ EL MUNDO?


Siempre estaremos hablando de lo mismo (ver aquí), mientras se nos va la vida y cuando llegue el momento de la verdad nos sorprenderemos. Ahora, al parecer, porque todo por muchas investigaciones son pareceres, el mundo es anterior al Big - Bang por causa de unos círculos concéntricos que, al parecer, vienen a se la causa del desencadenamiento del Big - Bang.

No entro ni salgo en estas cosas que no están a mi alcance, ni dejo, por eso, de creerlas o no creerlas, sólo que todo esto son conjeturas e investigaciones que, incluso, de cumplirse no desmienten ni tienen que ver con el verdadero hacedor del mundo.

 Porque no le creo yo a ese Big - Bang lo suficientemente inteligente para crear a su vez a estos señores tan inteligente que les permitan descubrirle y explicarnos como él creó este mundo y los que todavía no hemos descubierto. Porque de ser así, a ese Señor, Fuerza, Energía o lo que fuese habría que considerarlo un Dios o el Ente Infinitamente Inteligente que ha creado todo lo visible e invisible, pues como vemos quedan muchas cosas todavía por descubrir y ver.

Y si fuese así, ese ser es Inmensamente Bueno, Omnipotente, Infinito, Amoroso que ha creado un mundo que busca la paz y la justicia, y que quiere ser eterno y no morir. Es de suponer, con toda la razón y lógica del mundo que no nos haya dejado sólo, que nos proteja y no cuide y nos quiera salvar. Somos sus criaturas, porque la energía no puede crear a lo loco ni de forma espontánea, pues ella misma necesita crearse a sí misma. Y Alguien que pueda crearse a sí mismo es...

Por todo ello, JESÚS de Nazaret, que me habla de un PADRE Bueno, Infinito, Eterno, Justo y Amoroso. Que nos quiere hasta el punto de enviar a su HIJO a morir por salvarnos, y que nos promete todo lo que nosotros buscamos y deseamos, es quien ha creado todo eso que los hombres se empeñan en buscar y dar respuesta, llámese Big - Bang, círculos concéntricos... etc

2 comentarios:

Rafael dijo...

Hay algo que a mí me parece estremecedor. En todas las cosas, hay una armonía que se pone de manifiesto en las leyes físicas, biológicas, etc. Al "sentido" que poseen, los griegos lo llamaban "Logos". Pues antes de que existiera una sola partícula, ya tenía que existir ese sentido, de lo contrario ¿a qué orden se hubiera sujetado la materia y la energía?

La Revelación nos dice que en el principio era el Logos, y el Logos era Dios y estaba con Dios. ¡Y el Logos se hizo carne!

Impresionante. Realmente impresionante.

María Jesús Verdú dijo...

Me alegró aterrizar y visitar su blog

ÚLTIMAS REFLEXIONES