domingo, 22 de junio de 2014

DICHOSA PORQUE HAS DADO TU VIDA POR LA DE TU HIJO



No me resisto a publicar este hermoso testimonio que cumple textualmente las Palabras que Jesús pronunció al proclamar dichoso aquel que da la vida por otro. Es el hermoso testimonio de esta mujer donde sobran las palabras y queda la vida bañada de amor y de entrega. Hago silencio y les dejo con el testimonio.

El 13 de junio de 2012 murió Chiara Corbella Petrillo, y su caso y su testimonio conmovieron Italia y, en el mundo de la comunicación global, también al mundo entero. A esta joven romana de 28 años le detectaron un tumor en la lengua en el quinto mes de embarazo, pero se negó a cualquier tratamiento que pusiese en peligro la vida de su hijo. El precio era la suya. Francesco nació sano y feliz el 30 de mayo de 2011, y sólo entonces su madre empezó el tratamiento, que retrasó un año el momento fatal.

"Voy al cielo a cuidar a María y a Davide [dos gemelos que nacieron de un embarazo anterior con graves malformaciones y murieron al poco tiempo]; tú, quédate con papá. Yo rezaré por vosotros desde allá", le decía Chiara a su pequeño en la carta que dejó para él. Leer más...
ÚLTIMAS REFLEXIONES