lunes, 9 de agosto de 2010

NO LOS DEJEN PENSAR NI PARARSE


Antes de adentrarnos en el tema que hoy nos ocupa, considero de vital importancia llamar la atención a la necesidad de la oración constante…

La oración es una necesidad vital para todos… no para unos sí y para otros no… Para todo el mundo. En el fondo el ser humano, consciente o no, está siendo movido por el ESPÍRITU o por la carne…

¿Cuál es el motor de mi vida? Un amor carnal, mundano, egoísta… O soy movido por el ESPÍRITU y me dejo mover por ÉL…

El que no está conmigo está contra Mí… el que no coge conmigo, desparrama… El que no me sigue a mi sigue al Príncipe de este mundo…

Hay dos caminos: u obedeciendo al ESPÍRITU crucificamos la carne, o siguiendo las inclinaciones de la carne, crucificamos nuestra libertad esclavizados por nuestras pasiones.

¿Cómo puede el ESPÍRITU SANTO ser “vida nuestra”, si nuestro corazón está lejos de ÉL, si no oramos, si no pones tu corazón en dejarte llevar y obedecerle confiado en ÉL?

Lanza tu corazón por encima del obstáculo y verás cómo lo superas…

Si oro bien será imposible pecar, por lo que está claro que no lo hago bien porque soy un pecador…

2742.- “Ora constantemente” (ITs 5, 17). “dando gracias continuamente y por todo a DIOS PADRE, en nombre de Nuestro Señor JESUCRISTO (Ef 5, 20), “siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el ESPÍRITU, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos” (Ef 6, 8). “No nos ha sido prescrito trabajar, vigilar y ayunar constantemente; pero si tenemos una ley que nos manda orar sin cesar”. Este ardor incansable no puede venir más que del amor. Contra nuestra inercia y nuestra pereza, el combate de la oración es el del amor humilde, confiado y perseverante. Este amor abre nuestros corazones a tres evidencias de fe, luminosas y vivificantes:

“Orar es siempre posible” – “orar es una necesidad” – “oración y vida cristiana son siempre inseparables”.

La clave está en mirar el primer Mandamiento:”Amarás al SEÑOR tu DIOS por encima de todas las cosas”. No entre todas las cosas… A ratos…

Luego, si lo amamos siempre, también siempre estaremos en contacto con ÉL, es decir, en constante oración…

Sería absurdo decir que sólo amo a mi mujer o a mis hijos a rato… Igual, no puedo decir que amo a DIOS a ratos, sino siempre… De la misma forma, no puedo orar a ratos, sino orar continuamente, siempre, durante todo el día

2743.- Orar es siempre posible: el tiempo del cristiano es el de CRISTO resucitado, que está con nosotros “todos los días” (Mt 28, 20), cualesquiera que sean las tempestades (Lc 8, 24). Nuestro tiempo está en las Manos de DIOS.

Si le preguntáramos a DIOS que está pensando ahora, posiblemente contestaría: “Estoy pensando en ti”, porque siempre está a nuestro lado y esperándonos…

Por lo tanto, no sólo conviene orar sino que es necesario y vital en nuestra vida.

“Conviene que el hombre ore atentamente, bien estando en la plaza o mientras da un paseo: igualmente el que está sentado antes su mesa de trabajo o el que decida su tiempo a otras labores, que levante su alma a DIOS: conviene también que el siervo alborotador o que anda yendo de un lado para otro, o el que se encuentra sirviendo en la cocina (…), intenten elevar la súplica desde lo más hondo de su corazón.”

No se puede estar constantemente rezando oraciones vocales establecidas, como el rezo del Santo Rosario, pero sí se puede estar siempre en la presencia de DIOS y estar conectado a ÉL…

Es lo que nos pasa cuando estamos enamorados o interesado en algo concreto…

Anécdota del que pregunta si se puede rezar y fumar…

Por ejemplo, en este momento soy consciente de que estoy en la presencia del SEÑOR y eso me da serenidad y tranquilidad para reflexionar y compartir con ustedes…

Cuando se quiere hacer oración se hace… no se puede interpretar que mientras veo la televisión aprovecho para rezar… no sería serio eso… realmente deberíamos preguntar si es que queremos orar…

“Ora continuamente el que une la oración a las obras y las obras a la oración. Sólo así podemos cumplir el mandato: “Orad constantemente”…

DISTRAÍNGALOS DURANTE TODO EL DÍA

Muchas veces decimos que no tenemos mucho tiempo para orar, pero nunca pensamos cómo y de qué manera gastamos el tiempo.

Sin lugar a duda que todo esto dependerá de lo que habite en nuestro corazón. Nuestros actos estarán determinados por nuestros intereses, y nuestros intereses serán lo que aniden en nuestro corazón.

De tal forma, que mi vida estará repartida en las prioridades que convivan en mi corazón, y tanto en una época u otra, esas prioridades serán siempre lo más importante a realizar.

Creer en el bien implica también creer en el mal. A una cosa siempre se le antepone otra. Creer en el Cielo involucra ineludiblemente creer en el infierno también. Esto es una verdad Bíblicamente revelada.

Sin embargo, podemos hacernos una pregunta:

¿Cómo actúa el mal sobre nosotros?

En este cuento que reproducimos, tenemos graficadas muchas de las trampas que el mundo nos hace a diario para alejarnos de DIOS. Leerlo es encontrar consuelo y explicaciones a muchas de nuestras angustias y culpas.

Pero debe servir para estar más fuerte al enfrentar los engaños a los que nos vemos sometidos en forma permanente.

Así dice el cuento, pongamos todo nuestro interés en escuchar y, serenamente reflexionar, cada uno, sobre las actitudes y comportamientos que nos revela:

Satanás llamó a una convención mundial de demonios. En su alocución de apertura dijo:

“No podemos evitar que los cristianos concurran a la Iglesia. No podemos evitar que lean sus Biblias y conozcan la Verdad. Tampoco podemos evitar que se entreguen a una íntima relación con su Salvador. Cuando llegan a esa situación con JESÚS, nuestro poder sobre ellos se rompe. Así que, dejémosles concurrir a sus Iglesias, dejémosles tener sus reuniones, cristianas, sociales y cenas, pero robémosles el tiempo, así no tendrán oportunidad de desarrollar una relación con JESUCRISTO”.

“Quiero llamar la atención que Satanás sabe muy bien el poder de la oración bien hecha y que, ante una relación profunda y madura con JESÚS, él no puede hacer nada”.

Por lo tanto, su táctica debe ser otra. No un enfrentamiento directo, pero sí un enfrentamiento indirecto, sin que se note ni nos demos cuenta.

Por lo tanto, dijo a sus demonios:

“Esto es lo que quiero que hagan”: “Distráiganlos durante todo el día”.

¿Cómo haremos esto?, gritaron los demonios.

“Manténgalos ocupados en trivialidades de la vida e inventen innumerables cuestiones para ocupar sus mentes”.

Encuentro con el joven rico (apegos y apetencias); mi tiempo lo necesito para eso y algo dedicaré a cumplir…

Tiéntenlos a gastar, gastar, gastar y pedir, pedir prestado. Persuadan a sus esposas a salir a trabajar por largas horas y a los maridos a trabajar 6 0 7 días cada semana, 10 o 12 horas diarias; así ellos podrán mantener ese estilo vacío de vida”.

“Eviten que pasen tiempo con sus hijos y que no se preocupen de su formación. Como su familia se fragmentará, pronto sus hogares no encontrarán salida a las presiones del trabajo”.

“Sobre estimulen sus mentes, así ellos no podrán oír aquella voz calma y suave”.

“Tiéntenlos a escuchar mucho la radio, CD o casettes cuando conducen sus automóviles. Mantengan continuamente su TV, sus grabadores, sus CD y sus ordenadores encendidos en sus hogares”.

Aquí quiero hacer un paréntesis para observar que no se trata de tener todo apagado, sino de escuchar lo que conviene y lo que nos acerca a JESÚS y nos hace mejores personas… (Esta reflexión es gracias al ordenador… si no, no estuviésemos reflexionando sobre ella…

“Asegúrense que cada negocio y restaurante en el mundo pase constantemente música popular, ello contribuirá a llenar sus mentes y romper su unión con CRISTO”.

“Llenen las mesas con revistas y diarios de actualidad. Repiqueteen en sus mentes con noticias mundiales así las 24 horas al día. (Observen que no paran en sus objetivos e intereses… Y a nosotros nos parece demasiado permanecer orando todo el día).

Invadan las rutas con carteles publicitarios. Inunden sus buzones con envíos postales inútiles, catálogos, publicidades y toda clase de propagandas y promoción ofreciendo productos gratis, servicios y falsas esperanzas. Presenten hermosas y delgadas modelos en revistas, películas y TV, así los esposos creerán que la belleza exterior es lo importante, y quedarán insatisfechos con sus esposas”.

“Mantengan a las esposas muy cansadas para amar a sus maridos a la noche. Denle dolores de cabeza, también. Si no les dan a los esposos el amor que ellos necesitan, ellos comenzaran a buscarlo fuera. Esto fragmentará la familia rápidamente”.

“Denles un Santa Claus para distraer a sus hijos de la enseñanza del verdadero significado de Navidad. Denles un conejito de Pascuas par no hablar de su Resurrección y su poder sobre el pecado y la muerte. Aún en sus vacaciones y recreos, que lo realicen en exceso. Hagan que al regreso de sus vacaciones estén exhaustos y muertos de cansancios, y más apegados a la buena vida mundana y alejada de DIOS.

Logren que estén tan ocupados que no puedan ir a observar la naturaleza y el reflejo de DIOS en la Creación. Envíenlos a los parques de diversiones, eventos deportivos, juegos, conciertos, y cines, en sus momentos de ocios libres…

Manténgalos ocupados, ocupados, ocupados, y no los dejen pensar en buscar ese tesoro, lo más preciado de su vida, verdadero al que aspiran.

“Y cuando se reúnan para una reunión, procuren que estén a chismes y habladurías para que concluyan con conciencias preocupadas”. No los dejen compartir, abrirse al compromiso Bautismal y abandonarse, a pesar de nuestras preocupaciones e inquietudes, en Manos del ESPÍRITU SANTO…

Procuren que los problemas los desesperes, los preocupe como hicimos con Judas y que no quieran más reuniones…

“Llenen sus vidas con muchas cosas triviales de tal modo que no les quede tiempo para la Palabra o buscar el poder de JESÚS. Pronto ellos estarán trabajando en su propia fuerza (se habrán rendido al egoísmo, al propio ego), sacrificando su salud y familia”.

¿Esto funcionará? ¡Era realmente un gran plan!… y creo que lo sigue siendo…

Los demonios se fueron ansiosos a sus puestos asignados procurando que los cristianos en todos lados estuvieran más ocupados y apurados, yendo de aquí para allá, teniendo muy poco tiempo para su DIOS o sus familias o para hablarles a otros del poder de JESÚS.

¿Tuvo el diablo éxito en su planteo? ¡Tú eres el juez!

Tu visión se volverá más clara sólo cuando puedas ver dentro de tu corazón.

1 comentario:

su chico dijo...

Sería absurdo decir que sólo amo a mi mujer o a mis hijos a rato… Igual, no puedo decir que amo a DIOS a ratos, sino siempre… De la misma forma, no puedo orar a ratos, sino orar continuamente, siempre, durante todo el día

He de confesar haber descubierto amarles solo a ratos; y de ésos, muy pocos, concientemente.
Gracias a Dios, lo que me falta (como aquel padre) lo pone El

Un abrazo, al + mc

ÚLTIMAS REFLEXIONES