miércoles, 1 de junio de 2011

EL ESPÍRITU SANTO NOS ASISTE


La Iglesia está asistida por el ESPÍRITU SANTO, y esa es la garantía de su Verdad y su firmeza. Habrá aparentes errores o desviaciones, pero siempre se mantendrá en la Verdad. No puede equivocarse en su misión ni en su fin. Es obra del ESPÍRITU SANTO, y ÉL, la tercera Persona de la Santísima Trinidad la guía y conduce por caminos de Verdad. Los poderes del infierno no prevaleceran contra Ella.

Ese es el milagro de su permanencia, de su peregrinar, de su resistencia a todas las épocas y peligros. Ese es milagro de no sucumbir a sus propias limitaciones humanas, pues sus miembros están sujetos al pecado y al error, pero el ESPÍRITU SANTO la asiste y conduce en la Verdad.

Este vídeo que pongo a continuación del padre Fortea nos explica, por su propia experiencia, el milagro de nuestra confianza y seguridad de estar en la verdadera Barca que supera toda tempestad para llegar al verdadero puerto que todos anhelamos.

ÚLTIMAS REFLEXIONES