sábado, 17 de abril de 2010

ESTA ES NUESTRA VERDADERA HERENCIA.



Podemos desear lo que queremos que suceda, o lo que nos gustaría que sucediese y en nuestros deseos buscamos no la verdad sino la verdad que nosotros queremos encontrar. Son nuestros propios autoengaños y traiciones que nos impiden ver la realidad y la distorsiona presentándonos lo que nos gustaría pero no lo que realmente es.

Cuando nos enfrentamos a la realidad somos propenso a mirar hacia otro lado, precisamente cuando lo que vemos no nos gusta o nos exige un cambio de actitudes que nos obliga a luchar contra nosotros mismos. Todo cambio implica el liberarnos de aquello que necesitamos cambiar, y eso supone una lucha dura y constante.

Si queremos dejar de fumar necesitamos poner a tope nuestra voluntad y cambiar de ambientes que no nos arrastre o exijan una dosis a tope de voluntad. Se hace necesario, para el cambio, un gran esfuerzo que demanda, previamente, una serena, tranquila, comprometida y profunda reflexión que posibilite afianzar y afirmar la decisión del cambio. Es lo que solemos llamar "experimentar el encuentro". Cuando se vive una experiencia, el efecto que ella produce en nosotros marca nuestra vida y predispone al cambio con todas sus consecuencias.

Y ahora, todos nos hemos preguntado, y lo seguiremos haciendo, ¿cual es nuestro destino?, ¿qué pintamos aquí en la tierra?, ¿de dónde hemos venido y qué pasará cuando acabe nuestra vida aquí en este mundo? Y, por mucho que queramos ignorarlo, esa es nuestra realidad y a lo que llegaremos tarde o temprano. Nada conseguiremos con dejarlo para otro momento, ni nada cambiará que no nos lo tomemos en serio o lo quitemos de nuestra vista. La hora llegará como ha llegado a muchos otros de nuestro familiares, amigos y conocidos.

Pues bien, nos guste o no nos guste, la realidad de lo que nos espera, creamos o no, es la que todos, o casi todos, sabemos y Sor Faustina de Kowalska han recibido en sus propias videncias, y que a continuación expongo, luego cada uno tomará su propia decisión, pues hay donde elegir.

Visión del Purgatorio

Mientras estaba en Skolimow, casi al final de su Postulantado, Santa Faustina le preguntó al Señor por quién mas debía orar y la noche siguiente tuvo esta visión. "Esa noche vi a mi ángel de la Guarda, quien me pidió que lo siguiera. En un momento me vi en un lugar lleno de fuego y de almas sufrientes. Estaban orando fervientemente por si mismas pero no era válido, solamente nosotras podemos ayudarlas. Las llamas que las quemaban no podían tocarme. Mi ángel de la guarda no me dejó sola ni un momento. Yo pregunté a las almas que es lo que mas las hacía sufrir. Ellas me contestaron que era el sentirse abandonadas por Dios...Vi a Nuestra Señora visitando a las almas del Purgatorio, la llamaban Estrella del Mar. Luego mi ángel guardián me pidió que regresáramos, al salir de esta prisión de sufrimiento, escuché la voz interior del Señor que decía: ‘Mi Misericordia no quiere esto, pero lo pide mi Justicia’".

Visión del Infierno

Durante un retiro de ocho días en octubre de 1936, se le mostró a Sor Faustina el abismo del infierno con sus varios tormentos, y por pedido de Jesús ella dejó una descripción de lo que se le permitió ver: "Hoy día fui llevada por un Ángel al abismo del infierno. Es un sitio de gran tormento. ¡Cuán terriblemente grande y, extenso es!. Las clases de torturas que vi:
La primera es la privación de Dios;
la segunda es el perpetuo remordimiento de conciencia;
la tercera es que la condición de uno nunca cambiará;

la cuarta
es el fuego que penetra en el alma sin destruirla -un sufrimiento terrible, ya que es puramente fuego espiritual,-prendido por la ira de Dios.
La quinta es una oscuridad continua y un olor sofocante terrible. A pesar de la oscuridad, las almas de los condenados se ven entre ellos;

la sexta
es la compañía constante de Satanás;
la séptima
es una angustia horrible, odio a Dios, palabras indecentes y blasfemia.
Estos son los tormentos que sufren los condenados, pero no es el fin de los sufrimientos. Existen tormentos especiales destinados para almas en particular. Estos son los tormentos de los sentidos. Cada alma pasa por sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionado con el tipo de pecado que ha cometido.

Existen cavernas y fosas de tortura donde cada forma de agonía difiere de la otra. Yo hubiera fallecido a cada vista de las torturas si la Omnipotencia de Dios no me hubiera sostenido. Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma encuentre una excusa diciendo que no existe el infierno, o que nadie a estado ahí y por lo tanto, nadie puede describirlo."

El Señor fue preparando de esta forma el corazón de Santa Faustina para que por medio de su intercesión se salvaran muchas almas.

Visión del Cielo

El 27 de noviembre de 1936, cuando la debilidad la llevó a la cama, escribió la siguiente visión del cielo: "Hoy día, estuve en el cielo en espíritu, y vi sus bellezas incomparables y la felicidad que nos espera para después de la muerte. Cómo todas las criaturas alaban y dan gracias a Dios sin cesar...Esta fuente de felicidad es invariable en su esencia, pero es siempre nueva, derramando felicidad para todas las criaturas. Dios me ha hecho entender que hay una cosa de un valor infinito a Sus ojos, y eso es, el amor a Dios; amor, amor y nuevamente amor, y nada puede compararse a un solo acto de amor a Dios.

Dios en su gran majestad, es adorado por los espíritus celestiales, de acuerdo a sus grados de gracias y jerarquías en que son divididas, no me causó temor ni susto; mi alma estaba llena de paz y amor; y mientras más conozco la grandeza de Dios, más me alegro de que El sea El que es. Me regocijo inmensamente en Su grandeza y me alegro de que soy tan pequeña, ya que siendo tan pequeña, El me carga en Sus brazos y me aprieta a Su corazón" (777-780).

8 comentarios:

MARISELA dijo...

Santa Faustina vió muchas más cosas de las que no pudo escribir, pues el Señor le dijo que sólo hablase de las cosas que pudiéramos entender los humanos comunes. Mucha gente cree que esto es una mentira o un invento: todos llegaremos a un lugar, pero no sabemos a cuál. Y Dios mandó a su Hijo para que nos guiase. Así de fácil.
Te diré algo: yo dejé de fumar después de una Novena a la Beata Sor Eusebia Palomino, a la que tengo como Angel de mi Guarda. Fue una Novena hecha con sincero arrepentimiento, con deseos intenso y fe innegable y, al noveno día, desperté como si nunca hubiese fumado. Y nunca más he sentido deseos de fumar.
Creo firmemente que los santos, los amigos cercanos a Dios, nos han sido dados para que velen por nuestra vida en este mundo, pero nosotros tenemos que tener un corazón firme y abirto de par en par al Espíritu, sólo así nos llegarán las gracias.
Muchos piensan que es inútil esforzarse, ser bueno, querer a los demás, aún cuando sea muy, muy difícil, pero Dios nos hizo para el amor y para que disfrutáramos del cielo junto a Él, así que: roguemos a Jesús y María y a todos los santos que nas han sido dados para que un día podamos estar junto a ellos.
Gracias por el post, creo que es necesario remover las conciencias y desterrar un poco las ideas equivocadas de algunos de que Dios todo lo perdonará. Yo creo en su infinita misericordia, pero creo también, que hay que ganársela.
Un abrazo de hermana en Jesús y María

ARCENDO dijo...

Fenomenal entrada. LLena de conocimientos que, sobretodo animan a mejorar cada dia. SALUDOS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola Marisela, mañana es la cita, a las doce del medio día, ten en cuenta ese momento y reza mucho.

La vida de los santos, ¡por eso son santos!, está cargada de dificultades desde dentro y fuera de la misma Iglesia. Es asombroso ver como la Gracia de DIOS lo supera todo cuando en nuestro corazón lo primero es nuestra obediencia al ESPÍRITU.

Muchas gracias por tu visita y un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola Arcendo, en estas horas he estado lleno de acontecimientos que me han impedido dedicar más tiempo a comentar y escribir.

Todavía queda esta semana en la que celebramos un Cursillo de Cristiandad del jueves a domingo. Los preparativos exigen tiempo y entrega, pero el gozo se multiplica cuando el SEÑOR lo cree necesario.

Es la alegría en el sufrimiento, los problemas, las dificultades, pero gozosa al saber que nuestras raíces están hundidas en el Amor inmenso del SEÑOR. Quedamos plenamente llenos.

Los ejemplos de los Santos nos ayudan a esforzarnos en nuestras humildes y pequeñas obras.

Gracia por tu visita y un fuerte abrazo Pascual en XTO.JESÚS.

eligelavida dijo...

Las visiones de sor Faustina son impresionantes. Sigo pensando que la devoción a la Divina Misericordia no es lo suficientemente conocida. El Domingo en que celebramos la Divina Misericordia, en la Iglesia ni siquiera lo mencionaron. Ahí tenemos una gran labor que hacer.

FOTELIAS dijo...

Estimado hermano en la Fe, siempre excelente.
Te mando esto: http://www.youtube.com/watch?v=r1dai8HJewI

Salvador Pérez Alayón dijo...

Gracias Fotelias. El jueves empezamos un nuevo Cursillo mixto en Lanzarote. Sería una buena idea darte un viajito con tu mujer y vivir el Cursillo aquí y, al mismo tiempo, conocer la isla.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola Elige, aquí si lo están dando a conocer. Concretamente a mí una compañera me entregó una estampa donde explica como rezarlo.

Habla también de la visión que tuvo Sor Faustina.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

ÚLTIMAS REFLEXIONES