domingo, 4 de julio de 2010

UN EJEMPLO A SEGUIR.


La Iglesia aprende, porque cuando se tiene buenas intenciones el pasado sirve para aprender y no para incubar venganzas y odios. Es el caso, ver aquí, de este ejemplo que la Iglesia ha salido pronto al paso para dejar que la libertad es respetar a todos y, sólo sugerir lo mejor, pero nunca imponer, porque las imposiciones, ya por propia experiencia, son malas consejeras y engrendran rencores y violencias.

Este espejo debe servir para mirarse muchos defensores de la libertad y el bien común, y, también, para muchos intelectuales, algunos ya desaparecidos, que ha tachado a la Iglesia de dictadora y amiga de imponer su voluntad. No con esto, nadie, quiere justificar los errores, en su dilatada historia, que la Iglesia haya podido cometer, pero si resaltar la actitud de aprender sobre su pasado y hacer de su camino un camino, valga la redundancia, de continua perfección en servicio al bien común de los hombres y en aras de que sean libres.

No es fácil hacer estas cosas, más en los tiempos que corren, pero actitudes y actos como este descubren las buenas intenciones de aquellos que lo acomenten y realizan. Gobiernos e instituciones de todo tipo deben mirarse el ombligo y converger que, lo primero, están para servir y el primer servicio es defender las libertades en bien del ser humano y la convivencia respetuosa y libre. Porque todo aquello que atenta contra el bien de la persona humana es merecedor de ser prohibido, pues siempre se levantan detractores que anteponen su bien y egoísmo al bien de los demás.

Conviene recordar que hoy se aprueba la ley que permite matar a los seres pertenecientes a la especie de persona humana que viven y pululan dentro del seno de sus madres, y no pasa nada. Sí, unos pocos se han manifestado en diversas partes del país y en otros lugares del mundo, pero los dictadores, aparentes defensores de la libertad de la verdad y el bien, porque lo otro sería libertinaje, no están por esa labor. Ellos defienden una libertad que no se entiende, porque no busca la verdad ni el bien de la persona humana, pues la de los niños, y repetiré hasta la saciedad de llamar la atención, "nacidos en el vientre de sus madres", son violadas y, consecuencia de ello, asesinados.

La esperanza de que se entienda, como es el ejemplo que hoy nos alumbra (Iglesia del Salvador), nos mantiene en el ánimo de anhelar que descubran la vida como el mayor bien que la persona humana ha recibido para alcanzar en el desarrollo de ella y la plena salvación que busca. Porque el mayor bien del ser humano es alcanzar el gozo y la felicidad eterna, y eso no se encuentra aquí abajo. Pertenece a otro mundo que hay que descubrir.

7 comentarios:

Oceanida dijo...

Cada vez que pasa mas tiempo voy siendo mas consciente de lo tristisimo que es esto. De todos estos bebes que no nacen y que nos van dejando mas solos. La humanidad necesita que la oracion sea unisona y yo rezo por que la luz atrape a todo los que apoyan y cometen abortos.

Que Dios nos ayude y nos guie ante tales adversidades y que de su mano sepamos transmitir al mundo su verdad y su Luz.

Un fuerte abrazo Salvador!!!

eligelavida dijo...

Descubrir la vida como el mayor bien es, efectivamente, la meta que debe alcanzar la sociedad. De otra forma, iremos hacia atrás en lugar de lograr el verdadero progreso. Que hagamos todo lo posible para que, en nuestro entorno, al menos, se llegue a ese auténtico descubrimiento.

icue dijo...

Tenemos mucho trabajo por delante, para ganar esta batalla, pero la razón nos asiste, ¿quien puede dudar de que lo que hay en el seno de la madre es un ser humano?, solo los que no lo son, los que de verdad se parecen a los animales.
Un abrazo

icue dijo...

Te repito el comentario para ver si lo recibes.
Estamos rodeados de monstruos que no les duelen los crimenes que hacen, algún dia recibirán lo que se merecen si antes no se arrepienten.
Un gran abrazo

Salvador Pérez Alayón dijo...

Estamos manipulado y cada día somos más esclavos del pensamiento de otros. Nos han secuestrado y hacemos lo que otros dicen, porque no se entiende que se condene el holocausto Nazi y se maten niños. hay algo que no concuerda, Oceanida.

En nuestros rosarios comunes pediremos, al lado del Papa, por el respeto a la vida de esos niños.
Un abrazo.

Sí, elige, vamos para atrás, porque hace poco nos dimos cuenta del crimen Nazi, pero ahora, en lugar de que eso nos sirva para reflexionar, volvemos a hacerlo peor: matamos niños indefensos antes de que salgan a la luz del mundo, porque nacer no lo pueden impedir, ¡ya han nacido a la vida dentro del seno de sus madres!.

Un abrazo en XTO.JESÚS.

Ahora si entró, ICUE, y tienes razón, ¡verdaderos monstruos! que han perdido la razón y se comportan como animales depredadores de niños vivos en el seno de sus madres.

Un fuerte abrazo.

mar dijo...

Entre lo blogueros nos concedemos el Premio Dardos a la divulgación de valores éticos y culturales, arte y literatura.
A mí me lo concedió Gran Visigoda y ahora yo lo tengo que conceder a 15 blog que crea merecedores de este premio. Así que pensé en tu blog que sigo y me gusta.
Si quieres lo pones en tu blog o como tu creas conveniente.
Un saludo:
Mar

Salvador Pérez Alayón dijo...

Acabo de plasmarlo en mi blog con mucho orgullo y honor de tu parte.

Muchas gracias por tenerme en cuenta. Espero que podamos seguir visitándonos.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

ÚLTIMAS REFLEXIONES