miércoles, 17 de noviembre de 2010

EL PODER Y SU INFLUENCIA

 ¿Qué pasaría si estos 10 hombres, puestos todos de acuerdos, trataran de solucionar los problemas planteados al mundo desde la óptica de la justicia, la igualdad y el amor?

¿Qué pasaría si estos diez hombres movidos por la gratuidad de que, todo lo recibido, ha sido para ponerlo a disposición del bien común, decidieran ponerse manos a la obra?

Me pregunto que a aquellos que mucho les ha sido dado, mucho les será exigido, pues en sus manos gravitan muchas de las soluciones de este mundo. Sólo hace falta una pizca de solidaridad, aderezarlo con un poco de generosidad y bastante humildad para, finalmente, rociarlo con mucho, mucho amor. El resultado sería un sol resplandeciente y una vida nueva para muchos de los que sufren en este mundo. 

Los problemas que nos acucian no son problemas inevitables, sino, más bien, problemas creados por el hombre, su mentalidad egoísta y posesiva y sus criterios de justicia y derechos. La fuerza del pecado es la ley y la solución a todas las limitaciones de la misma, el amor. 

Esos pantagruélicos despachos que mueven ingentes entramados económicos que afectan al mundo entero y que activan o desactivan economías y resultados que inciden en los más débiles y marginados, serían la solución a muchos problemas que el mundo padece, y que sufren siempre los más pobres.

A modo de información y de recabar su opinión al respecto, les dejo con esta información extraída de "Expansión.com".

LOS 10 HOMBRES QUE MUEVEN LOS HILOS DE LA ABOGACÍA MUNDIAL

02.11.2010 Carlos García-León 
[foto de la noticia]


Cuatro letrados estadounidenses, cuatro británicos, un belga y un brasileño lideran las firmas del Derecho de los negocios que más facturan en el mundo y las que están presentes en la mayoría de los asesoramientos de las grandes operaciones empresariales a nivel global. Son testigos de excepción de lo que acontece en la economía mundial.

 Los ‘jefes’ de los grandes despachos de abogados del mundo no sólo son importantes porque se sientan en el sillón ejecutivo de firmas con más de mil millones de euros de facturación y miles de profesionales repartidos por todo el mundo. Los líderes globales de la abogacía de los negocios son además unos privilegiados porque están al tanto de las principales operaciones empresariales que se suceden en los cinco continentes.

Las grandes operaciones de fusiones y adquisiciones se cuecen e incluso se suelen firmar en la sala de un gran despacho de abogados, generalmente en sus sedes principales de Londres y Nueva York, aunque cada vez más también en sus sucursales de Shanghái, Sao Paolo, Madrid u Oriente Próximo. Ningún gigante de cualquier sector da un paso previo sin contar con sus bufetes de referencia. Los letrados conocen antes que nadie los futuros movimientos corporativos del mundo, guardan esa información por secreto profesional y coherencia, pero la información es poder. Y los socios directores globales de las firmas jurídicas conocen (o deberían conocer) todos los grandes asuntos en los que asesora su bufete.

EXPANSIÓN ha seleccionado a los primeros ejecutivos de los diez despachos con más volumen de negocio en el mundo. Sus firmas, todas anglosajonas –cuatro del ‘Magic Circle’ londinense-, copan casi todos los asesoramientos legales mundial de los principales movimientos empresariales. Todas ellas, excepto Skadden, tienen oficina en España. Sus directores, casi sin darse cuenta, son los 10 hombres más poderosos de la Abogacía global y testigos de excepción de lo que acontece en la economía mundial.
[foto de la noticia]

Eduardo Leite. Presidente ejecutivo global de Baker & McKenzie. Hace sólo dos días que el brasileño Eduardo Leite ha tomado las riendas de uno de los bufetes más grandes del mundo, fundado en Chicago, con 5.800 abogados y el que más facturó en el mundo en 2009, un total de 1.630 millones de euros.

Es el primer latinoamericano que llega a la presidencia. Sustituyó al estadounidense John Conroy –ver entrevista en EXPANSIÓN- que estuvo seis años en la presidencia. Leite representa el poder emergente de los países BRIC’s y de Brasil en particular. Antes de dar el salto global, dirigía la oficina de la firma en el país sudamericano y la práctica global de Energía del bufete.
[foto de la noticia]

Enric J. Friedman. Socio director global de Skadden, Arps, Slate, Meagher & Flom. Asumió el puesto de primer ejecutivo de este bufete estadounidense, el segundo que más facturó en el mundo en 2009 con 1.622 millones de euros y el único de los diez que no tiene sede en España, en abril de 2009. Friedman es un abogado reconocido internacionalmente especializado en fusiones y adquisiciones y finanzas corporativas. 

Un ‘rainmaker’ en toda regla. Por sus manos han pasado algunos de los asesoramientos de importantes transacciones financieras para Citigroup o Nasdaq o para diversas compañías tecnológicas. Es uno de mejores abogados de Estados Unidos según Chambers USA y Best Lawyers.

[foto de la noticia]

Sir Nigel Knowles. CEO y socio director global de DLA Piper. Es el único de los diez que ostenta el cargo de Sir o caballero británico. Dirige desde 1996 un bufete angloamericano fruto de la fusión en 2005 del británico DLA y los estadounidenses Piper Rudnick y Gray Cary Ware, que da empleo a 7.500 empleados en 67 oficinas de 29 países y que facturó en 2009, 1.473 millones de euros, sumando sus dos sociedades separadas con sedes en Londres y Nueva York. 

En 2004 fue nombrado presidente del Managing Partners' Forum y en 2008 presidente de una alianza del sector jurídico, comprometida con la lucha contra el cambio climático.

[foto de la noticia]

David Childs. Socio director global de Clifford Chance. Está al frente desde 2006 de una de las grandes firmas del ‘Magic Circle’ de Londres, con 7.200 empleados, 29 oficinas en 20 países y una facturación en 2009-2010 de 1.411 millones de euros, el de mayor volumen de negocio en Reino Unido en el último ejercicio.

En 2009 fue reelegido para un segundo mandato que terminará en 2014. Childs –ver entrevista en ExpansiónPro en Orbyt.-, con una experiencia de más de 30 años, está especializado en Corporate Finance, y particularmente en Fusiones y Adquiciones (M&A). Entró en Clifford Chance como júnior y es socio desde 1981. Childs lideró la práctica global Mercantil desde finales de los 90 hasta 2005.

[foto de la noticia]

Robert M. Dell. Presidente del Comité Ejecutivo y socio director Latham & Watkins. Bajo su mandato iniciado en 1994, que desempeña desde la oficina de San Francisco, la firma estadounidense ha llevado a cabo una importante expansión, pasando de tener 598 a 2.000 abogados y de 11 a 30 oficinas en todo el mundo.

En 2009 facturó 1.406 millones de euros. Como presidente de Latham, Dell ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo del programa pro bono de la firma, convirtiéndola en uno de los mayores proveedores de servicios desinteresados a la sociedad en el mundo, aportando el equivalente a más de 100 millones de dólares en horas pro bono en 2009.

[foto de la noticia]

Simon Davies. Socio director global de Linklaters. Ha desarrollado toda su carrera en el bufete inglés, con 26 oficinas en el mundo y que en 2009/2010 fue el segundo que más facturó en Reino Unido con 1.391 millones de euros. 

Empezó en Londres, pero en 1995 se instaló en Hong-Kong y en Tokio, hasta que alcanzó la dirección de la firma en Asia (2003-2007). Socio con tan sólo 31 años, en 2008 dio el salto a la dirección global con apenas 40 años, el más joven de cualquier gran firma jurídica del mundo. Davies -ver entrevista en EXPANSIÓN- es especialista en finanzas internacionales y fusiones y adquisiciones (M&A).

[foto de la noticia]

Ted Burke. Socio director global de Freshfields, Bruckhaus Deringer. Entró como socio en la firma del ‘Magic Circle’ en 1998 procedente de Milbank, Tweed, Hadley & McCloy y antes de acceder este año a la dirección global, fue el socio director del despacho en Estados Unidos. 

Es socio del grupo global de energía e infraestructura de la firma y está especializado en varias áreas dentro de financiero y mercantil, con especial enfoque en el sector de la energía. Recientemente ha asesorado a diversas compañías como Arclight Capital, BTU Ventures, Arclight Capital o JP Morgan Chase.

[foto de la noticia]

Wim Dejongue. Socio director global de Allen & Overy. Este abogado belga que habla cinco idiomas, dirige desde 2008 uno de los bufetes del ‘Magic Circle’ ingles con oficinas en 26 países del mundo y que en 2009/2010 facturó 1.239 millones de euros. Con anterioridad estaba al frente de la práctica de Mercantil de la firma. 

Es especialista en fusiones y adquisiciones y ha asesorado algunas de las operaciones empresariales más importantes de Reino Unido. Antes de incorporarse a Allen & Overy fue el socio director del despacho belga Loeff Claeys Verbeke.

[foto de la noticia]

Steve Brogan. Socio director global de Jones Day. Este abogado estadounidense fue entre 1981 y 1983 asistente del subsecretario de Justicia de Estados Unidos. Posteriormente dirigió durante 13 años la oficina de Washington de Jones Day, una firma con 2.500 empleados y 32 oficinas en 15 países que en 2009 facturó 1.174 millones de euros. 

Brogan cuenta con una amplia trayectoria en litigios complejos, que incluye valores, banca, disputas por el control de empresas, investigación de actividades delictivas en empresas, responsabilidad por productos e investigaciones como asesor independiente.

[foto de la noticia]

Warren Gorrell. Socio co-director de Hogan Lovells. Como presidente del bufete norteamericano Hogan & Hartson fue uno de los dos artífices de la fusión trasantlántica, culminada el pasado mes de mayo, con la firma británica Lovells. 

Desde entonces codirige junto a David Harris la firma fruto de la unión, con 44 oficinas en 22 países del mundo y 4.000 empleados, combinando el ejercicio de la abogacía y la gestión de la firma. Su práctica es fundamentalmente transaccional, cubriendo diversas áreas y negocios y asesorando a empresas e instituciones en fusiones y adquisiciones (M&A), joint ventures y titulizaciones.

Españoles en lo más alto
Aunque no hay ningún español en la terna final de los 10 letrados que controlan la Abogacía mundial, tres españoles -Luis Comas, Antonio Garrigues Walker y Emilio Cuatrecasas- estarían probablemente en la lista si ampliáramos el número de posiciones.


De izq. a dcha.: Luis Comas, Antonio Garrigues y Emilio Cuatrecasas.
De izq. a dcha.: Luis Comas, Antonio Garrigues y Emilio Cuatrecasas.

Luis Comas, natural de Barcelona, es el director mundial del área Legal de Landwell-PwC, el despacho de abogados dependiente de la auditora PriceWaterhouse Coopers. Gestiona una firma donde trabajan más de 34.000 profesionales en más de 150 países.

Por su parte Antonio Garrigues Walker es probablemente el abogado español más conocido más allá de nuestras fronteras. Preside el bufete Garrigues, el más grande y con más volumen de negocios de Europa continental, y a pesar de que su presidencia no es ejecutiva, su carisma, su apellido y su trayectoria en la firma le otorgan una influencia incuestionable no sólo en nuestro país, sino en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos.

Por último, el tercer español podría ser Emilio Cuatrecasas. Está al timón como presidente ejecutivo del despacho ibérico Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, fundado en Barcelona por su abuelo en 1926, y que es el cuarto que más factura en Europa continental con oficinas en 23 ciudades del mundo.

En una segunda línea se encontrarían otros abogados españoles que, aunque en menor medida, también disfrutan de posiciones de gestión a nivel internacional como Juan Picón en DLA Piper, Ignacio Ojanguren y Alfonso Benavides en Clifford Chance, Luis Riesgo en Jones Day, Álvaro Sáinz en Herbert Smith o José María Balañá en Hogan Lovells (ver reportaje en EXPANSIÓN).
Noticias Relacionadas
ÚLTIMAS REFLEXIONES