martes, 26 de enero de 2016

NO HAY NINGÚN CAMBIO NI PROGRESO EN SU PROCLAMACIÓN



Con todos mis respeto, para usted y para el grupo que le apoya y se adhiere a sus afirmaciones. Usted y su grupo no presentan ningún cambio, porque un cambio es algo nuevo, y lo que usted transmite, ver aquí, aparte de no decir nada, es más de lo mismo. Quitar a unos para, usted y los suyos hacer lo mismo. Al pueblo hay que hablarle de cambios concretos, de garantizar las pensiones, de generar empleo, de afirmar la unidad territorial, de dar estabilidad económica, educativa y paz a la nación. ¿Habla usted de eso?

Porque lo que dice no es coherente ni soluciona ningún problema. Y porque lo que hay detrás son unas relaciones muy sospechosas que no auguran cambios, y menos progresistas. Si usted entiende por cambio prometer soluciones irrealizables, que muchos economistas de prestigios y competencia, no están de acuerdo y corroboran su utopía y hundimientos del sistema económico del país, ¿cómo es que usted se obstina en seguir defendiendo y proponiendo lo mismo? ¿Nos cree idiotas? Al parecer parece que eso es lo más razonable de concluir.

Puedo entender que muchas personas, quizás por su situación desesperante y sufrida, se agarren a sus falsas promesas, ilusionadas, como si de espejismos se tratara, en la esperanza de ver mejoradas su situación. Pero eso no se corresponde con la realidad, y usted lo sabe. Reamente, los está engañando. La economía no puede mejorar sin esfuerzo, renuncias, sobriedad y trabajo. Y el empleo no podrá crecer sin las mismas actitudes. Todo va relacionado. Y eso lo saben ustedes, que se aprovechan de los desesperados o sometidos por sus incontrolables e irracionales sentimientos de venganza u odios ideológicos.

La verdad, cuando está apoyada en la Verdad, valga la redundancia, no deja dudas, y busca la paz y la concordia. Es sembradora de justicia y de igualdades, y busca la redistribución de las riquezas y el bienestar para todos. Y eso brilla por su ausencia en su proclamación, y también en muchos de sus conocidos amigos. Espero que la verdad emerja y usted quede retratado, y si no es así, la verdad lo delatará tarde o temprano, tal y como está ocurriendo en otros países, al parecer muy amigos suyo.
ÚLTIMAS REFLEXIONES