domingo, 1 de diciembre de 2013

¿QUIÉN PONE SOLUCIÓN A ESTO?

Cnflicto Siria - Palestina

Se hace necesario dejarse de palabrerio y de conferencias y reuniones buscando la paz, pero dándose banquetes y fiestas. La paz cuando se desea se consigue, porque nada de lo que haya en disputa vale más que la paz y la vida de tantas personas humanas, sobre todo esa cantidad de niños que mueren a diario sin a nadie importarles.

Sí, lo denunciamos, pero ya las noticias no impactan. Los corazones se han endurecidos y, a pesar de tanto sufrimiento y muertes, los poderosos que pueden edificar un mundo mejor lo destruyen, y con ello matan,  sin importarles nada los demás. Sí, el corazón está endurecido y también ciego. No advierten que al mismo tiempo que matan, ellos mismos se matan. Les sorprenderán el caos y el vacío interior que les borrará todo sentido vital y la ilusión por construir un mundo habitable, en paz y concordia.

Perderán hasta lo que tienen, y solo aquellos que perseveren en el esfuerzo de amar al estilo de Jesús encontrarán el camino y la esperanza.

Les dejo a modo de ejemplo esta carta que he recibido, mientras nuestra parte del mundo celebramos la Navidad rodeado de bienestar, confort y buenas comidas. No es una critica, ni tampoco pensar que tenemos la solución, es simplemente una llamada de socorro para despertar y preocuparnos por estas personas que están sufriendo.

Hace unas semanas te escribíamos para contarte que teníamos un reto por cumplir. La vacunación de 35.000 niños y niñas menores de 5 años, en Siria, era inminentemente necesaria. Un brote de polio amenazaba el país, que sigue siendo devastado por la guerra.

Hoy podemos contarte que lo estamos consiguiendo. Junto a la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones que trabajan en el terreno, hemos conseguido vacunar ya a más de 18.000 niños y niñas.

Sin duda, los retos continúan y nos queda todo por hacer. Esta semana llegaba el dato: Más de 11.000 menores han fallecido ya a consecuencia del conflicto.

En UNRWA, seguimos trabajando sin descanso, prestando asistencia y protección tanto en Siria como en los países vecinos, Jordania y Líbano, para acoger a los refugiados de Palestina damnificados por el conflicto, pero por favor déjame que te cuente que con tu ayuda todo es posible, y gracias a ello, podemos seguir trabajando.


Un afectuoso saludo,

Raquel Martí
Directora ejecutiva de UNRWA España
 
ÚLTIMAS REFLEXIONES