viernes, 16 de mayo de 2014

LA IGLESIA SIEMPRE VIVA PORQUE SU FUNDADOR, NUESTRO SEÑOR JESÚS, VIVE.




Los creyentes no desesperamos porque tenemos la promesa de Jesús de que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia. Sabemos de nuestra victoria y de que estamos en Manos del Espíritu Santo. A pesar de la imagen que da el mundo en que nos ha tocado vivir. A pesar de los rechazos a la Iglesia y al Señor y el abrazo a la corrupción y pérdida de valores.

Durante quince días como máximo podrán convivir con ellas para conocer de primera mano su tipo de vida y su espiritualidad. Ninguna otra orden de clausura tiene permiso para algo semejante. Pero, claro está, los resultados hablan por sí solos. Y es que parece que con estas religiosas se cumple aquello de que «conocerlas es quererlas».  Y es que cuando se conoce, se experimenta y se tiene un encuentro con Jesús, algo ocurre en nuestro interior... Leer más
ÚLTIMAS REFLEXIONES