Páginas

domingo, 30 de mayo de 2010

¿DÍA DE CANARIAS? SIMPLEMENTE ME PREGUNTO SI...


Simplemente me pregunto si no son tiempos para reflexionar y testimoniar una austeridad necesaria en todos los gastos públicos cuando hay muchas necesidades y un horizonte precario en toda la economía, no sólo a nivel autonómico sino también nacional.

Es razonable, y creo que todo el mundo lo entendería, proponer un ahorro del gasto publico no sólo en los recortes salariales y de administración, sino también en todo acto celebrativo y festivo. Por lo tanto me parece poco razonable y de poco interés común que el Gobierno Autonómico no se haga esta necesaria reflexión tan demandada por estos tiempos que vivimos.

Una vez más demuestran que no hay mucha cabeza, o simplemente que no se quiere ni se está para servir al bien común, sino al bien particular. Todo son palabras huecas sin sentido que su única finalidad es engañar, hacer demagogia y salirse con la suya: vivir bien y sacar la mayor tajada posible.

Creo que es una buena oportunidad para decretar este día de Canarias día de "luto económico", y ahorrar todo lo que se pueda en aras de atender mejor las necesidades de los canarios. Me parece que ese si es un motivo para celebrar y honrar dignamente el "día de Canarias".

Es hora de excluir muchos gastos prescindibles, superfluos y que no persiguen ninguna finalidad. Es hora de sacar del baúl de los recuerdos, todo lo amontonado y darle la utilidad necesaria, con el fin de celebrar lo que haya que celebrar sin más gastos que empeoren la crisis. Todo lo necesario se puede hacer dignamente sin gastar casi nada, y eso es lo que se debe hacer.

De la misma forma, hoy que se celebra el día del ejercito, ocurre lo mismo. Todo se puede evitar y celebrar el día sin más gasto innecesario. Sería una medida razonable, coherente y dirigida hacia la verdad: "paliar en la medida de lo que se pueda la angustia de muchas familias españolas que sufren las consecuencias de esos Gobiernos que ahora celebran no sé qué... mientras otros, la mayoría del pueblo, sufre necesidades básicas.

Son estos ejemplos dignos de aplaudir, de contemplar como si nada pasara. Banquetes, celebraciones, paseos militares, cenas, bailes, fiestas, folclore, dos días, porque coincidió con un domingo, vestuarios, degustaciones, y vivas y olé... pero mañana todos a caritas a pedir que comer; mañanas todos al INEM para mendigar un puesto de trabajo; mañana, de nuevo, la realidad de una nación al borde del caos que hoy canta y se divierte de forma irresponsable.

No hay por donde cogerlos. Estos gobernantes son, no sólo incompetentes sino irresponsables.

miércoles, 26 de mayo de 2010

¿CONTRADICCIÓN?


Alguien dice mentira, porque tras, después de arduas luchas y tozudez, empeñarse y continuar con propagar, ¡aun ofreciendo descuentos!, el aborto y la destrucción de la familia, célula de la sociedad, y ahora aconsejar que la nación se está despoblando y amenazando su decadencia, ya sea económica, pero también espiritual, es algo demencial y sin sentido.

Si resulta que, el FMI es el que fiscaliza y señala la buena dirección y el bien común para todos, algo está fallando, porque, ¿o no se le hace caso?, ¿o nuestros Gobernantes saben más? El caso es qué no hay por donde coger el toro. Aquí cada cual hace lo que le parece, luego unos dicen una cosa y otros hacen otra y el resultado, sea el que sea, lo pagará, como siempre, el pueblo.

Si es bueno, serán unos héroes, pero si es malo no pasará nada. Se echará la culpa a los factores económicos, la situación mundial, la equivocación de todos, o lo que sea... El pueblo a aguantar y a trabajar más para salir del atolladero.

Ellos, los Gobernantes y señores asesores y encargados, se bajaran el sueldo un poquito, qué les va a privar de unas copitas menos, o algunos caprichitos supérfluos pero nada más. Su ritmo de vida a penas se resentirá y a quedar como grandes sacrificados por el país.

Mientras, los que siempre trabajan y cargan con el peso de todo, a pasar necesidades, a privarse de alimentarse bien, a ahorrar de donde no se puede, y hacer encajes de bolillo para llegar a final de mes. Vendrá bien caminar para ahorrar gasolina, porque así, al menos, haremos ejercicio que nunca viene mal.


Pero volviendo al tema que nos ocupa, decíamos qué "entre sus conclusiones, el Fondo Monetario prevé una recuperación de la economía española «débil y frágil», con un crecimiento gradual a medio plazo en la franja del 1,5% al 2%. A pesar de la existencia de algunos indicios positivos y una baja inflación, el FMI advierte que el crecimiento potencial de la economía española se encuentra obstaculizado por un lento crecimiento de la población, alto desempleo y un débil nivel de inversión.

No entiendo lo de "lento crecimiento de la población", porque con el aborto no se crece, se descrece. No creo que se refiera a importar mano de obra de fuera, porque las consecuencias serían las mismas: "No hay trabajo para todos". ¡Ah, claro!, habrán entendido que si no se potencia la familia y se protege la vida, esto va a tener un mal final. O sustituiremos una población por otra, y, quizás mañana, los nuevos pobladores de nuestro país serán marroquíes, sudamericanos, africanos y algunos más. Esperemos que siempre quede la muestra para señalarla como especie protegida.

Lamentablemente, observamos que nuestros Gobernantes, y hablo también de Europa, son ciegos que quieren guiar a otros ciegos. Vamos derechitos hacia el precipicio, ¡y ya no nos falta mucho! Y no trato de decir que otros saben más, sino simplemente que todo consiste en tener sentido común y hacer lo que es natural y bueno para todos. Y eso lo saben tanto ellos como toda persona que se precie de buscar el bien y la verdad.

La vida, la educación libre, los derechos naturales, la familia y todos sus derechos a educar y proteger a sus hijos, el respeto y la justicia a hacer el bien y no mi bien. La verdad como fin de hacer libre al hombre y de promover para otros lo que no quieres para ti. Compartir oportunidades, esfuerzos y dar a cada uno el mínimo para poder tener una vida digna y el derecho a crecer y desarrollarse como persona y...

Claro, todo eso exige una gran dosis de generosidad, honradez, disponibilidad y caridad, es decir, en pocas palabras se trata de no ser egoísta y si ser "amor".

lunes, 24 de mayo de 2010

NO PASA NADA, TODO ESTÁ EN ORDEN.


No pasa nada, no hay ningún problema, todo está bien y somos un ejemplo para Europa. Son las palabras que más o menos nos repetía el Gobierno hace unos años. No había porque preocuparse, pues todo estaba controlado y eramos el país a imitar y de referencia.

Para eso están los grupos de asesores con que cada Ministerio se rodea, y aunque cuestan un pastón mantenerlos, nos aseguran caminar seguros, valga la redundancia. y por buen camino. Porque lo caro a la larga sale barato, ¡no vayamos a caer en una depresión económica que nos vaya a salir más caro! Por lo tanto no preocuparse y a seguir disfrutando y viviendo, que la vida son cuatro días.

Esta era la situación de nuestro país hace unos dos o menos años. Todo iba bien y todo estaba asegurado. El paro no iba a bajar; la seguridad social estaba asegurada y el sistema de pensiones también. La economía disfrutaba de buena salud y estabamos en una situación inmejorable.

Luego, estos señores del FMI saben muy poco y se equivocan cuando nos amenazan y exigen que tomemos medidas concretas y serias. Alguien está equivocado. Posiblemente sean ellos, porque nuestro Gobierno no se va a equivocar. Para eso tiene tantos asesores inteligentes y preparados que ven venir los problemas a lo lejos.

Realmente da vergüenza tener que admitir que, no que solo nos han engañado, sino que también se han engañado ellos porque no saben para más. O son ignorantes o unos tramposos, porque dejar al país de esta manera es algo muy vergonzoso y de difícil solución.

Ahora, por sus negligencias e ignorancia hay cerca de cinco millones de parados, recortes de salarios, pensiones congeladas, recortes sanitarios, la económia más abajo del suelo, y que se yo... No sabemos qué pasará ni si serán capaces de tomar medidas que sirvan para paliar tan desmadre. Y todavía se atreven a presentarse a unas nuevas elecciones, cuando deben salir corriendo y pedir perdón al pueblo.

Esto es lo que cada español se merece. Unos por votarlos, otros por no votar, y otros por no ser capaces de unirnos y votar todos a alguien que sepa lo que tiene entre manos y sea lo suficientemente honrado para ejercer el poder en beneficio del bien común.

sábado, 22 de mayo de 2010

CUANDO SE TRATA DE OTROS, LAS COSAS SE VEN DE DIFERENTE COLOR.


Hay muchas opiniones y derechos cogidos a la carta. Cada cual se fábrica su propia verdad y se aplica su propia justicia.

¡Mi cuerpo me pertenece!, y, en consecuencia, decido yo lo que debo hacer con él. Nadie me va a decir, y menos mandar en lo que es mío, ¡faltaría más!

Los valores libertad, derechos, respeto, se han distorsionados, o al menos coincidirán conmigo en que cada cual los administra según les convenga a sus intereses. La confusión se apodera del ambiente que transforma el pensamiento y provoca el autoengaño favorecido por la inclinación que el ser humano tiene hacia su propio egoísmo.

Todo, hilado desde una realidad irreal tiene su lógica aparente y convierte lo normal en corriente. Llegamos a la temeridad de convertir la verdad en mentira, y en el mejor de los casos dejarla adulterada y a media verdad, con lo cual ya no sabemos lo que está bien o mal.

Así, asomados a la ventana de la calle, oímos de todo, y hay opciones y tendencias de todo los gustos: abortos, no abortos, matrimonios de hombres y mujeres, entre hombres, entre mujeres, eutanasia, soy heterosexual, homosexual, lesbiana, bisexual...etc. Al final no sé lo que soy, si hombre o mujer, u otra cosa.

Es necesario levantarse, serenarse, y tratar de construir la verdad de mi origen y destino, porque, de no hacerlo, correré el peligro de perderme, y en la pérdida perecer.

Animado desde ese pensamiento necesario, razonable y fundamental, me parece de vital importancia, pararme y buscando en mi interior sacar toda la verdad impresa en mi corazon y en mi propio ADN trascendental que grita desesperadamente preguntando por mi sentido y destino.

Mi primera pregunta es: ¿quién me ha dado mi cuerpo? ¿Dónde reza que lo he recibido o lo he comprado? Y en el supuesto de ser así, ¿a quién se lo he comprado? Implicado seriamente en esta interpelación, ¿qué respuestas puedo dar?

Porque nadie me ha dado nada, y por lo tanto no soy dueño de nada. ¡Otra cosa es que he sido creado!, por Aquel que tú creas, eso no viene al caso ahora, pero creado, no fabricado, porque para fabricar hay que tener la materia antes, y tú como yo hemos sido creados de la nada. No había nada antes, al menos en un principio, ¿no?.

Luego, si no soy dueño de mi cuerpo, preguntemonos por los derechos: ¿qué derechos tengo sobre él? ¿Por qué tanto decidir sobre lo que contiene o es capaz de formar? ¿Acaso soy yo el único que ha sido creado? ¿Y cómo he sido creado? ¿Me han creado en el espacio, en una casa, en una fábrica? ¿Cómo?

¡Ah!, he sido gestado dentro del seno de una mujer, y allí he estado nueve hermosos meses. ¡Qué lindo hotelito! ¿Por qué me quiere desahuciar? Y, ¿por qué mi madre se empeña en no dejarme ver el mundo? Advierto, al menos yo lo pienso así, qué no se trata de dejarme nacer, porque ya he nacido en el vientre de mi madre, sino que impiden dejarme ver la luz del mundo.

Cuando ella estuvo en mi lugar, ¿cómo vería la situación? Seguiría pensando de igual forma. Y me surge otra pregunta. ¿Soy yo parte del cuerpo de mi madre, o soy otra persona diferente? Porque en la respuesta de esa pregunta está contenido todo lo que pueda pensar después. ¡Claro!, si queremos ser honrados, verdaderos y serios. Sí no es así, que cada uno haga lo que quiera.

Detrás de todos estos interrogantes, y en el esfuerzo de darles respuestas, encontraremos el camino del significado de libertad, derechos y respeto, y las cosas empezarían a verse diferentes. Todo depende de quién esté dentro del seno de su madre, en el banquillo de los acusados, o amenazada su libertad.

Dejo todo a la buena intención de pensar buscando el bien de todos sin dañar a nadie, pues pensar así es amar y no otra cosa.

Simplemente digo una cosa: sólo sé que soy un hombre.

miércoles, 12 de mayo de 2010

CREER O NO CREER.


Toda nuestra vida estamos cuestionándonos nuestra fe. Llegamos a pensar que no tenemos fe, sin embargo no podemos vivir sin tener fe. Cada momento de nuestra vida está empapado de mucha fe, y no damos un paso sin hacer un acto de fe.

Porque, ¿no es fe tomar un taxis? ¿Quién me asegura que el taxista no es un asesino, un maniático o un loco? ¿No es fe subirte a un avión? Lo mismo que el taxista, ¿quién me dice a mí que el piloto no ha dormido bien y está muy preocupado, y nuestras vidas, la de muchas personas, están en ese momento en sus manos?

Estamos haciendo actos de fe constantemente, incluso en nuestro propio hogar, hasta cuando dormimos, porque confiamos en las personas que están a nuestro lado. Sin embargo, no hay nada más inseguro que confiar en alguien como nosotros, porque sabemos que nos puede fallar y traicionar en cualquier momento. Nunca podemos saber lo que está pensando, y, a pesar de todo, nos ponemos en sus manos.

Y, sin caer en la cuenta, nos atrevemos a afirmar que sólo creo en lo que veo... y resulta que estamos fiándome constantemente de los demás, y sin ninguna garantía. Hay incoherencias en nuestro pensar y actuar, y muchas más que lo que pensamos y descubrimos. La primera es no aceptar nuestra limitación, nuestra ignorancia y ceguera de ser los primeros desconocidos para nosotros mismos.

Creemos en la historia y los acontecimientos que nos cuenta porque nos fiamos de ella. No tenemos pruebas ni nadie nos puede demostrar que eso ha sido así. ¿Realmente Cristobal Colón descubrió América? ¿Fue exactamente Newton quién descubrió la ley de la gravedad?

Me pregunto que creemos porque esa creencia no influye en mi vida, no añade ni quita nada a mis actitudes y comportamientos, no compromete mi forma de pensar, mis proyectos y mis apegos... Sin embargo, creer en Alguien que me interpela a cambiar, a morir a mis propios pensamientos, a dejar mis proyectos al margen y seguir los suyos, es mucho más complicado, pero no por eso tan cierto o más cómo las demás creencias.

La vida de JESÚS de Nazaret está refrendada por la historia, por el Magisterio de la Iglesia, por la Santa Biblia, por el testimonio de muchos de sus discípulos que dieron testimonio con sus vidas. Pero sobre todo, porque es correspondida, su Buena Noticia, con nuestros sentimientos interiores. Es como un eco que salta en nuestro interior y que nos llena de gozo cuando la ponemos en práctica. Hay muchas experiencias vividas que dan fe de esta verdad.

Sin embargo nos resistimos a acercarnos, a dejarnos interpelar, a esforzarnos en entrar en nuestra propia verdad. Somos un mar de incoherencias y no se sostienen todos nuestros razonamientos y rechazos que nacen de la obstinación, la soberbia y el sometimiento a la y esclavitud de nuestras propias apetencias y apegos.

Nos engañamos hasta el punto de creer que avanzamos y ahora estamos mejor que antes, y perdemos la verdadera realidad en que vivimos. Antes, el hombre limitado y humano, se sentía pecador cuando sus actos eran contrarios al bien común, a la ofensa personal, a la falta del respeto a otra persona, a la injusticia, a la coacción de la libertad del otro, a cualquier acción que perjudicara a su prójimo... Y, sintiéndose culpable de tales actos, se inclinaba y pedía, arrepentido, perdón a su PADRE DIOS.

Hoy, el hombre, limitado y humano, comete los mismos pecados, pero, aún reconociendo la maldad de sus actos, no siente esa necesidad de arrepentimiento porque no tiene ningún PADRE al que dirigirse y pedirle perdón. Ha olvidado y abandonado la Casa del PADRE, y se encuentra perdido y sin rumbo. Ante tales actos actúa con soberbia, con orgullo, con venganza, con envidia, con enfrentamientos... Y el mundo en que vivimos es reflejo de sus actos.

¿Realmente hemos avanzado o estamos en decadencia total? Y cada cual se erige en defensor de su propia verdad y nos encontramos con un mundo donde todos dirigimos, todos nos auto-proclamamos dueños y señores de nuestro destinos, y cada uno tira para el lado que estima le conviene sin tener en cuenta a los demás. ¿Es eso progreso?

No hay otro camino queramos o no. Llevamos mucho tiempo dándonos cuenta que cuando nos alejamos de DIOS, nuestro PADRE, perdemos nuestro sentido y nuestro destino. Creer en JESÚS de Nazaret es el único camino, porque ÉL es el Camino, la Verdad y la Vida.

domingo, 2 de mayo de 2010

¿SON ESOS LOS FAROS QUE NOS GOBIERNAN?


Realmente estamos ciegos cuando nos dejamos llevar por todo lo que nuestros gobernantes, puestos por todos nosotros para que nos dirijan y conduzcan a una convivencia verdadera, justa y en paz, nos legislan, nos cuidan y protegen y se desviven en asegurar nuestra convivencia en aras de que sea para el bien común de todos.

Es asombroso ver el esfuerzo, el desapego, la caridad, el servicio y la plena dedicación a entregarse en la lucha diaria por proteger y crear circunstancias de bien común para todos aquellos que un día han depositado su confianza en ellos y le han señalado para que tome las riendas de sus vidas y de su sociedad en la que conviven, viven y trabajan en aras de conseguir un mundo mejor.

Es conmovedor experimentar como se desviven por conseguir que los pueblos hermanos se levanten, se construyan, se organicen y se desarrollen para el bien de la humanidad y de la persona humana. Contemplar como se protege la vida, la dignidad de la persona humana, la naturaleza, las buenas costumbres, la libertad, la educación, el control de nuestro cuerpo, de nuestras emociones, de nuestros sentimientos hacia el bien común de todos y de la humanidad.

Es gratificante confiarnos en sus manos y dejarnos llevar por sus buenas acciones y por sus fuentes de bondad, sabiduría y fortaleza que nos conducen con mano firme y verdadera hacia la verdad que nos hace más personas y más felices. Estar en sus manos es garantía de confianza, tranquilidad y de sabernos salvados.

Sólo basta mirar este vídeo para darnos cuenta de que nuestros gobernantes son buena gente, nos están diciendo la verdad y nos quiere ayudar a construir un mundo mejor para todos. Tendremos que adorarles, darles gracias y poner nuestras vidas en sus manos, porque ellos saben el camino que nos librará de nuestras esclavitudes y de nuestra muerte.

Si estamos de acuerdo, sigamos tranquilamente pasivos y confiados que todo irá mejor, y demos nuestra confianza a esos señores que todo lo saben y lo hacen para nuestro bien.


ÚLTIMAS REFLEXIONES