miércoles, 22 de febrero de 2012

¿NO ES ÉSTA LA SOLUCIÓN A LA REFORMA LABORAL?

La reforma laboral aprobada este viernes por el Gobierno contempla la ...

Hay muchos que levantan la voz para denunciar que la Iglesia es la causante y responsable de todo el mal que la sociedad, sobre todo la nuestra, está padeciendo. En el mundo bloguero son muchos los que critican negativamente los valores que la Iglesia predica y defiende, e incluso pasan por debajo de la mesa la labor que desarrolla en bien de los más pobres y marginados.

Se le acusa de ser retrograda y de obstaculizar el progreso y los avances tecnológicos que la ciencia descubre y pone en manos de la sociedad. Y no queda argumento que aprovechan para desprestigiarla y derrumbarla. Se le considera como la mayor manipuladora del hombre atacándola como lavadora de mentes humanas y de crear un cuento para dar razones y respuestas falsas a las que el hombre se plantean pero que no existen.

Nos cansaríamos de argumentar las mil y unas razones que tratan de presentarla como una asociación creada para mandar, tener poder y engañar. Sin embargo, son muy pocos, los que estando enfrente de ella, se paran a reflexionar y ver su intervención y lo que les dice.

Supongo que no conocen lo que, a través de muchos años, los Papas han vaticinado lo que iba a suceder de seguir el camino que el mundo propone. Porque ha sucedido y continúa sucediendo. Es la Iglesia la que, acusada de conservadurismo y atrasada, se adelanta a su tiempo y, en boca de sus Papas, profetiza lo que sucederá de seguir por el camino que marcan los progresistas y adelantados.

¿La acusan de atrasada? Porque es la Única que no les sigue y que camina en otra dirección. Precisamente la buena, la que de hacerle caso, nuestro mundo no estaría hoy como está. Porque de oírle todo iría mucho mejor y mejor repartido. Ese es problema, el reparto, y porque el reparto lo quiere hacer muchos a su manera, otros se quedan sin nada. Y, lo peor, son engañados por los que precisamente reparten.

En sus encíclicas, León XIII, Pío XII, Juan Pablo II, Benedicto XVI, por citar algunos han ido desvelando los pasos a seguir y las consecuencias de no seguirlos. Y todo ha ido cayendo a su tiempo. La sociedad de hoy es el reflejo de lo que los progresistas, los adelantados, los que proclaman un mundo según sus ideas e intereses han diseñado, desoyendo los consejos y directrices que la Iglesia, como es su deber, ha sugerido. Una detallada lectura de lo que han dicho los Papas en sus encíclicas dejaría al descubierto lo que aquí se dice.

Sólo, poner un vídeo que viene muy oportuno y que de llevarse a cabo dejaría a todos muy contentos. Se evitaría todos esos problemas que suceden ahora en Valencia, y el paro bajaría como el hielo cuando se derrite con el calor. Seguro que nadie puede encontrar una razón para negarlo. Todo lo que se pueda argumentar en contra es demagogia y falsear la verdad con mentiras.

¿No es esto lo que todas las tertulias, ahora muy proclives en la tele, dicen? Pues la manera de llevarla a cabo está contenida es este vídeo, y esto lo dice la Iglesia por boca de uno de sus Papas, y si no, véanlo, óigalon y reflexiónenlo:

ÚLTIMAS REFLEXIONES