miércoles, 27 de octubre de 2010

GUANÁBANA

Simplemente, unas palabras para denunciar, una vez más, lo que ocurre en este mundo, donde el egoísmo de los hombres mata a los hombres e impide que reina la concordia, la justicia, la paz y el bien común.

Una pregunta emerge del volcán de nuestra conciencia: ¿Dónden están nuestros representates democráticamente elegidos? ¿Para qué los hemos elegidos? Porque estas cosas no deben guardarse, sino ponerse al alcance de todos y en función del bien de todos. Les dejo con el correo que me ha llegado.
 
 En octubre del año pasado el periodista colombiano Orlando López García tradujo un articulo publicado por el Instituto de Ciencias de la Salud de Baltimore en el 2004, donde se revelan las propiedades anticáncerigenas de la Graviola, CHIRIMOYA  o Guanabana. Esta investigación al parecer fue realizada hace aproximadamente 7 años, sin embargo por conflictos de intereses económicos de grandes compañías farmaceuticas, no se llegó a difundir la información sobre la capacidad de prevención de cáncer que posee esta fruta.


  La Chirimoya, Guanábana o la fruta del árbol de Graviola es un producto milagroso para matar las células cancerosas.  Es 10,000 veces más potente que la quimioterapia.  ¿Por qué no estamos enterados de ello?  Porque existen organizaciones interesadas en encontrar una versión sintética, que les permita obtener fabulosas utilidades.  Así que de ahora en adelante  usted  puede ayudar a un amigo que lo necesite, haciéndole saber que le conviene comer o beber jugo de guanábana  para prevenir la enfermedad.  Su  sabor es agradable. Y por supuesto no  produce los horribles efectos de la quimioterapia.  Y sí tiene la posibilidad de hacerlo, plante un árbol de guanábana en su patio trasero.  Todas  sus  partes son útiles. 

La próxima vez que usted quiera beber un jugo, pídalo de guanábana. ¿Cuántas personas mueren  mientras este secreto ha estado celosamente guardado para no poner en riegos las utilidades multimillonarias de grandes corporaciones? Como usted bien lo sabe el árbol de guanábana o chirimoya es bajo. No ocupa mucho espacio,  Se le conoce con el nombre de Graviola en  Brasil, guanábana en Hispanoamérica,  "Soursop"  en Inglés o Chirimoya en Europa.
La fruta es muy grande y su pulpa blanca, dulce, se come directamente o se la emplea normalmente, para elaborar bebidas, sorbetes, dulces etc. El interés  de esta planta se debe  a sus fuertes efectos anti cancerígenos.   Y aunque se  le atribuyen muchas más propiedades,  lo más interesante de ella es el efecto que produce  sobre los tumores .. Esta planta es un remedio de cáncer probado para los cánceres de todos los tipos.  Hay quienes afirman que es  de gran utilidad en todas las variantes del cáncer.
Se la considera además como  un agente anti-microbial de ancho espectro contra las infecciones bacterianas y por hongos;  es eficaz contra los parásitos internos  y  los gusanos, regula la tensión arterial alta y es antidepresiva, combate  la tensión y los desórdenes nerviosos.

La fuente de esta información es fascinante: procede de uno de los fabricantes de medicinas más grandes del mundo,  quien  afirma que después de más de 20 pruebas  de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron que: Destruye las células  malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, de pulmón y del páncreas… etc. 
 
Los compuestos de este  árbol demostraron actuar  10,000 veces mejor retardando el crecimiento de las células de cáncer que  el producto  Adriamycin, una droga quimioterapéutica, normalmente usada en el mundo.  
Y lo que es todavía más asombroso: este tipo de terapia,  con el extracto  de Graviola,  Guanábana o Chirimoya, destruye tan  sólo las malignas células del cáncer y no afecta  las células sanas.  
 
Instituto de Ciencias de la Salud, L.L.C. 819 N. Charles Street Baltimore, MD  1201 
¡¡¡¡REENVIAR A TODO EL MUNDO...!!

3 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

Salvador, no sabía esto, en mi país México, esta fruta es muy popular.
Los intereses, los intereses.
No lo puedo creer.
Gracias.
Besos.

Salvador Pérez Alayón dijo...

Sí, Maria del Rayo, eso es lo que está ocurriendo. Igual pasa con el limón. Tengo un correo que denuncia las propiedades de esta fruta tan beneficiosa contra el cáncer.

Lo oculta para poder venderla de forma sintética comercializada por ellos. Sólo se piensa en el negocio, y las personas representan cosas, objetos para ellos.

Un fuerte abrazo en XTO.JESÚS.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por la información. La avaricia de estas grandes corporaciones farmacéuticas no tienen límites. “Roban” los secretos medicinales de la plantas a los indígenas que viven en plena naturaleza. Otras de las suyas es el caso famoso del Tamiflú, un potente antiviral y carísimo, cuyo principio activo no se puede sintetizar, y se tiene que extraer forzosamente de la semilla del árbol del Anis estrellado, a cuya patente el gobierno Hindú (en India se cultiva bastante este árbol) se la ha saltado y fabrica dicho medicamento asequible a los pobres.
También en las hortalizas de la familia de las crucíferas (coles, coliflor , brócolis, etc) tienen propiedades anticancerígenas científicamente probadas.
Un saludo.

ÚLTIMAS REFLEXIONES