miércoles, 6 de mayo de 2009

ANTE LA VIDA NO HAY OPCIÓN.


La vida es algo que no tiene elección, sólo tiene un camino: respetarla como don que nos ha sido regalado y que no podemos interrumpir a nuestro capricho, comodidad e intereses. La vida es lo más hermoso que tiene el ser humano, porque nos es dada por el PADRE del Cielo que nos la regala como camino para perfeccionarla y merecer, por la muerte y redención del HIJO, JESÚS, la vida Absoluta y eterna en su presencia.

La vida terrenal es, pues, camino para conseguir la vida Absoluta, la verdaderamente importante, porque esa nunca perece, ni caduca. Es eterna, perfecta y plena de gozo en la presencia del PADRE DIOS. Por lo tanto, nadie puede arrebatarla, ni tiene derecho a ello, porque sólo le pertenece al que la ha Creado: DIOS, nuestro PADRE.

Ninguna autoridad tiene el Gobierno, ni los Gobiernos, para legalizar su interrupción, para privar la misión que cada persona, en estado embrionario, está llamada a realizar una vez salido a la luz, porque cuando se ve la luz, no se ha nacido, sino se ha abierto los ojos, porque el verdadero nacimiento se efectúa en el momento de la concepción.

Y cada persona trae una misión, una finalidad, que en muchos se concreta en ser el cauce y la cruz para que otros purifiquen y encuentren el camino de la humildad, el servicio, la entrega y la salvación. Sólo lavando los pies del otro y entregándome a su servicio, puedo alcanzar el gozo de entender realmente el amor y, en él, la plena felicidad.

Y como apoyo a ésta breve y humilde reflexión les dejo con este vídeo, último del grupo derecho a vivir, que refleja el grito y la esperanza de que el aborto y el crimen es un atentado contra la dignidad de la persona y se tiene y puede cambiar.



12 comentarios:

FOTELIAS dijo...

Hola Salvador.
Ayer tuve una discusión sana con un amigo sobre la foto/cartel de Unicef que puse en la entrada de hace unos días, y que aparecian bebés abortados, me decía que tenia que ser mas positivo y mirar positivamente el futuro; yo, no obstante le espeté que no puedo ser más positivo y realista que mostrar lo que está pasando, ayer cuando hablaba con el, ahora y dentro de unas horas, se estaran asesinando de las maneras más crueles a inocentes, que podiamos haber sido en el pasado, tu o yo.
Esta es la cruel realidad en la que estamos inmersos, hablamos de millones de inocentes cada año.
Por lo tanto ante esta realidad nos tenemos que dejar caer en lo brazos de nuestra querida MADRE de los CIELOS, MADRE que nos dio la VIDA en JESÚS, y ORAR sin desfallecer.
Recibe muchas BENDICIONES.-
FOTELIAS

Hilda dijo...

"La vida es algo que no tiene elección, sólo tiene un camino: respetarla como don que nos ha sido regalado y que no podemos interrumpir a nuestro capricho, comodidad e intereses." Así de sencillo, así de fácil, no hay de otra!!
Cierto, la vida terrenal es el camino para conseguir la vida absoluta y al matar a alguien le negamos ese camino.
Además bien dices, le impedimos a ese ser humano realizar la misión que Dios le ha asignado porque para algo venimos a este mundo.

Saludos afectuosos. Hilda

rgr dijo...

Nada más cierto amigo y hermano mío. La vida es un absoluto que le pertenece al Creador y que no puede ser mediatizada con sofismas tales como "suspensión del embarazo", "libre opción de la mujer" y muchos nefastos etcéteras. Un padre Obispo de aquí dice certeramente que de manera falaz, los gobiernos que apoyan esa iniciativa propugnan un genocidio encubierto. Y es nuestra la misión de promover la vida desde la concepción hasta el fin, porque tiene raíz en el Reino que nos ha traído el Señor. Un gran abrazo en Cristo y María. Paz y Bien. Ricardo

eligelavida dijo...

No puedo añadir nada, porque suscribo absolutamente todo lo que dices. Si acaso, a todos los que siendo ateos preguntan: ¿por qué vamos a creer en un Dios que permite el sufrimiento? ¿Porqué no evitar con el aborto el sufrimiento de un niño que va a nacer con una enfermedad? Pues me gustaría decirles que mediten esta frase que has escrito hoy:

“Y cada persona trae una misión, una finalidad, que en muchos se concreta en ser el cauce y la cruz para que otros purifiquen y encuentren el camino de la humildad, el servicio, la entrega y la salvación”.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Elías. Ante la vida no hay otro camino, ni otra postura, sólo la vida. En cuanto a Unicef, yo le retiré mi aportación económica que tenía desde hace bastante tiempo. Les contesté diciendo que no estaba de acuerdo con su política frente al aborto.
Ánimo y un abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

El que no está CONMIGO está contra MÍ, dice el SEÑOR. E ir contra la vida, regalo y don de DIOS, es ir contra ÉL.
Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Sí algo no admite, ni siquiera la más mínima duda, eso es la defensa de la vida. Es la puerta con la que nuestro PADRE DIOS nos ha regalado la oportunidad de decidir ser sus hijos, de aceptarle como PADRE y de ser eternamente felices en su presencia, glorificándole y alabándole.
Un fuerte abrazo, querido amigo y hermano, en XTO.JESÚS.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Muchas veces, a lo largo de nuestra vida, recordamos aquellos momentos difíciles, duros y hasta sacrificados y penosos, que nuestros padres de la tierra nos exigieron y nos empujaron a recorrer. En aquellos días no lo entendiamos, más hoy, los recordamos, con mucho agradecimiento, por habérnoslo impuesto e exigido, pues eran para nuestro bien.
¡Cuanto más nuestro PADRE DIOS que sabe lo que nos conviene y lo que no!
Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

JORGE dijo...

Apreciado en Cristo Salvador.

Ningún ser humano es dueño de la vida de nadie, y por lo tanto no debe arrebatarsela a nadie (incluso a si mismo). Por el contrario, se debe defender desde el nacimiento hasta la muerte natural.

Gracias y bendiciones

Salvador Pérez Alayón dijo...

No hay otra opción, amigo Jorge, sino defenderla como tú dices, porque no nos pertenece y es el don más preciado que tenemos. No obstante, se dice: "para todo hay remedio, menos para la muerte".
Un abrazo en XTO.JESÚS.

dimas dijo...

Salvador jamas podré llegar a comprender que el hombre sea el mayor depredador de simismo, sigamos trabajando para que llegue la luz

Salvador Pérez Alayón dijo...

Y no lo es, pero ocurre que cuando se aparta de su verdadero destino, para el que ha sido creado, empieza, también, a alejarse de su propia dignidad de hijo de DIOS, y termina haciendo las mayores locuras, hasta la de autodestruirse.
Un abrazo.

ÚLTIMAS REFLEXIONES