lunes, 11 de abril de 2016

ESTOY CONTIGO ESHAN ULLAH KHAN



Tienen el terreno dominado, y también dominan y esclavizan a los niños, y supongo que a muchos mayores. Pero los niños son sus obreros preferidos. Niños que no alcanzan su desarrollo normal, ni se les respeta sus derechos a estudiar, formarse y jugar. 

Niños que dejan de serlo porque han nacido en la India o en otros países que los utilizan como niños sin derechos. ¿Es qué no somos todos iguales? ¿Es que el hecho de nacer en la India te despoja de tus derechos de niño? Jesús, nuestro Señor, nos dice: “Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe.” (Mateo 18:5). ¿Y de qué manera recibimos a esos niños?

Podemos encontrar miles de justificaciones. A nadie se nos esconde lo difícil que puede ser esto, pero algunos lo han dejado todo por defenderlo. Y eso tiene un nombre: "Amor". Porque amar es estar dispuesto a entregarlo todo por defenderte hasta el extremo. Que no se nos olvide que no podemos decir una cosa y luego vivir otra. Si amas, demuéstralo con tu vida y tus obras. Si quieres seguir a Jesús, toma tu cruz y síguele.

Es posible, y así lo creo, que a todos no se nos exige lo mismo ni grandes obras, pero todos tenemos unos talentos, que nuestro Padre Dios nos ha regalado, que negociar, y, por poquito que sean, estamos obligados y somos  los responsables de hacerlos fructificar. Y, para eso, el Señor nos envía al Espíritu Santo, que nos alentará y fortalecerá en la lucha. No temamos y confiemos en el Señor.

Más adelante pensamos abrir una página de FaceBook, "Libres de la esclavitud", donde trataremos de reflexionar sobre el tema e ir unificando criterios que nos puedan ayudar a consumir los artículos que estén libres de la esclavitud, siempre en un clima de paz y de concordia. 

“Por eso siempre digo que no compren en empresas como Zara, Mango, Ikea o H&M, porque con el dinero que les entregas, ellos compran 5 esclavos más”. Khan sostiene que los gobiernos y grandes multinacionales son cómplices de este entramado que saca partido de los oprimidos y los convierte en mano de obra barata. “Este es un gran problema político, social, económico y militar pero a ninguno de ellos les interesa cambiar el sistema”. Leer más...
ÚLTIMAS REFLEXIONES