sábado, 14 de mayo de 2016

NO PARECE MOMENTO IDÓNEO PARA CAMBIAR. LA PRUDENCIA ES A VECES LA MEJOR ELECCIÓN





El sentido común tiene su peso. Es verdad que ninguno de los líderes de todos los partidos merecen el voto, pero es lo que hay, y en base a eso, lo prudente es acudir a las urnas, porque el país necesita quien lo dirija.
Ahora bien, visto lo visto y manchados todos, lo que se impone es la prudencia y la paciencia. 

Y, al parecer, la lógica y el sentido común parecen dominar la situación. Lo mejor sería un compás de espera y seguir en el mismo caballo, porque, con las mismas dificultades que los otros, parece que camina regularmente bien. Tiempo habrá en la andadura de tratar con seguridad cambiar de montura.

La cabalgadura actual, con ciertas dificultades, defectos y grandes errores, también ha tenido momentos de aciertos, de velocidad y de gloria. Ha sabido, con suerte o sin ella, mantenerse dentro de la carrera e incluso ir recuperando puestos. Ha ido adaptándose a la cabalgadura y entenderse con ella. Jinetes y caballos se han sostenido en la carrera, y, con más seguridades que incertidumbre prometen continuar la marcha y llegar a meta. Al menos es lo más seguro.

Los otros, algunos con buena pinta, son inexpertos y tampoco han presentado su montura limpia. Unos se han desesperados tanto que han dejado sus intenciones tan transparente que ellos mismos han cavado su tumba si el electorado, como parece, reflexiona. Y otros han dejado al descubierto su inexperiencia mezclada con pinceladas sucias y sospechosas. Y, los peores, han enseñado sus dientes dejando ver que estarán dispuestos a imponer su ideología comunista y dictatorial si les entregan el país. 

Así, en mi humilde opinión creo que lo más lógico es seguir, por un tiempo, tratando de mejorarlo y perfeccionarlo, en el mismo burro. Leer más...
ÚLTIMAS REFLEXIONES