miércoles, 6 de abril de 2016

ENGAÑOS Y JUSTIFICACIONES



Cada cual lo ve como le interesa verlo. Analizar los hechos desde la óptica de la verdad y la neutralidad se hace difícil y exige un esfuerzo de sinceridad, de despojo de todo interés y buscando el sentido y el bien común. Cuando, limpio de todos esos apegos, intereses y egoísmos, el análisis no parece tan difícil. Tratemos de hacerlo aquí:

No cabe duda que, moralmente, no legislativamente, la lista más votada en toda elección es la lista que ha alcanzado mayor número de votantes. Porque eso significa que un gran números, el mayor, de ciudadanos han optado por esa lista y esos dirigentes, y eso quiere decir que es ese partido el ganador. Otra cosa sería que sea el que pueda gobernar. Pero sí que es el que debería gobernar en cuanto a esa mayoría simple.

Lo lógico, siguiendo el sentido común y buscando el bien del país, es que todos los demás partido favorezcan y permitan que ese partido forme gobierno y pueda gobernar. Negarlo y borrarlo de la posible negociación para que gobierne sería algo que va contra el bien de todos, y, por lo tanto, eso no puede ser democrático. Porque algo que no busca el bien ni la verdad no es ni puede ser democrático, pues se entiende como democracia buscar el bien de todos. ¿O es que decidir matar, como democráticamente decide ETA o los Yihadistas es democrático?

Argumentar que, en nuestro país, el PP ha tenido la oportunidad de formar gobierno y se ha negado a eso es mentir y autoengañarse, es decir, justificarse distorsionando la realidad. Porque, ¿quién puede pensar y creer ver al PP negociar con Podemos, o con los partidos separatistas? Sería la condena del propio PP. Sus votantes le han votado no para que negocie y exista la posibilidad, aunque remota, de gobernar con esos partidos. Por lo tanto, sólo le queda la posibilidad de negociar con el PSOE, porque con ciudadanos, aunque negocie, no se alcanza mayoría. Sería un partido a añadir después del pacto para afirmar más al Gobierno resultante.

Y si el PSOE se ha negado desde el principio a negociar con el PP y poner en riesgo la estabilidad de España al intentar negociar con partidos de dudosa credibilidad, antisistemas y separatista, alegando falsas premisas que esconden odio, venganza e intereses partidistas, sobre él recae toda la responsabilidad de que, a estas alturas, 06/04/2016, no haya gobierno, y el deterioro del país vaya aceleradamente en picado y con el consecuente perjuicio para todos los ciudadanos que son los que lo padecen y lo van a sufrir.

Todo lo demás son autoengaños y justificaciones que esconden la realidad y demagógicamente engañan a muchos ciudadanos. Espero que una mayoría se dé cuenta de que, si el PP no es lo mejor, sí es lo menos malo. Porque tanto el PSOE como los demás partidos han enseñado sus cartas y nos han dejado un retrato distorsionado, movido y llenos de mentiras e intereses que sólo dejan ver claramente que piensan en sí mismo y no en el pueblo de España. Espero, si escapamos, de que estos casi locos aspirantes a dirigentes no formen gobierno y en las próximas elecciones el PP logre mayoría absoluta.

Y si no es así, preparémosno para sufrir y ver como nuestro país se destruye y pierde todos sus valores. Quizás sea posible rescatarlo, pero no será fácil porque los que entran trataran de engañar y teñir la mentira de verdad aparente. Es verdad que el gobierno actual tiene también culpa, pero es mejor darle una nueva oportunidad porque, al menos, no lo han hecho todo mal y les conocemos y parecen arrepentidos de toda la corrupción que, tanto ellos como los demás, han cometido.
ÚLTIMAS REFLEXIONES