domingo, 1 de marzo de 2015

MATAR SIGNIFICA DECIDIR SOBRE LA VIDA DE OTRO

14 de marzo


Nadie tiene derecho a matar, porque matar es robarle la vida a otro. Y la vida es el don más preciado que tiene el hombre, y le pertenece por derecho propio. Matar significa decidir sobre la vida de otro. ¿Y tienes tú derecho sobre esa vida? ¿Quién te has creído que eres?

Aprecias tu vida y no quieres perderla, pero ¡y la vida de los demás? ¿Te crees tú mejor que ellos para tener derecho a vivir y ellos no? Es posible que la vida de otros te molesten, te exijan compartir, esfuerzos y sacrificios, pero eso no te da derecho a interrumpirla. El mundo es una herencia para el hombre y la mujer, y tú, ni yo, podemos apropiarnos de él. 

Es posible que hayan muchos problemas, pero también hay muchas soluciones. Es posible que se hayan intentado aplicar muchas, pero quizás la única que los soluciona no se llega a aplicar del todo: El amor. 

Con el amor se ven las cosas de otro modo, y también se reparten de otro modo. La vida brotaría feliz y el mundo sería un paraíso. Claro, que la vida nace en la familias. Es su sitio de origen y es en ella donde hay que protegerla, educarla y encauzarla. Es el lugar donde crece en conocimientos, fidelidad y estatura. 

Por eso la familia debe ser la estrella de los gobiernos, porque protegiendo a las familias ganamos todos. Y eso es lo que vamos a hacer el 14 M, salir a la calle a cantar esa maravilla de la familia, donde nace la vida y con ella los pueblos.

No te quedes con los brazos cruzados. Sal y acompañanos, si no puedes con tu presencia, con tu oración, que no es poco.
ÚLTIMAS REFLEXIONES