jueves, 26 de marzo de 2015

CONTAMOS SIEMPRE CON EL PERDÓN DE DIOS



La vida, cuando se escucha desde el corazón y en actitud sincera, pone todas las cosas en su lugar. Por eso decimos que la verdad siempre emerge, porque al final todo vuelve a su lugar. Y es que las cosas buscan cada una su sitio, pues todas tienen su lugar en este mundo.

Bien, es verdad, que el hombre trastoca todo y lo desubica de su lugar natural, pero cuando se busca y trabaja desde la verdad, todo encuentra su sitio. Por lo tanto, no hay que desesperar, sino todo lo contrario, confiar que caminando en la verdad se encontrará el verdadero camino.

Nuestros errores siempre son perdonados. Incluso los más horrendos y graves que parezcan. Porque quien los perdona es Dios. Nadie puede perdonar aunque confiese su buena intención de hacerlo. Sin lugar a duda, que, como Dios nos perdona a nosotros, también nosotros, en la misma medida, debemos perdonar. Y en ese sentido debes considerarte perdonado/a.

El camino siempre está delante, y para delante hay que caminar. Y siempre con esperanza, porque lo importante no es lo que se hace mal, sino el deseo de convertirlo para bien. Y para eso siempre hay tiempo mientras estemos vivos. Dios, nuestro Padre, esa es la gran suerte, nos quiere y nos perdona, y en Él todo tendrá solución y arreglo. Así que, porque esa es su Voluntad, todos viviremos y todos seremos felices. 

Sólo se trata de buscarlo y esforzarnos en hacer su Voluntad, que es lo mejor para nosotros.

PD. Refexión a un comentario recibido en "Un rincón para orar":

Esta es mi historia; salí embarazada cd tenía 15 años de una relación de unos 3-4 meses. Mi novio en ese momento n supo estar a la altura y yo menos todavía y aborté.
Me arrepentiré toda mi vida. Yo seguí con este chico y hoy en día es mi marido. Llevamos 13 años juntos y hace bien poquito me quedé embarazada y lo perdí. Volví a revivir lo q es esta pérdida tan grande y necesito ser madre.

Fui muy cobarde y débil x lo q hice y espero q si leéis esto no lo hagáis xq no lo olvidaréis en la vida.

Señor confío en ti y sé q me colmaras con la gran bendición de ser madre xq sabes lo arrepentida q estoy x lo atroz de mi pecado. Ya tengo 2 niños en el cielo y aunq uno lo hice yo y el otro fue natural os digo ángeles míos q a los 2 os quiero x igual y q algún día me reencontraré con vosotros. Perdónenme
ÚLTIMAS REFLEXIONES