sábado, 14 de febrero de 2015

TU VOTO DECIDE MUCHO



No tiene muy buena cara el querer gobernar la nación y ocupar puestos de responsabilidad cuando ellos no parece que cumplan con sus responsabilidades de ciudadanos. Querer administrar el dinero de los demás, eludiendo ellos sus obligaciones fiscales no presenta una buena carta de presentación.

¿Qué gobernantes pueden ser esos que eluden sus impuestos y contribuciones adulterando e infringiendo la ley? ¿Con qué autoridad pueden dictar leyes para que los demás las cumplan? ¿Tiene esto sentido común? ¿Cómo es posible que las estadísticas les auguren un porcentaje de votos del electorado nacional? ¿Qúe electores tenemos?

Porque no se entiende que se pueda votar a un partido de reciente formación, pero, a parte esto, de muy poca credibilidad. Porque sus cabezas visibles no tienen un comportamiento fiable, ni serio, ni de forma, ni presentable. Un gobierno debe ofrecer un buena imagen y un comportamiento modélico que respete y sirva a todos.

No se puede ir descamisado y de cualquier forma representando a una nación. Hay un protocolo y una normas establecidas de comportamiento y respeto. No se trata de criterios o de lo que a ti te parezca. Es el sentido común y lo establecido. ¿O es qué vamos a empezar a vivir de nuevo y a volver todo al revés?


Y, lo más importante, no se puede presentarse a unas elecciones sin tener un programa de acciones con las que mejorar el país. Porque los que se presentan lo hacen porque sienten la solidaridad de trabajar por una sociedad mejor, y mejorar, valga la redundancia, lo que los que están hacen y han hecho. Y eso implica un programa que explicar. No lo que se va a hacer, sino cómo se va a hacer.


Las buenas intenciones, y cuando se va con la verdad por delante aconsejan decir lo que piensas y por qué lo piensas. Cuales son tus pensamientos y tu ideología. Esconderse señala trampa y mentiras. Por eso, las elecciones deben ser muy pensadas, reflexionadas y bien decididas. En caso contrario, tú serás también culpable de lo que pueda ocurrir y empeorar la situación.


Un consejo:  "Vota con responsabilidad y con sentido común, porque no el que habla más y promete más es el mejor, sino aquel que lo que dice trata de cumplirlo diciendo la verdad".
ÚLTIMAS REFLEXIONES