jueves, 29 de diciembre de 2011

¿Y AHORA QUÉ?

Ana Mato, en un momento de su intervención...

Eso dice mi nieto cuando se encuentra en una encrucijada sin respuesta, ¿y ahora qué?, porque no ha sido por falta de avisarlo, divulgarlo y comentarlo, el PP no va a abolir la ley del aborto, simplemente lo que hará será reformarla.

Pero de una u otra forma, una reforma no salva la vida de una persona humana. Los señores del PP seguirán condenando a todos los niños nacidos en el seno de sus madres. O dicho de otro modo, los señores del gobierno, con el beneplácito del voto de muchos españoles, y en acuerdo con muchas madres embarazadas, seguirán condenando a muerte a muchos seres vivos de la especie humana nacidos en el vientre de sus madres.

Por eso, yo no pude votar al PP, porque no puedo, en conciencia, permitir que se mate a un ser humano con los mismos derechos para vivir que yo. Luego, ¿y ahora qué?, ¿a esperar otros cuatro años mientras siguen muriendo niños asesinados en el seno de sus madres?

¿A dónde han ido a parar nuestros votos? Porque por muchas manifestaciones y firmas que se hagan, ellos, el Gobierno, mientras tengan los votos suficientes para gobernar no van a cambiar la ley. Además les ampara, dicen ellos, la mayoría de españoles, que, también, mientras mejore la economía, crezca el trabajo y todo vaya mejor, nada les importará que otros, niños inocentes, mueran a millones en el seno de sus madres.
ÚLTIMAS REFLEXIONES