miércoles, 25 de abril de 2012

LO PEQUEÑO SE HACE GRANDE

... el uso de PepsiCo de los restos fetales abortados en su...


Es poca cosa, pero todo lo grande tiene un principio. La semilla de mostaza que Jesucristo utilizó como signo de este símbolo "lo pequeño se hace grande" es el germen que puede cambiar el mundo. Al igual que el descubirmiento del germen, que infectaba a las parturientas, diagnosticada como "fiebre puerperal" (mitad del siglo XIX, Semmelweis), evitó que siguieran muriendo muchas mujeres a la hora de dar a luz, hoy puede ser cualquier pequeña iniciativa la causa del comienzo de un cambio de vida que motive el cambio de otras actitudes que ayudan a matar y aniquilar inocentes.

La semilla más pequeña, un grano de mostaza, se hace muy grande, hasta el punto que las aves construyen allí sus nidos. De la misma forma, tu pequeña e insignificante acción puede llegar muy lejos y cambiar un estilo de vida o parar una matanza que clama al cielo.

Les remito al post de eligelavida (ver aquí) donde se descubre lo que hacen muchas compañías con tal de aumentar sus beneficios sin importales consecuencias. Nacen muchos productos para mejorar la vida de los niños, como es el caso de Nestle, pero no miran cómo lo hacen ni las consecuencias que eso pueden representar.

Bueno, se trata de que piensen y reflexionen, no me extiendo más. Hay un producto, personalmente a mí me gusta mucho. Una de mis anécdotas de pequeño fue, con unos compañeros, tomarnos un bote de leche condesada la lechera (de la casa ahora, no sé antes, Nestlé) en el almacén del padre de uno de ellos. ¡Claro!, a escondidas. Aunque ahora padezco de azúcar, en mi casa lo consumen y yo a veces no aguanto la tentación.

Bien, mi primera acción será luchar porque en mi casa no entre ningún bote de leche condesada Nestlé. Hay una lista de productos de esta casa, los más vendidos (ver aquí), que posiblemente tendrán componentes de restos fetales, tal y como describe el post arriba enlazado.
ÚLTIMAS REFLEXIONES