domingo, 7 de julio de 2013

IMPUESTOS, INVERSIONES Y CONSUMO



Es simplemente mi opinión, posiblemente sujeta a errores por ignorancia, pero mi opinión, la que tengo, la que me puedo formar y la que emerge desde mi experiencia. Como muchos españoles, que supongo son los que le deben importar a los gobiernos, opinamos y nuestras opiniones son las que deben tomar cuerpo en el Parlamento para transformarse en el bien común.

Expuesto esto, opino que bajar los impuestos sería muy beneficioso. Beneficioso porque las empresas quedarían en disposición de ser tentadas a invertir. Las inversiones favorecidas por la bajada de impuestos generarían empleo y el empleo produciría más consumo.

Al mismo tiempo, el crecimiento de empleo fortalecería la seguridad social y la asistencia pública sanitaria, y también crecería la tributación, pues a mayores inversiones, mayor trabajo y más consumo. Los ingresos a Hacienda suben también. No sé si mis apreciaciones son correctas, pero el sentido común y la lógica me indican que pueden ser las medidas que necesitamos en este momento los españoles.

¿Por qué no se toman? No lo entiendo, y me quedo perplejo, pues doy por hecho que los señores que están al frente del Gobierno saben mucho más que yo. Sin embargo, eso no impide que yo, que pago mis impuestos, comparta mi opinión y pida respuestas que satisfaga y den luz a las que expongo. Porque de ser las buenas no entiendo por qué no se llevan a cabo.

Sólo me queda pensar que no se hacen porque buscan otros intereses que no sean los de beneficiar al pueblo y engordar el bolsillo propio. Eso justificaría todo, y lo que actualmente prolifera y ocurre, porque cada vez la vida se nos hace más imposible. Impuestos directos, patrimonio, impuestos de bienes inmuebles, tasas de basura, de circulación... Ocurre que cuando acabas con unos, empiezan otros, y así estamos todo el año, no levantamos cabeza.

¿Qué opinan ustedes?
ÚLTIMAS REFLEXIONES