miércoles, 16 de julio de 2008

¿POR QUÉ NO DECIR LA VERDAD?







No comprendo que es lo que puede estar pasando para que los políticos no se den cuenta de que hay mucha gente que no quiere el aborto, epc, eutanasia, desvirtuar el concepto del matrimonio, el divorcio exprés... etc.

Nuestra nación se fundamenta en unos valores humanos que se apoyan en la Ley Natural. No nuestra nación, sino Europa. El humanismo cristiano es parte de nuestra propia esencia y sin él nada tiene sentido. Pero, es que la propia vida no tiene sentido cuando se hacen verdaderos esfuerzos por matar lo que realmente se es: "persona creada para amar".

Y partiendo de antemano que muchos no estarán de acuerdo e, incluso, les asomará la ricita propia de la ironía, tengo que proclamar a los cuatro viento que el ser humano sin amor está perdido. Una rápida ojeada al mundo que nos rodea y convergeremos en asentir que gracias al amor no está el mundo totalmente perdido: los secuestros, los robos, los fraudes, los asesinatos, pederastas, divorcios, familias a la deriva, políticas sin sentido, poder, ambición...etc, pero,¿ como puede aún funcionar el mundo? Sin lugar a duda y sin pretenderlo todo esto es una prueba evidente de la existencia de un Creador que no sólo lo ha creado, sino que, también, lo cuida y lo mantiene.

El hombre es un ser creado y capacitado para amar. Y, esa su propia esencia, lo deja al descubierto de que ha sido creado a imagen y semejanza de su Creador. ¿Por qué, pues empeñarse en ir en sentido contrario? ¿Por qué disparar veneno y todo tipo de artilugios para ir contra su propio destino? Será imposible detenerlo, porque esa es la VOLUNTAD de QUIEN lo ha creado y para lo que lo ha creado.

Luego, dicho esto, ¿por qué usted, Sr. Rajoy y compañía y, también otros partidos que crean en el hombre como criatura de DIOS, no dicen las cosas como se tienen que decir. Mire usted, cuando el Sr. Zapatero proclama que es la libertad la que hace al hombre autentico, usted debe de contestar que lo único que hace al hombre auténticamente libre y verdadero es la Verdad.

¿Por qué?, porque ser libre no es tener capacidad de elegir lo que uno cree, que siempre será lo que más le interesa, aún a pesar de pasar por encima del otro. Porque ser libre no es tener capacidad de movimiento e irme ahora para aquí y, mañana, para allá. Porque ser libre no es tomar esto porque me gusta, o tirar lo otro porque me estorba.

Porque ser libre es: la capacidad de poder amar y encadenarse voluntariamente al servicio del otro. ¿Tiene usted esa capacidad y voluntad, Sr. Rajoy? Al Sr. Zapatero no se lo pregunto porque nos está demostrando que no la tiene: "hace lo que quiere y lo que a él le parece que es bueno o que los demás deben hacer. Es más, no les deja escoger, se los impone"

Cuando uno es capaz de morir, como hiciste TÚ, mi SEÑOR, por otros que nada les debía, que no te conocían, que ni caso te hacían y nada les importó, mucho se tiene que amar para estar dispuesto a hacer lo que TÚ hiciste. Cuando uno es capaz de hacer esto, podemos decir que ha llegado a la plena libertad de ser libre y entregarse, sin ningún obstáculo al autentico amor.

Claro, este lenguaje no se entiende en este mundo. Y nada me extraña pues ya estábamos advertidos de lo que nos iba a pasar, pero, a pesar de todo, tenemos el deber de proclamar la verdad se haga o no caso. Y ahí creo que está la razón por la que usted no dice la verdad ni apuesta por los auténticos valores cristianos que son los que pueden salvar al mundo. "Es la Verdad la que nos hace libre, y la libertad está para hacer la Verdad. Ambos conceptos están intrinsicamente relacionados".

Mire usted, como suelen decir ustedes, una nación necesita buenos ciudadanos. Y buenos ciudadanos son aquellos que respetan, que se esfuerzan en trabajar, que son honrados, que cumplen con sus deberes y ejercen sus derechos, que promueven una vida pacifica, que se entregan al bien común, que no quieren que le roben, que le insulten, que les exploten, que le engañen, que le dejen abandonado, que tratan de formarse, educar a sus hijos, que se preocupan que sus hijos sigan sus pasos, que se hagan personas, que luchen por un mundo más justo y solidario, que sean libres para amar y que tengan talante.

Se da cuenta, el Sr. Zapatero empieza la casa por lo último, "talante", cuando para llegar a eso hay que hacer todo lo anterior. Es ahí donde usted debe volcar todas sus energías: ofrecer respeto, honradez, educación, servicio, entrega, justicia, trabajo, cumplimiento, derechos, deberes, en una palabra: "amor". Defienda esto y otro gallo le cantará.

Hay que decirles a los ciudadanos que son libres, no porque tengan libertad física y puedan moverse; no porque tengas todo el tiempo que quieras para disponer que hacer y elegir lo que te apetezca, sino que eres libre en la medida que te esclavices voluntariamente por el servicio al otro. Ese es el secreto de la autentica y verdadera libertad. Ese es el autentico sentido de la palabra amor= agapé.

Lo otro es egoísmo, partidismo, intereses, sociedad donde ambos nos beneficiamos hasta que uno crea que pierde, entonces se rompe. Convenios o asociación donde manda uno sobre otro y, el uno está subyugado al otro y, cuando me da la gana, por intereses o propio egoísmo, me voy y ahí te quedas. ¿Y los hijos? Pues que los cuide el papá Estado, que por otro lado no hace caso. Al final terminan en manos de la Iglesia.

Se cae, pues, de maduro que no se es libre para matar, y el aborto es un crimen. Se cae de maduro que la familia, célula de la sociedad, hay que protegerla y cuidarla. Se cae de maduro que la eutanasia, mal llamada muerte digna, no tiene nada de dignidad, sino de egoísmo y desamor. Se cae que las uniones entre personas del mismo sexo no es libertad, sino hacer lo que quiero y me gusta yendo contra lo natural; se cae de maduro que libertad es respeto al bien común y la Iglesia no creo que esté haciendo lo contrario, se cae... etc. Habría mucho que seguir diciendo.

Y luego, también, la vivienda, el paro, el terrorismo, la economía, impuestos, sanidad, escolarización... etc. Eso sí sería un proyecto con sentido y desde la libertad. Y tendría muchos votantes. Igual, no lo sé, no gana, pero le aseguro que a la larga la verdad prevalece sobre la mentira y su política terminaría por imponerse. Seguro, si es hombre de fe, DIOS tampoco le dejaría de la mano.

2 comentarios:

Letizio Pantoja dijo...

Gracias por particpar de la Red blogger contra la pederastia. Espero que sigamos leyéndonos

Besos

Salvador Pérez Alayón dijo...

Gracias por tu atención. Espero lo mismo y que nuestro mutuo apoyo sirva para ir logrando un mundo más justo y solidario con la Verdad. Un abrazo.

ÚLTIMAS REFLEXIONES