Páginas

martes, 21 de julio de 2009

EL VALOR DE LA AMISTAD


A la hora de repartir premios, la tarea se hace difícil. Y sobre todo cuando se trata de evaluar algo tan profundo e importante como es "la amistad". Porque el término amistad dice todo y significa todo. Amistad implica, no sólo conocimiento, sino afecto personal desinteresado y recíproco. En este caso de forma virtual y sin un conocimiento físico, ni cercano, pero si muy intimo en las ideas y en la cercanía intelectual del conocimiento y el intercambio de principios y valores que nos unen, en muchos casos, más fuertemente que el físico o el superficial compartir de cosas, pero no pensamientos.

En cierta ocasión oí decir que tener más de dos amigos era algo muy difícil. Y, realmente, lo es sí la amistad está basada en los criterios humanos. Todo lo humano está manchado por el egoísmo personal, y eso, tarde o temprano, prioriza los intereses a los valores amistosos y a la fidelidad del amor. Sin embargo, nunca he podido resistirme a esa idea, porque la amistad cuando está puesta en JESÚS y con ÉL en medio de los hombres, todo se allana y se acepta. Todo, entonces, es posible.

Y es, en ese sentido, en el que quiero ofrecer mi amistad, dándome enteramente en XTO.JESÚS, y aceptando todo lo que me limita y me incapacita, pero esperanzado en que con ÉL todo es posible y el Amor será el objetivo que nos unirá y colmará todas nuestras ansias de felicidad.

Tendría que romper las normas, porque no tengo sólo con siete para abrazar a tanto amigos que a lo largo de este año y algo me acompañan, me fortalecen, sufren y lloran, están a cada momento, comparten, ríen y se alegran, luchan y gritan que la vida vale la pena vivirla desde JESÚS y por JESÚS, porque en ÉL encontramos nuestra esperanza de ser un día, no muy lejano, inmensamente y eternamente felices.

Fuera de este reparto quedan tantos que no me atrevo a nombrar, porque de alguno me olvidaría y lo pasaría mal. Unos que están desde el principio y otros que acaban de entrar en mi corazón. Unos que me animan y otros que me fortalecen; unos que me escuchan y otros que me bendicen; unos que me enseñan y otros que me leen. Al final, todos me son imprescindibles, porque en ellos y cada uno está el Rostro de CRISTO que me da la oportunidad de realizar eso que realmente somos y mi querida amiga Rosa ha plasmado como la respuesta a todo lo que el hombre busca: "AMOR".

Y antes, se me olvidaba, de proceder a adjudicarlos, darles las gracias a Mariola, por su detalle y abierta amistad al mencionarme y tenerme entre sus amigos y concederme este premio que enlaza y nos une en una amistad que nace en XTO.JESÚS y en ÉL se sostiene. Es un ejemplo como en tan poco tiempo nace profundamente una amistad que parece ser de toda la vida. Son los milagros inefables que en el SEÑOR se producen a diario.

También, aunque ha sido a raíz de una noticia posterior que he recibido, quiero tener muy presente un proyecto, que posiblemente ustedes habrán visto en la barra lateral de mis blogs, con el nombre "LA CIUDAD DE LA FELICIDAD", y al que le brindo toda mi amistad y servicio, sobre todo a Andrea, un seglar que, dejándolo todo, se ha entregado a trabajar por la felicidad de los niños de Guatemala.

Luego, llega el momento de nombrar a siete, en los que están contenidos todos los que me visitan, y también los que no, porque al final todos estamos llamados a relacionarnos y a ser Uno como son el PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO. ¡Qué DIOS los bendiga a todos!.

De todos los días
eligelavida
HUMANIZANDO TU ENTORNO
Campos de sueño
La camara de las meditaciones
iskander

17 comentarios:

rgr dijo...

Dios te bendiga a tí, te muestre Su Rostro, te colme de alegría, Salvador, mi hermano y amigo con el que el Padre Bueno me ha bendecido. Un gran abrazo en Cristo y María. Paz y Bien. Ricardo

Adrisol dijo...

muchísimas gracias por considerarme tu amiga!!!
es algo tan importante y tan fuerte que no es para cualquiera!!

claro que me llevaré tu regalo que guardaré con profundo afecto.

un super abrazo,amigo

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hace varios años, cuando un amigo al que, en el SEÑOR traté de ayudar, me daba, y todavía lo hace, las gracias, yo le respondía que no sabía quién a quién tenía que darle gracias. Porque tú eres la ocasión y la oportunidad que DIOS me pone para ayudarme a crecer, para fortalecerme, para purificarme.
Desde ese contexto, amigo y hermano Ricardo, tú representas para mí la luz que me inspira cada día con tus hermosas y asistidas reflexiones por el ESPÍRITU, y desde tu dura realidad. Tus pasos son pasos que me alientan a hacer, a aceptar yo lo mismo. Es el testimonio, el milagro de sentir el impulso del ESPÍRITU en el misterio del CUERPO MÍSTICO. Tu fuerza, tu fe, tu lucha diaria es alimento para otros, fuerzas y guía para mí que también me alienta y empuja. Este es el sentido de la Ultreya, el compartir entre los creyentes en medio de JESÚS: el alimento en nuestro camino.
Gracias le doy, pues, al ESPÍRITU en el SEÑOR JESÚS, que nos pastorea y nos lleva de sus MANOS hacia la Casa del PADRE. Y gracias a ti por su respuesta, que nos ayuda en el camino a compartir y a llevarlo fortalecido en la fe.
Un fuerte abrazo para toda la familia, que espero esté bien, especialmente tu padre, y una oración para que tu madre, desde el cielo, interceda por nosotros.

Mariola dijo...

Querido amigo Salvador.
Tu reflexion es preciosa.
Para mi la amistad es algo muy importante, y si la amistad es en Jesus, todavia mas, mucho mas.
Miguel Hernandez, poeta Oriolano dice un una poesia que dedicó a su querido amigo Ramon Sijé, "...Compañero del Alma, compañero..." para mi, esa es la amistad en Jesus, no se basa solo en los criterios que tiene el mundo sobre la amistad, si no, algo mas.
Es un compartir, una pasion, un amor, es tolerar, es apoyar, es ayudar, es... amistad.
Querido amigo Salvador
que Dios te siga bendiciendo tanto como lo está haciendo.
Un abrazo en el Señor
JESUS, EL AMIGO QUE NUNCA FALLA.

MARISELA dijo...

Como siempre has dado en el meollo del asunto: la amistad es amor desinteresado que damos a todos.
Pasa por mi blog cuando puedas, pues hay varios regalitos para tí. Abrazo en Cristo Jesús.

Hilda dijo...

Muchas gracias Salvador, me encanta la forma en que redactas hasta para recibir un premio!

Me honro con tu amistad, ya puse el premio en la vitrina de los premios, gracias!!

saludos. Hilda

Gizatar dijo...

Gracias Salvador por este nuevo regalo. Recojo tu comentario: En este moento, No se quien regala a quien.

Agradecidos por tanto don y tanto bien pido bendiciones para este blog y para tu persona.

¡Un fraternal abrazo!

Paz y Bien.

Salvador Pérez Alayón dijo...

El hombre cuando da su amistad, y se entrega por el bien de otra persona, está realizando su máxima vocación, su mayor ideal, su más alto vuelo, porque está amando hasta el extremo de perder su vida: privilegios, estima, posición, vida, situación, poder, honor...etc. De esa forma amó JESÚS, y nosotros, injertados en ÉL y asistido por el ESPÍRITU SANTO, podemos hacer lo mismo. Muchos ya lo han hecho y otros lo hacen.
No hay otra forma de cultivar la verdadera amistad, y esa es la que vale la pena; la que da disgustos, pero también los mayores gozos y la que pone sentido y valor a la vida. Es así como vale la pena vivir.
Ànimo y gracias por tus comentarios, Adri, y un abrazo fuerte en XTO.JESÚS.

Angel dijo...

cada día tus escritos me dejan KO. Que claridad de palabras y belleza en ellas contenidas. Qué dedicación a los amigos, que entrega al Señor.
¡Qué cristiano para imitar!
Felicidades

Salvador Pérez Alayón dijo...

Cuando la amistad está apoyada en los criterios humanos, tiene condiciones y su límite está hasta que me tocas el bolsillo, mi comodidad o intereses. Solemos comentar: "es mi amigo, pero yo me debo a.... yo tengo que... yo no puedo perder mi...
JESÚS nos amó hasta dar su vida por cada uno de nosotros, y sin condiciones ni pedir nada a cambio. Se dió, y se sigue dando. ¿Se puede amar más? Esa es la medida que debemos tener para volar hasta ahí, y con JESÚS se puede. Esa es la fe que debemos tener. "¡Se puede! ¡CRISTO y yo mayoría aplastante!
Gracias por tus comentarios, Mariola,y un abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Muchas gracias Marisela por tu constante presencia; por tu lucha y empuje; por tu fe y entrega. A tu lado se hace el camino más ligero y llevadero y con tu entusiasmo nos contagia y animas.
Gracias también por tu regalo que comparto con todo cariño y entusiasmo.
Un fuerta abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Gracias Hilda por tu prontitud a mi llamada y recogida del premio. Te deseo que tu vida vaya bien y que encuentres tu media naranja. Dichoso será quién despierte y se acerque con esas intenciones a tí, pues será lleno de bendiciones y de atenciones, claro, de ser correspondido por tu parte.
Espero que, como dices, no te desligue de tus comentarios y reflexiones, pues nos ayudan, nos hace mucho bien y son necesarias para el crecimiento mutuo.
Un abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Indudablemente, cuando el amor en verdadera amistad se abre, lo lógico y natural es que sea devuelto y correspondido en la misma medida. Cada uno en la correspondencia de sus capacidades, talentos e intensidad, y DIOS en medio de todos llenándonos de su Gracia.
Por eso, uno no siente que da, porque es dichoso haciéndolo, y al recibirlo no se siente pagado, sino más dichoso por el efecto que produce el dar. Por eso sentimos que es más dichoso el que da que el que recibe, y en esa medida todos queremos ser los generosos, los que dan y no los que recibimos. DIOS nos ama tanto que se realiza en DAR, porque no puede ser egoísta, ni individual. Su propia Esencia es Dar, Amar. Pero también el saber recibir es una forma de dar, porque le regalas al otro esa inmensa alegría de darse y dar. Así que dar o recibir es una Gracia de DIOS que nos hace inmensamente felices.
Un abrazo, Gizatar, muy fuerte en XTO. Nuestro SEÑOR.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Ángel me veo tan pequeño que tus palabras me hacen proclamar como María la grandeza del SEÑOR. Tengo que confesar que cuando escribo empiezo en blanco, y lo digo con toda humildad, pero las palabras bullen y salen de mi mente como impulsos que mis dedos transmiten en el teclado. Confieso que yo soy el primer sorprendido. Luego, hasta yo mismo me asombro de mí mismo.
Y esto lo digo desde la actitud de Juan el Bautista (Jn 3, 30) consciente de que todo es por y para Gloria del SEÑOR y en ello debemos fijarnos. En mi propia casa paso desapercibido y mi propia familia no me lee, ni considera lo que escribo. Se cumple lo de "nadie es considerado en su propia tierra". Digo esto porque se puede comprender mejor la grandeza y la Gracia del SEÑOR. Y, también con toda humildad, creanme, todo sea para gloria del SEÑOR, confieso que no es la primera vez que me dicen algo así, y si comento esto es para que sea el SEÑOR QUIEN crezca y sea alabado y glorificado, pues todo es por ÉL, en ÉL y por ÉL.
Un gran abrazo en XTO.JESUS.

Hilda dijo...

Gracias Salvador, Dios te oiga!!
Espero ahorita que ya estoy de vacaciones poder escribir algo, tengo varias ideas en mente.
Saludos y gracias por todo y por tus palabras, un honor recibirlas. Hilda

iskander dijo...

Muchísimas gracias en mi nombre y en de cuantos colaboradores nos ayudan a diario y sobre todo en el nombre de quienes reciben estos premios como una llama de calor para no sentirse tan solos en un mundo que cada día los ignora más y más.
El domingo por la noche un indigente de 71 años(¡qué barbaridad!) fallecía en las calles de Madrid y se estima que la gente tardó más de 12 horas en darse cuenta de que estaba muerto y no durmiendo la borrachera como pensaban.

Anónimo dijo...

Hola alguien me puede decir cual es el nombre de Dios? Y es importante saberlo? Yo creo que sí. ... Agradecería la respuesta

ÚLTIMAS REFLEXIONES