viernes, 19 de agosto de 2011

ALGUNOS SE DAN CUENTA


Sí, algunos como es el caso del joven futbolista Javi Poves se dan cuenta que esto de construir una torre para hablar con DIOS es un disparate, y el mayor error del hombre. Y, tomada conciencia, se mueven y actúan. 

El problema es que son más los constructores que los que rechazan la construcción, pues la tentación de los beneficios de los ladrillos, aparentemente, parece más atrayente que la renuncia a seguir construyendo ese tipo de edificios. Pero, pasado el tiempo de aparente gozo, todo vuelve a la normalidad, y lo normal es que se guste buscar el bien, la paz y todo aquello que aspira el hombre que se encuentra a sí mismo: "La vida eterna en plena felicidad junto a su Creador".

Y es muy satisfactorio encontrar a un joven rebelarse y denunciar que el camino no va por construir una torre como la de Babel sino edificar desde la humildad de saberse hijo de DIOS y hermanos de todos los hombres. O lo que es lo mismo, esforzarse en construir un Reino de Paz y justicia donde la convivencia sea lugar de amor entre todos. En ese supuesto, todos sabemos que las cosas serían de otra forma, y la torre también sería distinta.

1 comentario:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Salvador, deseo agradecerle sus comentarios tan acertados a mi blog, disculpe que tarde tanto en contestarle, me es imposible llegar a tantos.
Estoy de vacaciones en el blog, mas o menos porque estoy pasando para recuperar direcciones que blogger nos lió a todos con sus arreglos.
Acertado su post, es un error pretender hablar a Dios desde la soberbia, el poder, cuando Cristo se hizo uno de nosotros con nosotros aún que si pecado, pero un hermano.
He podido ver algo de la visita del Papa, ha sido emocionante la respuesta de nuestra juventud, esperemos hayan frutos.
Le dejo mi ternura
Sor.Cecilia

ÚLTIMAS REFLEXIONES