lunes, 13 de febrero de 2012

CREO QUE SON BUENAS SEÑALES

Rajoy dice que el paro empeorará en 2012

Y me explico: Todos sabemos que la situación es muy mala, trágica, y su solución no es de hoy para mañana, sino que se necesita una política austera, firme y efectiva. Pues bien, tomar estas medidas (ver aquí) no gustan a nadie, o dicho de otra forma, cuesta, a pesar suyo, que se tenga que tomar esas medidas.

Son impopulares, y muchas veces incomprendidas y no aceptadas. Es más, suelen pasar factura e invitan a venganza, venganza que solo se puede tomar en el momento electoral, las urnas. Por lo tanto, un electorado inteligente debe plantearse que cuando un Gobierno toma estas medidas, impopulares para ellos y arriesgando su ego personal de ser expulsados por los votos, la señal es buena, porque el camino de la recuperación económica no puede ser otro.

Todos sabemos por experiencia que ahorrar cuesta sacrificio. Se ha delapidado un tiempo de bonanza económica muy bueno. Se ha malgastado de forma irresponsable una situación que, de haberse planteado mejor, no sería tan trágica ahora. No echamos la culpa a nadie, porque creo que todos, los que gobiernan y no gobiernan son culpables. Pero también el electorado, que debe saber cuando hay que apoyar y cuando no.

Por eso, ahora es tiempo de apoyar y ponerse manos a la obra secundando estas medidas que, aunque duras y difíciles de digerir, creo que son buenas para el bien de los ciudadanos y de la nación. Por el humo se sabe donde está el fuego, así que siguiendo este refrán, por las medidas tomadas se sabe cual es el camino, y a nadie se le esconde que tocan tiempos de cerrar los puños y hacer esfuerzos, que no siempre son a gusto de todos, pero al final todos seremos los beneficiados.

De cualquier forma, el esfuerzo debe ser proporcionado, y en mi opinión creo que el empresariado, sobre todo donde está el capital, debe de dar un paso al frente, compartir y ser solidario con el asalariado. No se puede cargar el peso de los recortes sobre los más débiles e indefenso. Eso no lo comparto. La ley tiene que ser compartida y generosa con los más necesitados y pequeños. El trabajo hay que protegerlo, porque las familias dependen de él.

3 comentarios:

icue dijo...

Salvador es totalmente como dices, hemos vivido dando la espalda a la situación, escondiendo la cabeza bajo el ala, y asi no se puede vivir, la vida es trabajo, esfuerzo y sacrificio, y después viene la paz y la tranquilidad.
Un fuerte abrazo

Salvador dijo...

Me parece que así es, ICUE, al menos yo lo veo igual que tú.

Sí, es verdad que el panorama no pinta bien, y que unos lo van a pasar peor que otros, pero todos debemos reflexionar sobre nuestra responsabilidad y como hemos gastado el dinero y el tiempo.

El camino, ignorarlo sería caer de nuevo en la misma trampa, va a ser duro y difícil, pero no hay otro.

Pero, es también necesario que donde está el dinero, los bancos y los empresarios fuertes, sean generosos y justos, y no desprecien a los trabajadores.

Esa es la batalla que depende de todos.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas tardes Salvador.Hasta hoy no he podido pasar por su casa.
Me alegro que tenga ayuda en el blog con la hermana, es una gran ayuda.
De su entrada, coincido con usted, más creo que de esta crisis todos vamos a prender una gran lección.
Le dejo mi ternura
Sor.Cecilia

ÚLTIMAS REFLEXIONES