viernes, 18 de mayo de 2012

COMO EN TIEMPO DE LOS APÓSTOLES

Genocidio cristiano
Muestra tu apoyo a los cristianos de Níger
 ¿Sabes lo que está pasando en Níger? Hagamos un poco de historia:
 Los islamistas no aceptan ni aceptarán nunca que un no musulmán les gobierne, si ellos tienen una presencia social suficiente como para creer que puedan imponerse de alguna manera, incluyendo la violencia. Es al caso que actualmente se está viviendo en Nigeria.
 Aunque solo desde hace una década han comenzado a ser reconocidas como consecuencia de una persecución religiosa, las matanzas de cristianos en Nigeria son algo que viene de muy lejos, pero en este artículo nos centraremos exclusivamente en la persecución anticristiana vivida en Nigeria, solo durante estos 2 últimos  años.  

Precedentes:
En mayo de 2010 fallece el presidente nigeriano Umaru YarAdua. En espera de unas nuevas elecciones presidenciales, el entonces vicepresidente Jonathan Goodluck (cristiano) se convierte en el nuevo presidente de Nigeria. La oposición, mayoritariamente musulmana, le muestra desde un inicio un fuerte rechazo, pero a pesar de la violencia intimidatoria que ejercen los grupos yihadistas, Jonathan Goodluck  gana holgadamente los comicios electorales que se realizan en abril de 2011.   En venganza y con intención de atemorizar y desestabilizar al país, los islamistas provocan, una vez más, sangrientos atentados que acaban con la vida de cientos de cristianos.
 Por supuesto, cuando mencionamos los hechos violentos hablamos siempre de islamistas, mahometanos o jihadistas y no de musulmanes, porque para ser justos, hemos de decir abiertamente que no todos los que se definen como musulmanes son islamistas y apoyan el jihadismo:






En Nigeria, que es el caso que nos ocupa y sabiendo que aproximadamente la mitad de la población afirma ser musulmana, el partido del cristiano Jonathan Goodluck consiguió en las mencionadas elecciones de abril de 2011, 22.616.416 votos frente a los 12.250.853 del “Congreso por el Cambio Progresista”, partido del militar musulmán, Muhammadu BuhariUna proporción de tres a uno que resultaría inalcanzable para un cristiano en Nigeria, salvo que cuente con el respaldo de una parte significativa de los musulmanes. 
De hecho, ese baile de votos a favor de los cristianos es, seguramente, una de las razones que hacen pensar a los mahometanos nigerianos, que las mencionadas elecciones no fueron limpias pues ¿Cómo es posible que un musulmán prefiera un presidente cristiano a uno musulmán? A buen seguro, si las elecciones no fuesen secretas y debido a la presión social de los islamistas, semejante resultado hubiera sido imposible.
Una segunda causa del porqué de los escasos votos a Muhammadu Buhari, es que existe una importante comunidad de cristianos conversos entre los musulmanes, que no reconocen oficialmente su “apostasía” al Islam, para evitar comprometer a sus familias o incluso, para no ser ellos asesinados por las mismas. A estos últimos debemos sin duda añadir en un tercer grupo, a muchos no musulmanes, que se declaran en sus sociedades públicamente como mahometanos, con el objetivo de escapar a las persecuciones.




Lo queremos dejar muy claro, porque nuestro afán es la defensa de la VERDAD y no la instigación al odio: No todos los musulmanes apoyan a los asesinos yhihadistas, entre ellos hay también, gente estupenda: Quienes estamos en Genocidio Cristiano hemos escuchado, directamente de los labios de cristianos perseguidos, historias de cómo musulmanes han sido amenazados e incluso asesinados (también sus familias), por haber defendido a algún cristiano. Es por tanto de justicia insistir: No todos los llamados musulmanes son nuestros verdugos, también entre ellos tenemos amigos y desde luego, no es justo meterlos a todos en el mismo saco. 
Pero también es de justicia interpelar a esos musulmanes justos (nos consta que algunos nos leen, pues nos han escrito en alguna ocasión), si sus líderes y ellos mismos no deberían oponerse con más contundencia, fuerza y valor a los que, siguiendo a Mahoma, cobardemente asesinan a hombres desarmados, a mujeres e incluso a niños. En todo caso, sabed que rezamos por vosotros a Cristo, verdadero Dios, que os espera con sus brazos abiertos, crucificado por amor a todos.
 Seguimos:
 Tras las mencionadas elecciones nigerianas del 2011 en las que se impusiera el cristiano Jonathan Goodluck, el general Muhammadu Buhari, un musulmán del norte y su principal adversario, rechazó los resultados y denunció fraude, a pesar de que los observadores internacionales dijeron que las  elecciones se habían desarrollado de modo correcto. En consecuencia, la violencia mahometana en Nigeria no se detuvo tras las elecciones de 2011, manteniendo un terrible ritmo de asesinatos, incendios y amenazas mil, durante todo el resto del año 2011, siendo dramáticos los atentados contra las Iglesias cristianas, especialmente los realizados durante las pasadas fiestas navideñas del 2011.
 El inicio del presente año 2012 no ha supuesto ninguna mejora en la situación, más bien al contrario, la secta islamista boko haram ha intensificado sus amenazas y aumentado el número de sus repugnantes y terriblemente sanguinarias acciones, pero lo más doloroso para nuestros hermanos y para nosotros, es el silencio generalizado de los musulmanes no violentos, ante tan satánicas acciones. Un silencio que les interpela directamente. Un silencio que cae sobre el mundo musulmán como una losa odiosa, que aplasta conciencias y denota cobardías o… que Dios les perdone, complicidades.
 En estas circunstancias sociales y políticas, el Presidente Jonathan Goodluck se ha visto obligado a convocar elecciones, que ha vuelto a ganar. Curiosamente, ha sido la oposición la que, alegando la violencia existente, no ha reconocido la victoria de Goodluck, intentando con ello desestabilizar definitivamente al país.  



Evidentemente, las elecciones y la nueva victoria del cristiano Jonathan Goodluck, no ha serenado los ánimos y las matanzas de cristianos continúan en el norte, lo que hace presagiar una posible nueva guerra civil, pues la población cristiana del sur, por muy pacífica que sea, tarde o temprano se levantará en armas y entonces, serán muchos, especialmente entre los ambientes de la “izquierda”, los que se apresurarán a señalar que “todas las religiones son iguales”… “que son nidos de intransigencias”… “que hay que erradicarlas”. Si eso pasa, si occidente y el mundo en general igualan a las víctimas a sus verdugos, les estaremos matando nuevamente, esta vez en espíritu y de forma aun más injusta.
 Por todo lo anterior, te ruego que reenvíes el enlace a esta alerta  a todos tus conocidos, para evitar que se silencie el martirio de tantos y tantos cristianos… Ahora mismo nos están llegando nuevas y tristísimas noticias de Sudán del Sur… El gobierno mahometano de Kartúm, quiere llevarles la guerra.  
¡Dios mío, ven pronto, no tardes!


ÚLTIMAS REFLEXIONES