martes, 13 de julio de 2010

FÁCIL ARREGLO


No hace falta hablar mucho, ni tampoco molestarse en convencer a nadie. Las cifras se bastan para hablar por sí solas. simplemente, con un poco de esfuerzo y buena voluntad todos estaríamos mejor y habría pastel para todos, pero, al parecer, solos unos cuantos se lo quieren comer, y, en consecuencia, muchos se quedaran con sacrificios, hambre y pasando muchas miserias.

Pero lo peor es, que los que hacen y provocan todo eso utilizan el dinero de todos (público) para quedar ellos bien puestos y sin ninguna necesidad, mientras otros lo pasan canutas haciendo encajes de bolillo para llegar a final de mes y subsistir.

Realmente no hay crisis, sino malos tiempos y mucho para unos pocos y hambre y penurias para casi todos. Si quieren ver lo fácil que sería arreglar el problema pinchen aquí y, luego, después de verlo detenidamente, den su opinión.
ÚLTIMAS REFLEXIONES