domingo, 26 de abril de 2015

DE NUEVO CON LAS ELECCIONES



No es cuestión de quedarnos con los brazos cruzados. Es posible que la atmósfera política esté muy turbia y difícil de clarificar y encontrar criterios cristianos, pero eso no justifica que te quede quieto o que escondas tu voto. Necesitas moverte, buscar, pedir y contar con el Espíritu Santo que nos des la sabiduría, la fuerza y la luz para encontrar caminos evangélicos.

No hay caminos, sino que hacemos caminos al andar. No hay recetas, sino lucha y, en nombre del Señor, esforzarnos en encontrar a los hombres que estén dispuestos a vivir y legislar leyes que vayan en la línea del bien común. Se trata de confiar y empezar.

Quizás un primer paso sería unir criterios y  caminar unidos. Esto puede ayudarnos, ver aquí
ÚLTIMAS REFLEXIONES