martes, 7 de junio de 2011

UNIDOS NUESTRA VOZ SERÁ ESCUCHADA


 Afortunadamente vamos tomando conciencia que tenemos que estar unidos para ser escuchados. Es tan sencillo como que tenemos que estar juntos, comunitariamente, para poder llevar a cabo el plan de JESÚS: "Amarnos como ÉL nos ama y nos amó cuando estuvo como Hombre entre nosotros".

Hoy se hace muy necesario levantar la voz para reclamar los derechos y las libertades. Y hoy más que nunca, porque estando en una cultura de derechos y libertades es cuando más se incumplen y se vulneran. El aborto, la libertad religiosa, los derechos humanos...etc., son  trasgredidos impunemente sin que nadie levante la voz o, al menos, sea escuchado con cierta atención y garantía. Hay muchas promesas que luego quedan, valga la redundancia, en promesas electorales, pero nada más. Lo que importa es el voto y luego haremos lo que nos interesa.

Sólo desde la unidad y el apoyo común de unos y otros, tendremos la oportunidad de ser escuchado, porque de esa forma valorarán, por desgracia, nuestra fuerza por la capacidad de consumo, como es este caso que presento, o por el voto, en un supuesto caso político de elecciones, o en el que ustedes quieran suponer. 

Creo, aunque eso nos suponga ciertas molestias, debemos esforzarnos en ir juntos y, desde nuestra fe, defender los valores cristianos. Así, como es el caso que nos ocupa hoy, tendremos el éxito que la siguiente carta demuestra:

Para leerla mejor pichar aquí: https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=1N57_b0xBczZFqPDewpjZdUCvExb6Ucm-hNM-MEj50gH3jGrsOe7Q_Nls2ayl&hl=es
ÚLTIMAS REFLEXIONES