jueves, 28 de noviembre de 2013

¿SABEN USTEDES QUIÉN ES ESTE CABALLERO?


Supongo que un casi 99,9% de acierto que los lectores, que lean esta reflexión, sabrán quien es Messi o Cristiano Ronaldo, y muchos otros personajes del deporte, del cine, de la moda...etc. Sin embargo no creo que sepan, antes de seguir leyendo, quién es este Señor que encabeza esta reflexión.

Este soy yo esperando la intervención
 
Gracias a este Caballero, y a muchos otros que le precedieron, hoy, fecha en la que escribo esta reflexión, 25 de noviembre de 2013, me he sacado una muela sin dolor. En el momento que el doctor D. Luis Gil Toledo, hijo de un buen amigo, se decidió a que había que quitarla, pues estaba agrietada y era imposible conservarla, me inyecto esa sustancia que todos conocemos por "anestesia" para insensibilizarme el lado donde estaba el objetivo a sacar.

Unos minutos más tarde, mi lado facial derecho era insensible y, asombrado, a pesar de no ser la primera vez, surgió en lo más profundo de mi corazón sentidas gratitud a este Señor, Crawfor W. Long, a quien yo tampoco conocía, y que por sus desvelos y tenacidad hoy yo era intervenido de una muela extraída sin dolor.

No podía resistirme a rendir homenaje a este Caballero y a otros muchos que nos han hecho la vida más agradable, más cómoda, más hermosa y más larga. Y en muchos casos, por no decir todos, con sacrificio, penurias, rechazos, ingratitudes y nada de reconocimientos. Quizás algunos al final o después de dejar este mundo. Cuando afloraba el dinero o la fama.

Sí, han sido personas que han amado la vida y a los hombres. A pesar de sus formas de ser, de sus carácteres, de sus soberbias y pecados. Eran y son humanos como cualquiera de nosotros, pero han dado sus vidas por hacernos la vida a los demás mucho más alegre y bonita. Han derramado todos los talentos recibidos en bien de los demás.

No entiendo como hoy hay también muchos hombres que se afanan en quitarla para evitar dolor. ¿Es qué el dolor de unos se evita con la muerte de otros? Y no sólo el dolor físico, sino el moral y ético. Sin embargo, el mundo se acuerda más de Messí, Cristiano, Alonso...etc.
ÚLTIMAS REFLEXIONES