martes, 8 de junio de 2010

EL PODER NUNCA DUERME.


Todo lo que está ocurriendo obedece a un plan concebido que se intenta imponer. En la confusión de saber que las cosas pasan y, muchas veces, no se sabe el por qué, se diluye un proyecto de dominar el mundo y moverlo a sus anchas y según convenga. Desde las inmensas fortunas y monopolios hasta los imperios económicos logrados con el trabajo, primero, pero luego, sometidos a la vanidad y a la ambición, explotando, esclavizando y cosificando a los trabajadores para el mayor logro de sus propios beneficios, la lucha por el poder divide y perjudica la convivencia y la paz en el mundo.

Desde Darwin a Rockefeller, el nuevo orden mundial ha sido alterado e interrumpido en aras de someterlo a sus propios intereses y vanidades personales. Los Rockefeller y sus socios de la Banca Internacional aunaron su poder y sus fortunas con el propósito de promover el darwinismo y otras ideología similares para desviar las leyes naturales que lo rigen y lo regula.

Cosas inexplicables, o al menos explicadas desde la locura y el sin sentido, pueden encontrar lógicos razonamientos asentados en el entendimiento del hombre y en su osadía rebelde de prepotencia y dominador del mundo. Dentro de los dogmas de fe más contundentes de nuestra moderna sociedad del conocimiento, el primer mandamiento es, por extraño que parezca, la concepción del desarrollo humano como el enemigo potencial de todos los animales (incluido el hombre), de todas las plantas y, en definitiva, de todo el planeta.
Piensen ahora que subyace y está detrás del aborto, eutanasia, educación...etc. No hay razones que atender ni justificar, sólo hay una ideología que impera y que está convencida que el mundo es de ellos y para ellos. Diría, más que una ideología es una secta masónica, cuyos principios fraternos son salvar el mundo a costa de purificarlo de hombres débiles e impuros. Entre los escombros y cenizas de este principio surgió el nazismo y la limpieza étnica de todo ser inferior al hombre ideal y puro de la raza aria.

Y este pensamiento no es algo nuevo: se trata de un proceso intelectual que hunde sus raíces en los albores del siglo XX; un proceso muy similar al que ahora sucede con el polémico uso de las llamadas "células madres"; por aquel entonces empezaba a circular en los ámbitos intelectuales, científicos, académicos y políticos occidentales la concepción del hombre como mero animal, despojado de la dignidad que le es intrínseca, y que le sitúa por encima del resto de los animales.

Por sorprendente que nos pueda parecer, entre las personas famosas que apoyaban estas ideas figuraban: El dramaturgo George Bernad Sahaw, el inventor del teléfono Alexander Graham Bell, el novelista y autor de "La Guerra de los Mundos" H.G. Wells, el fundador de la universidad que lleva su nombre Lelan Stanford, la fundadora de la entidad abortista "Planned Parenthood" (Paternidad Planificada) Margaret Sanger, así como varios ganadores del Premio Nobel.

Varios estado Norteamericanos aprobaban por aquel entonces diversas leyes que promovían la eugenesia (es decir, la eliminación, mediante la esterilización forzosa, de las razas inferiores). Estos esfuerzos legislativos no hubieran podido prosperar de no ser por el apoyo explícito de tres importantes entidades académicas y científicas norteamericanas:
"La Academia Nacional de Ciencias (National Academy of Sciences), la Asociación Médica Americana (American Medical Association) y el Consejo Nacional de Investigación.

Ahora bien, ¿quién financiaba y dirigía esas entidades científicas? Pues nada menos que las fundaciones Carnegie y Rockerller, de manera preferente. Bajo la tutela y promoción directa de estas dos fundaciones, las teorías eugenésicas pronto fueron aceptadas en Europa y más concretamente en Alemania, siendo financiadas hasta 1939, pocos meses antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Los eugenistas alemanes llegaron a progresar tanto que, a partir de 1920, el liderazgo mundial del movimiento pro eugenesia correspondió por completo al Gobierno de Alemania.

Desde ahí entendemos lo del genocidio judío y otras razas consideradas inferiores, así como toda clase de explotación, tratamiento y ayudas a países del tercer mundo. No se pueden encontrar otras razones sino una ideología clasista y de poder. La ley del más fuerte. La soberbia y arrogancia de unos que quieren someter a otros. La ley y el poder de Satanás.
Después de la derrota nazi, los eugenistas desaparecieron, pero sólo aparentemente: en realidad tan sólo habían cambiado su denominación, comenzando ellos mismo a denominarse "Darwinistas Sociales" en honor y memoria de Charles Darwin. Este había hallado una explicación que, según él, probaba la existencia de la evolución como una ley natural. La Llamó la "supervivencia de los más aptos".

Sin embargo, la explicación darwiniana se basaba en una falacia lógica llamada razonamiento circular: "¿Quiénes son los más aptos? Los que sobreviven. Y, ¿quiénes son los que sobreviven? Los más aptos. A pesar de esta falacia evidente, el principio darwinista pronto generó toda una estructura ideológica que le vino como caído del cielo al clan Rockefeller, que halló la fórmula darwinista de la supervivencia de los más aptos la justificación moral que necesitaba para llevar a cabo sus actividades encaminadas a eliminar la competencia.

Los Rockefeller y sus socios de la banca internacional aunaron su poder y sus fortunas con el propósito de promover el darwinismo y otras ideologías similares, y a tal fin crearon dos organizaciones que les servirían como centro de mando para coordinar sus esfuerzos en América y Europa: El Council of Foreing Affairs (Nueva York) y el Royan Institute for International Affairs (Londres).

Ambas organizaciones integradas al parecer en otra estructura más antigua y denominada "El Grupo de la Tabla Redonda" (The Round Table Group) de tradición masónica según algunos afamados analistas.

Por extraño que pueda parecer, las organizaciones filantrópicas que dependen del clan Rockefeller están fundamentadas en un mismo propósito: Un somero estudio de hacia dónde canalizan sus fondos evidencia que la mayor parte de sus esfuerzos está dedicada financiar a terceras organizaciones cuyo fin tanto directo como indirecto o encubierto, es el control del crecimiento de la población. No en vano, en un estudio publicado por el Club de Roma (una de las muchas organizaciones vinculadas a los Rockefeller) se afirma explícitamente esto que transcribimos a continuación:

"Si la lucha contra un nuevo enemigo nos une, hemos concebido la idea de que la contaminación, el calentamiento global, la escasez de agua y el hambre, son el enemigo perfecto. Y todos esos peligros son causados por la intervención humana. Por tanto, el verdadero enemigo es la propia humanidad".


Creo que esto explica muchas cosas que quizás no comprendíamos: aborto, eutanasia, control de la libertad y educación, familia y...etc. Posiblemente hay muchos gobiernos que están influidos y afines a estas ideologías. De aquí parte la lucha y la consigna, por lo que las razones no cuentan para nada, sólo el propósito de llevar hacia adelante la ideología masónica de controlar el mundo. Es otro capítulo, llevado de otra forma, de lo acontecido en Auswich que clarifica las intenciones del egoísmo y soberbia humana. Que tiene nombre y apellido, al menos para los cristianos: Satanás.

Para llevar a cabo su plan de reducción de la población mundial, los Rockefeller y sus socios parten de esta idea madre:

"Mejor que hacer uso de un proceso violento que pueda antojarse inaceptable y generar una rebelión incontrolable (ya tienen experiencias pasadas de eso), es mejor hacer uso de un proceso gradual, presentándolo de una manera tan atractiva que lo haga aceptable para la mayoría de la población.

Basta una simple observación, serena y reflexiva, para ver qué es eso precisamente lo que está ocurriendo a nuestro alrededor. Bajo la falacia de presentar una libertad y derechos humanos aparentes; bajo la falacia de exaltar al obrero y su defensa ofreciéndole pan para hoy, pero sometimiento y esclavitud para mañana. Todo va quedando bajo sus controles hasta llegar a dominar a su más peligroso enemigo: el hombre inferior, débil y esclavo.

Sólo a una raza, la llamadas de los fuertes y poderosos les pertenece el mundo y sus bienes. Así que los débiles e inferiores, ¿quienes son?, deben ser sometidos y exterminados, cuando no explotados.

Y esa idea madre debe plasmarse a través de "dos objetivos principales".

1º) La reducción drástica de la población.
2º) La reducción de los niveles de consumo a niveles preindustriales.

Se hace evidente por qué todos los grandes temas promovidos por los Rockefeller a partir de 1960 conducen de una u otra forma a lograr ese resultado. A saber:

a) La legalización del aborto y de los anticonceptivos.
b) La promoción y difusión de la ideología de género.
c) La financiación de los grupos ecologistas-humanófobos.

No obstante, después de haber dedicado sus esfuerzos y su dinero a tal fin durante largas décadas, los Rockefeller y sus socios han acabado concluyendo que el crecimiento de la población es incontrolable, a no ser que se tomen medidas drásticas para detenerlo. Y la única forma de lograrlo paras por la implantación de un sistema político y económico de alcance global que han convenido en denominar como "New World Order", esto es, Nuevo Orden Mundial.

Sus promotores parten de las siguientes premisas:

1º El sistema político democrático está agotado.
El sistema económico capitalista está agotado.
El cristianismo es el mayor obstáculo para la implantación de una nueva y necesaria "mentalidad ecológica universal".


O lo que es lo mismo, lo que todo creyente ha denunciado por activa y pasiva, los nuevos reyes del Mundo y de su control. Los que, rechazando a DIOS, y aliados con el Diablo, han convenido en apropiarse de lo que no es suyo y erigirse en dueños y señores de todo lo creado, hasta de ellos mismos, excluyendo a los que les parece y les molestan.

Esto explica la exclusión de todo signo visible que aluda a la presencia de DIOS, de toda educación que lleve al conocimiento de DIOS, de todas prácticas y celebraciones que glorifiquen a DIOS, de...etc.

Y ni para eso tienen justificación, porque están descubiertos, y sólo por las fuerzas podrán implantarlo, pero nunca lo conseguirán porque la Verdad siempre alcanzara el triunfo. Estamos hechos para la Verdad y la Verdad siempre prevalecerá al engaño, la mentira, la soberbia y el egoísmo.

Y es por esto por lo que cada vez se van percibiendo más síntomas de que existe un proceso intelectual diseñado para destruir el cristianismo y sustituirlo por un nuevo sistema universal que consagre la ecología como la nueva religión universal.

¿Se entiende entonces el por qué del auge del Gnosticismo y de las creencias de los masones, así como del éxito de las novelas, comics y dibujos animados en los que se exalta la veneración de la madre naturaleza como fundamento de la verdad y del bien? Todo ello forma parte, según nuestra opinión, de un proceso que no es casual, y que creemos contribuye a inocular en las impresionables mentes menos formadas una aceptación, tan favorable como inadvertida, de todo un sistema de creencias y valores trufado de relativismo, ecologismo panteísta, ocultismo, magia... (El Diablo). Desde luego, nada que tenga que ver con la promoción y defensa de la vida humana, la familia, y la dignidad del ser humano. ¿A quién puede beneficiar todo este proceso?,

De momento la pelota está en el tejado. Es ahora, a nosotros, los creyentes a los que nos toca tomar posiciones e implicarnos en la lucha. Sin miedos, porque el ESPÍRITU SANTO está con nosotros. Nuestra Verdad es simple, pero vital, porque da Vida plena y gozosa eternamente: "CRISTO, muerto, Resucitado y Glorificado por el PADRE, y sentado a su Derecha". Eso es lo que nos espera y en lo que creemos firmemente. el triunfo de la Vida sobre la muerte.

8 comentarios:

Fernando dijo...

Magnífico texto, profundas ideas. Un abrazo.

ARCENDO dijo...

De enmarcar amigo, lo suscribo punto por punto, pero NADIE lo podría decir más claro, ni mejor que tú. Un fuerte abrazo y gracias por tu aportación.

MARISELA dijo...

Está muy profundo este texto, amigo Salvador, te lo has currado, como dicen por aquí. Y es así, cada día se desenmascaran más ellos mismos con sus meteduras de pata: quieren dominar los gobiernos mediante las leyes. Lo peor es que muchos están dormidos. Como dice somos osotros los que no debemos callarnos, porque nuestro Dios es un Dios de vivos y está con nosotros hasta el fin del mundo. Para eso tenemos el Espíritu Santo: para guiarnos y ayudarnos.
Saludos y bendiciones

Oceanida dijo...

Salvador!!!
Esto es lo mas coherente que he leido ultimamente. Como dice Arcendo esta de enmarcar, pero es que necesitamos a veces lupa o vista nueva, porque ya ves que ni nos enteramos y tu lo explicas tan clarito que yo no se ni a que estamos esperando.

Unidos en nuestra Fe.

Un fuerte abrazo!

Rosa Sánchez dijo...

Estimado Salvador:
Por internet circulan correos bastante peligrosos, a mi entender: conspiraciones contra la raza humana, la Iglesia, etc. Sería interesante que alguien profundizara en el tema y resolviese si están fundamentados en una base 100% real, y, en caso afirmativo, lo sacara a la luz pública (como hacen con diversos temas en algunos programas de T.V.).
Lo de Auschwtiz fue el resultado del racismo más enaltecido, y es cierto que todavía hoy hay pequeños grupos de ultra derecha simpatizantes del nazismo. Cuestión de ideologías.
Locos siempre han habido y siempre habrán, por desgracia. Quien es violento o quiere hacer mal busca cualquier excusa para hacerlo: sólo hay que fijarse en el vandalismo que suele acompañar al fútbol, por ejemplo.
Por otro lado, podrán quitar festividades, tradiciones, etc., pero a Dios nadie lo puede combatir: está en el corazón del hombre, en la naturaleza y en todo lo creado por Él, como fue en un principio y será siempre.
El tema de esta entrada es largo y el hombre es libre. La única “solución” que se me ocurre es que cada uno actúe según su conciencia. No se puede parar el mundo, de ser así, mucha gente se bajaría de él.
Un saludo.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Hola Fernando, gracias por tu visita. Creo que todo lo que acontece está diseñado y premeditado Hay una lucha por el poder de controlarlo todo según convenga.

Un abrazo.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Lo importante, Arcendo, es que vayamos tomando conciencia del por qué ocurren estas cosas y, en nuestra medida y posibilidades, y unidos, defendamos la verdad.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Tenemos la victoria asegurada, porque contamos con el ESPÍRITU SANTO que nos asiste y protege. Así es, Maricela,los poderes del infierno no prevalecerán contra la Iglesia.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Tú lo has dicho, Oceanida, debemos andar rápido y unirnos para defendernos de tanto acoso ideológico.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Hay una lucha, Rosa, desde siempre, de rechazar a DIOS. El marxismo, comunismo, existencialismo, capitalismo... todas esas ideologías han ido desapareciendo porque no han logrado las respuestas que pretendian salvar al hombre.

Un mundo sin DIOS y sin JESÚS de Nazaret está perdido. Ahora, con la Naturaleza como bien supremo se quiere responder a los interrogantes que la vida plantea, y se vuelve a caer en su propia red. Pasará también y se quedarán vacíos. Sólo DIOS en su HIJO JESUCRISTO llena plenamente las aspiraciones del hombre.

Ciertamente, la Iglesia, es la que sostiene, aunque no plenamente todavía, los grandes problemas que plantea nuestro mundo. Sin Élla todo se vendría abajo.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

FOTELIAS dijo...

Querido amigo y hermano en Cristo.
No tengo PALABRAS para decirte lo EXCELENTE y DIRECTO de esta entrada/post.
Es la pura y dura realidad de lo que está sucediendo hoy día en este "planeta" tan dormido/anestesiado, que espero que no sea demasiado tarde para que DESPERTEMOS y nos enfrentemos a este nuevo GOLIAT escondido en la sombra de tantos gobiernos ... como el de España.

BENDICIONES y un abrazo muy fuerte en Cristo Jesús.
FOTELIAS

ÚLTIMAS REFLEXIONES